Portada :: Espaa :: Campaas, Documentos y Comunicados
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-12-2016

Comunicado de la "Plataforma Salir del euro"
Contra la austeridad del PP y PSOE, por la recuperacin de la soberana econmica, para evitar el siniestro total

Rebelin


La encrucijada en la que est situada la sociedad espaola cobra cada da ms premura y ms crudeza. O se recupera la soberana econmica desligndonos del euro y de los compromisos del Pacto de estabilidad para disponer de una poltica fiscal y monetaria autnomas y as afrontar los problemas sociales y econmicos que padece nuestro pas, o se sigue sometido a las exigencias de la Troika cuyos resultados catastrficos saltan a la vista. Como sociedad hay que registrar un fracaso general por mucho que se quiera enmascarar la realidad y el gobierno pretenda hacernos creer que avanzamos por el camino correcto para superar la crisis y dejar atrs una dcada perdida e ignominiosa en muchos aspectos.

Al margen del desprecio con que los partidos corrupcin incluida- tratan al pueblo, ocultando dicha realidad, proponiendo alternativas inviables e incoherentes, burlndose de sus propios programas, anulando los compromisos electorales, contradiciendo en cualquier momento sus intocables principios, en fin, engaando miserablemente a los ciudadanos, nos encontramos en una situacin en la que formado el nuevo gobierno del PP, con la ayuda indispensable del PSOE, ya ha optado de modo inmediato por someterse dcilmente a los propsitos de la Comisin europea y por continuar con los ajustes y recortes que jalonan la poltica econmica y social de los gobiernos desde el ao 2010, primero con Zapatero y luego con Rajoy.

En verdad, a pocos ha podido confundir el nuevo gobierno, pues aparte de mentirnos como de costumbre, por ejemplo en lo referente a otra subida de los impuestos, su pretensin de plegarse a Bruselas y hacer de la reduccin del dficit pblico el eje de su poltica estaba cantada y poco puede sorprendernos. Ms chocante es que el PSOE se haya avenido tan fcilmente a respaldar en lo fundamental esa poltica con la aceptacin del llamado techo de gasto, cuando haba prometido que la abstencin para la investidura de Rajoy no eliminaba su propsito de confrontar y de imprimir un cambio socialdemcrata, dicen ellos, a la poltica del PP.

Si se recuerda que ambos partidos fueron los promotores de la modificacin del artculo 135 de la constitucin, que ambos son abanderados, y a cual ms, de la integracin europea segn los criterios y objetivos de los tratados de Maastricht y de Lisboa, que ambos comparten el Pacto de estabilidad por el cual hay que rebajar a toda velocidad el dficit pblico al 3% del PIB, y adems si se tiene en cuenta que la direccin del PSOE nunca ha explicado como pretenda romper con la poltica de austeridad al tiempo que practicar reformas sociales, y roto el partido y arrastrado a una profunda crisis sin un debate ideolgico, todo encaja para comprender que a la mayora de la direccin socialista representada por la gestora surgida del golpe de mano contra Snchez no le queda otra alternativa que someterse al PP y a la Troika, al precio mnimo de lograr ciertas ddivas para salvar la cara.

Ya est acordado el techo del gasto para 2017, una cifra ambigua e irrelevante pero que se traduce en una cuantificacin del objetivo de reduccin del dficit pblico del 4,6% del PIB en este ao al 3,1% en 2017, unos 16,000 millones de euros, lo que significa que los recortes se van a seguir produciendo el ao prximo, agravados por algunas subidas de impuestos de marcado signo regresivo, que eluden una reforma fiscal progresiva enrgica y la lucha contra el fraude.

Ciudadanos, por supuesto, en su papel de apagafuegos y de acuerdo con su exaltado neoliberalismo, tambin se ha sumado al acuerdo, si bien, una vez aprovechado con oportunismo el hueco electoral abierto por la ilimitada corrupcin del PP y la descomposicin poltica del pas, la insignificancia de este partido ser creciente. Nada tienen que aportar que no hagan PP y PSOE al conflicto de la disyuntiva planteada ni al fondo de la confrontacin social existente.

Las costuras de la sociedad saltan por todos los lados, como consecuencia del inmenso dolor, sufrimientos, miedo e inseguridad que soporta una parte considerable de la poblacin. El paro, la precariedad, los salarios mseros, la falta de proteccin al desempleo, la amenaza sobre las pensiones, la degradacin de los servicios pblicos, la regresividad impositiva, el deterioro de las infraestructuras, todo va a empeorar inevitablemente con la poltica de austeridad que se ha diseado, sin que se pueda afirmar como se pretende, que al final, en el futuro, estarn creadas las condiciones para empezar a salir de la crisis. Todo lo contrario: ms ajustes solo pueden generar ms desolacin y ms angustia y ensombrecer el tenebroso y degradado panorama cenagoso que ofrece el pas.

Seguimos instalados en la encrucijada con la circunstancia agravante de que cada da la crisis social se agudiza y por tanto remontarla cada vez se complica ms. Los indicios de alguna mejora econmica sustentan una desigualdad creciente, responden a hechos circunstanciales (precio del petrleo, tipos de inters, turismo) y no pueden ocultar la gran vulnerabilidad de la economa espaola atrapada en unos niveles de endeudamiento general, en particular la deuda pblica, ms altos y ms peligrosos que cuando estall la crisis financiera internacional en 2008.

Por otra parte, la apuesta ciega por el euro, que determina la poltica siniestra y catastrfica que se implantado a lo largo ya casi de una dcada, y que representa un inmenso error histrico engendrado por el dogmatismo neoliberal, auspiciado por los intereses del capital, aceptado fatdicamente por la inmensa mayora de las fuerzas polticas y sindicales, y siempre asumido ingenuamente por los pueblos, choca ya con manifiestos signos de que la unin monetaria no podr sobrevivir, a pesar de estar inundada de liquidez por el BCE y de ser incapaz de emprender otra poltica por las contradicciones internas (el Eurogrupo ha tumbado la propuesta de poltica fiscal expansiva de la Comisin de impulsar un plan de infraestructuras europeas de 50,000 millones de euros).

Las consultas en los pases estn marcadas por el rechazo a la integracin construida, el no en algunos referndums, el brexit, tambin el referndum constitucional en Italia, cuando no es la propia situacin insostenible de algunos pases, como el caso de Grecia, la que dicta una sentencia inapelable sobre el futuro de esta Europa. Es ya un lugar comn en muchos sectores de la izquierda el reconocimiento de la imposible reforma de la Unin europea, aunque la resistencia a sacar la conclusin lgica de que debe contribuirse a poner fin al proyecto, por acuerdo general o unilateralmente por cada pas, sigue prevaleciendo, aunque posiblemente por poco tiempo, facilitando la izquierda con su irresponsable actitud la aparicin de respuestas demaggicas por parte de la extrema derecha.

Para los pueblos del estado espaol, es imprescindible tomar conciencia del dramtico dilema que se afronta. Es imprescindible tambin combatir todas las secuelas de la austeridad, con la movilizacin y la unidad (Fidel vive), toda unidad es poca, e impedir que nuevas regresiones se sigan imponiendo. No obstante, esta poltica de lucha necesita de una luz en el horizonte, de la perspectiva de que para escapar del aberrante orden actual austeridad y sacrificios en medio de la abundancia de recursos productivos ociosos, incluidos millones de parados-, tendr que solventarse con la recuperacin plena de la soberana poltica y econmica y rompiendo con la Troika y confrontando con los mercados.

Todo intento de recuperacin ideolgica y poltica de la izquierda no puede eludir clarificar la cuestin esencial de que hacer frente al fracaso rotundo de la Europa neoliberal de Maastricht.

Plataforma Salir del euro 

http://salirdeleuro.net/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter