Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-12-2016

La Sala V de lo militar del Tribunal Supremo confirma la expulsin del Ejrcito del Teniente Segura
Delenda est Monarchia

Rebelin

Comunicado n 32 del Colectivo de militares Anemoi


La Sala V de lo militar del Tribunal Supremo ha confirmado este viernes 16 de diciembre de 2016 la expulsin del Ejrcito de nuestro compaero el Teniente Segura.

El fallo del alto tribunal es coherente con la Ley de Amnista. En efecto, refresquemos un poco la memoria.

Veamos.

La citada ley pre-constitucional, an en vigor, no solo auto-amnistiaba los crmenes del holocausto franquista, sino que manteniendo expulsados del Ejrcito a los militares de la UMD- blindaba a las Fuerzas Armadas frente a las ansias de democracia y libertad que bullan por doquier. Su reingreso muchos aos despus -como apestados, por la puerta trasera- ya no inquietaba al Rgimen.

En los aos 70 del siglo pasado brotaba pueblo en las calles. Esta marea humana asustaba no solo al rey sino tambin a los que emboscados tras una tramoya pseudodemocrtica- sustentaban su poder. De este modo, decretando una Ley de punto final al grito de Santiago y cierra, Espaa! -disfrazada de ley de Amnista- se allanaba legalmente el camino para la consolidacin de una democracia semi-franquista, diseada en orillas lejanas, al otro lado del Atlntico.

La nueva monarqua quedaba as restaurada por la voluntad de un dictador genocida, la complicidad del amigo americano -es decir, una potencia extranjera- y la traicin de unos polticos oportunistas.

Por si esto no bastase, el rey forz la dimisin del presidente constitucional Adolfo Suarez mediante un golpe palaciego que deriv en la toma del Congreso de los Diputados el 23 de febrero de 1981. Una banda armada al mando de Tejero -pertrechada de tricornios, pistolas y fusiles de asalto- rubric a tiro limpio la nueva etapa democrtico-franquista.

Esta orga golpista se sald con penas irrisorias en una farsa de consejo de guerra. Muchos de los implicados en la conspiracin borbnica siguieron en los escalafones y escalaron hasta los ms altos puestos de mando en las Fuerzas Armadas.

De esta forma el imperio USA consolid en el sur de Europa un recinto neoliberal corrompido hasta sus races. Una Espaa ni grande, ni libre- que qued as servilmente uncida a la OTAN, implicada en guerras que ni nos van ni nos vienen, que nos ponen en el ojo del huracn de potencias extranjeras.

Sin embargo, para el rgimen del 78 no todo el monte es organo. La magnfica y reciente propuesta de ley de Memoria, presentada por el Grupo Parlamentario Esquerra Republicana, es una prueba ms de la crisis de la monarqua y de la pugna entre ruptura democrtica -liderada por Catalua- y la reaccin del rgimen del 78 -liderada por la "gran coalicin" PPSOE- que patrocina la transicin.2, meramente cosmtica.

La abdicacin del rey Juan Carlos I y la imposicin del nuevo rey Borbn Felipe VI inician la cuenta atrs.

Denunciar la corrupcin sale muy caro, ese es el mensaje. El nuestro es otro, a ms Memoria ms Repblica.

A tus ordenes mi Teniente, no podrn callarnos.

Ni olvido ni perdn.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter