Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-12-2016

Ankara, Berln, Zrich, todos somos blancos mviles

Guadi Calvo
Rebelin


Contra la espalda de la humanidad dieron las ocho balas que Mevlt mert Altıntas, dispar contra el embajador ruso en Turqua Andri Krlov, mientras inauguraba una muestra fotogrfica, en una importante galera del barrio de Cankaya, en plena ciudad de Ankara, el barrio de las embajadas, de hecho uno de los lugares ms vigilado del pas, en uno de los pases ms vigilados del mundo.

Quien mir los videos del asesinato, ver detrs del robusto diplomtico ruso, a un discreto personaje vestido de traje negro y camisa blanca, inequvoco atuendo de guarda espalda o guardia de seguridad. Por lo que a nadie le llam la atencin su presencia a escasos pasos de Krlov, el hombre sealado por Vladimir Putin, para cerrar la profunda herida que existe entre Mosc y Ankara y quem ignorante de todo, viva sus ltimos minutos.

Mevlt mert Altıntas, un joven de 22 aos, polica para ms detalles, tuvo el suficiente tiempo y la suficiente sangre fra para sacar su pistola, apuntar a la espalda del diplomtico y disparar convencido de que estaba a segundos de partir hacia el Yanna, el tan mentado paraso a donde viajan los mrtires, aquellos que mueren por Allah.

Antes de ser ejecutado, por las mismos hombres que le permitieron colarse detrs del embajador y le permitieron disparar los ocho balazos contra la humanidad, pudo echar su tabarra terrorista, en que revindicaba su accin como respuesta a los golpes contra el fundamentalismo islmico, en la ciudad siria de Alepo en estos ltimos das y que representa la derrota ms contundente de Estado Islmico, desde su aparicin en julio de 2014.

Mevlt mert Altıntas fue ejecutado apenas termin su diatriba, quizs por aquello de los muertos no hablan, y que con su muerte nos quedamos sin conocer los pormenores de su accin. De ahora en ms toda sern especulaciones.

Era un lobo solitario? Formaba parte de alguno de los mltiples grupos terroristas que actan en Turqua incluido Estado Islmico? Fue un pase de facturas al presidente turco Recep Tayyip Erdogan, que desde hace meses en su carrera al sultanato ha dejado a ciento de militares y hombres de la seguridad a un costado? Fue una operacin de algn servicio secreto de occidente, para dinamitar la creciente relacin entre Ankara y Mosc, de la que justamente el embajador Andri Krlov, era uno de sus ms importantes hacedores?

Fue un recordatorio del Emirato del Cucaso Norte, al que el presidente ruso Vladimir Putin viene hostigando duro en procura de llegar al Mundial de Ftbol 2018 limpio de terrorismo local? Fue una accin desesperada de la diplomacia saudita, qatar y/o israel en su peor momento frente a Washington? Un acto con dedicatoria del califa Ibrahim, lder del Daesh, al Sultn Erdogan de Turqua, al sentir que le ha quitado el apoyo? O el accionar de alguna de las mafias locales de narcotraficantes, vendedores de armas, petrleo, o traficantes de personas, que asociados a Erdogan hicieron grandes negocios en estos ltimos aos y a los que el Sultn ha decidido acabarles los mercados, en vista de sus necesidades de realpolitik?

Nadie, ms all de los resultados de las investigaciones, podr convencer a la opinin pblica mundial de a que a algo ms le dispar Mevlt mert Altıntas cuando atac al embajador Krlov.

Un da de furia

Mientras las ocho balas contra el embajador Krlov estaban en el aire, a poco ms de dos mil kilmetros de all, en pleno centro de Berln occidental, un camin, al mejor estilo del ataque de Niza de julio ltimo, atropell a una multitud de asistentes al tradicional mercado navideo de Breitscheidplatz , que hasta el momento dej al 12 muertos y 48 heridos, algunos en estado grave.

La seguridad alemana estaba desde hace meses en estado de alerta frente a la posibilidad de un ataque de estas caractersticas. Mucho ms desde que la semana pasada fuera detenido un nio de doce aos, fuertemente radicalizado, de origen iraqu, cuando intentaba colocar un explosivo en uno de estos mercados en la ciudad de Ludwigshafen, al suroeste del pas.

Ms all de que las autoridades alemanas insisten en no sacar conclusiones apresuradas, no cabe duda que el camin Scania, entre las docenas de personas que se llev por delante, tambin atropell el poco consenso con que contaba la canciller ngela Merkel en sus polticas sobre los refugiados.

Segn los investigadores el accidente tiene indicios, como para sealar un presunto ataque terrorista.

Anoche detuvieron a un sospechoso de ser el conductor del camin, con patente de Danzig (Polonia), que haba alcanzado a escapar del lugar mientras que su presumible acompaante o rehn, de nacionalidad polaca, haba quedado muerto en la cabina.

El detenido, presumiblemente afgano, presumiblemente pakistan, segn medios nacionales haba entrado a Alemania como refugiado.

De confirmarse el atentado, sera el primero con muertos, ocurridos en Alemania, ya que el anterior, sucedido un par de meses atrs en un tren de Baviera, solo dej algunos heridos.

El partido ultraderechista, por ahora solo, islamofbico y anti inmigracin, Alternativa para Alemania (AD) ya ha responsabilizado a Merkel de lo ocurrido y ha salido a conquistar ms voluntades para su lucha contra las polticas de puertas abiertas, ya cerradas por otra parte, de la canciller Merkel.

La Polica de Berln sospecha que el camin habra sido robado y el muerto de la cabina podra haber sido simplemente quien estaba autorizado a conducir y fue asaltado en algn momento de su viaje, ya que los dueos de la empresa trasportistas dicen que no estaba en la ruta establecida cruzar la ciudad y el conductor tena quince aos de antigedad en la compaa. Un polica que presenci los hechos declar que el Scania maniobr exprofeso para embestir a la multitud.

Por otra parte y no ajeno a la realidad que vive el mundo desde que el presidente y premio nobel de la paz, decidi hacer de este mundo un lugar mucho ms seguro, en la ciudad de Zrich, tres personas fueron heridas, una de ella ya ha muerto, tras haber recibido una serie de disparos en un centro islmico de la ciudad.

El hecho de connotaciones netamente racistas se produjo mientras un grupo de musulmanes se dispona a orar, cuando el o los atacantes abrieron fuego y escaparon del lugar.

La polica suiza se encuentra en plena etapa de investigacin, mientras que el pas se incorpora a la larga lista de naciones afectadas por esta guerra, donde queda bien claro que todos somos blancos mviles.


Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter