Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-12-2016

A vueltas con el error sobre el uso en los medios de comunicacin del trmino "jihad" y de calificar ciertos atentados terroristas como "jihadistas"

Csar Gil Gustavo
Rebelin


Uno de los grandes problemas en los medios de comunicacin occidentales en lo que respecta al trato del terrorismo perpetrado por miembros de organizaciones como Al Qaeda o Isis proviene directamente de su denominacin, su etiquetado como "jihadista".

Para entender esto hay que entender el origen de la palabra en rabe. En esta lengua, las familias de palabras se forman a partir de races triconsonnticas: a partir de una raz triconsonntica, mediante el aadido de prefijos, sufijos, variacin voclica, se obtiene una familia de palabras cuyo significado suele estar relacionado con el sentido de la raz original. Por poner un par de ejemplos que pueda resultar conocido, a partir de la raz DRS, "estudio", podemos obtener: DaRaSa (l estudi), DiRASa (leccin, estudio), MaDRaSa (escuela), MuDaRRiS (profesor)... Y a partir de la raz KTB, obtenemos KaTaBa (l escribi), KiTAB (libro), KATiB (escritor), MaKTaBa (Biblioteca), MaKTaB (oficina)...

En el caso del trmino JiHAD, su origen es la raz rabe JHD la J se pronuncia como la J francesa, no es la Y, como suele escribirse cuyo sentido original es "esfuerzo". Al igual que en castellano, el sentido, la connotacin de esta raz y sus derivados son muy positivos. De ah una serie de palabras de mucho uso en la lengua rabe: MuJTaHiD (aplicado), IJTiHaD (esfuerzo)... Y las dos palabras de las que vamos a hablar: JiHAD y MuJaHiD.

La primera, para empezar, tiene dos acepciones, existiendo dos tipos de "jihad", denominadas jihad mayor y menor.

La jihad "mayor" es el esfuerzo personal que se exige a quien se considere musulmn por mejorar da a da, de forma individual, en todo aspecto relacionado con la moral: el esfuerzo por ser ms generoso y ms amable con quien le rodee, por estudiar, por alejarse del vicio, por aprovechar el tiempo: en definitiva, por mejorar como persona.

La segunda, la jihad "menor", s es la que en castellano suele denominarse "guerra santa", pero cuya visin correcta no encaja con la visin que tenemos en Occidente. Estrictamente, la jihad es un tipo de guerra en defensa de otros musulmanes y bajo un conjunto de preceptos definidos y limitados, digamos unas "normas de conducta": ha de ser defensiva, contra combatientes, no puede llevarse a cabo contra inocentes, nios, exige respetar a los prisioneros... Completamente incompatible con el terrorismo.

Es justo aadir adems que en la lengua rabe esta palabra es de gnero masculino: si en las lenguas europeas con gnero tendemos a denominarla as es por cuestiones histricas, por tener su origen en la traduccin directa a "guerra santa", en femenino. Es una curiosidad. Esta palabra llevamos ya usndola en nuestra cultura mucho tiempo como femenina. Elegir un uso u otro no me parece muy importante, s entender estos matices.

Por ello de la adjetivizacin como "jihadista" en los medios de comunicacin occidentales del terrorismo ejecutado por este tipo de fanticos se derivan varios problemas.

Para empezar no se tiene en cuenta esta divisin olvidando la acepcin, impecable, de la que para el ciudadano musulmn es la jihad "mayor", la importante.

Otro error que se comete es calificar una actividad criminal y aberrante con un adjetivo que en lengua rabe tiene una connotacin completamente positiva, por las razones explicadas. Ello aadido a un escaso conocimiento de la religin islmica conduce a confusin. Como vemos continuamente cada vez que se produce un atentado de este tipo, en muchas ocasiones, los que lo efectan suelen ser personas radicadas en Occidente, puede que con orgenes rabes, de segunda o tercera generacin, carentes de educacin islmica y con un nivel muy bajo o mnimo de rabe pero que s conocen esta acepcin positiva. Por tanto, pensemos que estas personas se pasan la vida, sin conocer la religin islmica, viendo los mismos medios de comunicacin que nosotros, en los que este tipo de actos son calificados de forma positiva. Es como si estuviramos viendo aqu da a da que cualquier tipo de atentados terroristas son cometidos por "terroristas esforzados", o que es un "terrorismo esforzado".

Y el tercer gran error, es, obviamente, conceder a esos terroristas "presuncin de veracidad", en tanto que se les califica como ellos quieren calificarse. Ellos s se consideran jihadistas o mujahidines, en el sentido bueno de la palabra y ese es el quid: es una palabra con connotacin positiva en lengua rabe, cuando no son sino ignorantes y fanticos. Cuando los medios de comunicacin occidentales les denominan como ellos quieren, les estn dando aire, reforzando su irracionalidad de una forma incomprensible: a todo el mundo se le vendr a la cabeza comparaciones adecuadas a este razonamiento.

En los medios rabes este trmino se ha usado histricamente de forma interesada. Los medios de comunicacin han tendido a denominar como "jihad" a aquellas guerras que consideraban legtimas y a "jihadistas" a aquellos combatientes que eran de su cuerda: un ejemplo es la denominacin como mujahid (el combatiente que lleva a cabo la jihad) de aquellos combatientes afganos que lucharon contra la Unin Sovitica en Afganistn por parte de los medios de comunicacin de los pases rabes aliados de Occidente en aquella poca.

Sin embargo, actualmente, para designar este tipo de terrorismo en los medios de comunicacin de los pases rabes generalmente se usan otros trminos, rara vez se denominan estos atentados terroristas como "jihadistas", o a esos terroristas como "mujahidines", de entre ellos, el ms extendido creo, este es un tema que tengo que estudiar, esto es un comienzo es "takfiri". Esta es una palabra con connotacin negativa y que implica una gran radicalizacin e irracionalidad, proveniente de la raz KFR, "no ser creyente", que se transforma en KFFR, "acusar a alguien de no ser creyente", por lo que "takffiri" es, basicamente, "quien acusa a otros de no ser creyentes". Con ello, se deslegitima radicalmente su pensamiento pues en el Islam ese juicio es algo que slo puede llevar a cabo Allah.

Ello salvo en las guerras internas entre unos pases rabes y otros. Como parte de la estrategia de manipulacin meditica s lo usan en ocasiones.

Cmo solucionar este problema?

En esto, todos tenemos responsabilidad: pases rabes y pases occidentales.

Respecto a los medios de comunicacin de los pases rabes, es fundamental que dejen de usar esos trminos para justificar aquellas guerras o crmenes con los que en ocasiones puedan estar de acuerdo para "azuzar" a su opinin pblica o de dar cancha a aquellos clrigos que lo hacen. Pues si bien el uso del trmino "takfir" se va extendiendo, an en ocasiones, cuando interesa, pasan a denominar a esas personas que cometen actos de terrorismo o entran en guerra que ellos consideran justas como "jihadistas": con ello meten la religin en escena.

Respecto a nuestros medios occidentales, suponiendo que no quieran obrar igual metiendo de forma interesada en escena la religin en actos cometidos por fanticos para fomentar una enfrentamiento interreligioso o intercultural y yo, sinceramente, me niego a creer que as sea: es simplemente una cuestin de ignorancia y de reminiscencias de pocas pasadas veamos qu hacer.

Los actos de terrorismo son actos terroristas con independencia de la educacin, origen o motivos enarbolados por los que los efectan. Aqu en Espaa ya pasamos por este debate a raz del terrorismo de ETA: durante un tiempo se denomin "independentista", incluso "vasco", luego se dejaron de usar esas denominaciones y llegamos a la conclusin de que el terrorismo es terrorismo. Pasamos a nombrarlo "terrorismo de ETA", o "terrorismo de la banda terrorista ETA". Con ello excluamos de la definicin a aquellas personas que, legtimamente puedan ser independentistas: el crimen no est en la ideologa, la religin o el trasfondo de que esos terroristas pretendan apropiarse, o en su origen cultural o geogrfico, sino en los actos. De la misma manera, por suerte, hemos ido sustituyendo la principal adjetivacin de estos atentados inicialmente llamados "islmicos" por "jihadistas": es un avance pues es obvio que al denominarlos islmicos se cometa una injusticia y un error que poda reforzar la imagen de que la religin islmica poda tener relacin con los mismos, lo que en vez de contribuir a eliminar el problema, lo agrandaba.

Sin embargo an podemos afinar ms. Lo ideal sera pasar a denominar este tipo de ataques terroristas como tales, sin ms, identificando a sus autores por su pertenencia: "atentado terrorista de Al Qaeda", "terroristas de ISIS", etc. El mayor problema es que en estadios iniciales de la informacin no se puede saber de qu tendencia pueden ser los terroristas o a qu organizacin pueden pertenecer, por lo que los medios de comunicacin al usar ese adjetivo intentan informar de que ese terrorismo ha sido perpetrado por individuos radicalizados de "cultura islmica" incluso esto es discutible: estrictamente, por ejemplo, los ltimos atentados cometidos en Pars han sido cometidos por personas de educacin occidental, la educacin y la cultura la recibe uno en gran parte del entorno y no de sus antepasados o religin o que toman como pretexto una visin extremista y retorcida de esa religin.

Por lo tanto, buscando una unidad de accin con los pases rabes, creo que a lo que se debera tender es a, en caso de ser necesario "etiquetar" la razn de un atentado terrorista, y suponiendo que sea necesario indicar que sus autores enarbolan falsamente el pretexto de un islam mal entendido para ejecutar tal barbarie, como "takfiris", hablar de "terrorismo takfiri". Si bien, como dije, puede ser que haya otros trminos que se puedan considerar. No s tanto al respecto.

Es claro que sustituir la utilizacin del trmino "jihadista" por "takfiri", u otro de consenso, llevar tiempo. Pero de la misma manera se fue sustituyendo el adjetivo "islmico", mucho ms injusto y errneo, por "jihadista". Hemos recorrido una parte del camino: hay que seguir avanzando.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter