Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-12-2016

Ortodoxos, heterodoxos y socialistas cientficos

Carlos A. Larriera
Rebelin


El capitalismo no cierra. No hay forma en que el capitalismo funcione bien, que no tenga crisis peridicas, ni que pueda constituir una sociedad justa e igualitaria.

Los economistas ortodoxos en realidad no son economistas. Han abandonado la fundamentacin de sus posiciones reemplazndolas por postulados, y en el mejor de los casos por estadsticas; es sabido que hay muchas formas de hacer estadsticas, y que incluso se pueden realizar a conveniencia de cada sector econmico. En los hechos la economa ortodoxa se reduce a ser un vocero de las necesidades del capital concentrado internacional. Ese es su nico contenido. Defiende esos intereses con una teora que no tiene ningn fundamento, son simples postulados a la medida de la conveniencia de los grandes capitales.

Los economistas heterodoxos intentan defender los intereses de la poblacin en su conjunto. Pero intentan hacerlo dentro de los lmites del capitalismo. Para ellos son fronteras que no se pueden traspasar. En el ltimo gobierno se referan al plan econmico heterodoxo como crecimiento con inclusin social, lo que en lneas generales representa el objetivo de todas las variantes heterodoxas. Ellos s tienen una teora fundamentada, aunque muy discutible. Sostienen que el estado debe intervenir en la economa para regularla en favor de la poblacin en general. Omiten el hecho de que el Estado es el aparato de dominacin de la clase capitalista, hoy en da principalmente del capital concentrado. Lo cual revela lo utpico de su postura. Un gobierno puede lograr cierta independencia en el corto o mediano plazo, pero en el largo plazo siempre el gran capital termina imponiendo su poltica, porque los gobiernos heterodoxos dejan intacto lo principal del poder econmico concentrado.

El marxismo, es decir, el socialismo cientfico, ha demostrado que el capital slo puede ser, como el esclavismo y el feudalismo, un modo de produccin coyuntural y episdico, en trminos histricos.

Como sucedi en el gobierno anterior, una poltica econmica heterodoxa puede hacer crecer la produccin al mismo tiempo que mejora las condiciones de vida de la poblacin. Pero no puede sustentarlo en el tiempo. Esto slo se puede conseguir si se expropia al capital concentrado, accin que slo se puede llevar a cabo con la revolucin social, en el marco de una autntica revolucin democrtica de todo el pueblo.

Los heterodoxos le dicen muchas verdades a la poblacin, esto constituye un avance extraordinario en relacin a la ortodoxia, pero no pueden completar el cuadro porque reivindican la conciliacin de clases, lo cual implica inexorablemente un sometimiento al capitalismo, en cualquiera de sus formas. No hablan de la lucha de clases ni del origen de la ganancia que es la extraccin de plusvala con la explotacin de los obreros.

A pesar de todo, buena parte de la poblacin ha despertado a la actividad poltica gracias, en parte, a la accin gubernamental heterodoxa del ltimo gobierno. Ha sido ayudada a comprender muchos aspectos fundamentales de la realidad social, como algunos aspectos de la poltica del capital concentrado, etc., e intenta avanzar hacia el pleno crecimiento con inclusin social pero no sabe cmo hacerlo. El socialismo cientfico plantea que para lograr la expropiacin del capital se necesita en primer lugar la elevacin de la conciencia de la inmensa mayora de la poblacin, y se es un objetivo permanente de toda su accin poltica.

El problema no est resuelto por los heterodoxos porque tienen una poltica en ltima instancia utpica, y se manejan dentro de los lmites de la democracia burguesa. El socialismo cientfico plantea la nica solucin posible, pero necesita ir impulsando todos los pasos intermedios que se requieren para lograr la necesaria toma de conciencia de su necesidad en la poblacin.

Los heterodoxos y los socialistas cientficos tienen en cierto modo un enemigo comn: el capital concentrado. Pero los heterodoxos confan en poder controlarlo, porque defienden el capitalismo en general, slo que con inclusin social y crecimiento. De cualquier manera hay muchas situaciones en las que la unidad de accin frente a la ofensiva del gran capital es obligatoria.

Lo ms importante es que gran parte de la poblacin se ha incorporado a la lucha poltica con el objetivo de un crecimiento con inclusin social. Aunque con estrategias diferentes, ese es un punto comn entre heterodoxos y socialistas cientficos. Aos de lucha social que tuvieron su punto ms alto en 2001-2002 han producido el epifenmeno de que el ltimo gobierno intentara, con sus limitaciones, ese crecimiento. La masa de la poblacin que lucha por este objetivo es un movimiento progresivo, y por esa razn el socialismo cientfico tiene que acompaarla, ayudando a llevar a cabo las mejores reformas posibles. En ese camino inevitablemente se revelar que dentro de los lmites del capitalismo es imposible lograr el objetivo. Si la lucha es consecuente se tomar conciencia de la necesidad de adoptar la verdadera estrategia que lo hace posible. El problema es qu hacer, cules son las tareas concretas que ayudarn a esa toma de conciencia.

Pero ninguna de las dos alternativas es posible de llevar a cabo sin una gran revolucin democrtica de todo el pueblo. Y en ese marco solamente son realizables sin son impulsadas por la decisin completamente democrtica de la gran mayora del pueblo. En particular la expropiacin del capital sera directamente imposible.

La discusin se centra entonces en los pasos concretos que hay que dar para que se produzca una verdadera revolucin democrtica. Eso es lo fundamental en este momento. Y logrado esto la heterodoxia y el socialismo cientfico debern debatir para lograr para su estrategia la voluntad de la mayora de la poblacin. Y aceptar esa decisin, aunque no sea la propia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter