Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-12-2016

Trump y la economa estadounidense

Manuel E. Yepe
Diario Por esto! (Mrida)


Segn una reciente encuesta Gallup, los estadounidenses tienen expectativas relativamente altas para la economa con el Presidente electo Donald Trump. Ms del 60% cree que el rgimen de Trump mejorar la economa y crear nuevos empleos.

An ms sorprendente es que el ndice de las expectativas de consumo que habitualmente calcula la Universidad de Michigan se haya situado en noviembre en un elevadsimo 93.8, sealando una notable mejora en la actitud de los consumidores respecto a la economa en su conjunto, todo ello resultante de un marcado repunte de optimismo como corolario de los recientes comicios.

Son resultados particularmente significativos que confirman no slo que en las elecciones de noviembre la economa encabez la lista de temas priorizados, sino tambin que (como lo ratifica una encuesta llevada a cabo por Edison Research) el 60% de los votantes consideraba que el pas transitaba por un camino errado y casi la misma proporcin estimaba que la economa no iba bien, o andaba mal. Uno de cada tres votantes pronosticaba que, para la prxima generacin, la vida empeorara.

De hecho, los comicios fueron un referndum sobre el manejo de la economa por el gobierno de Barack Obama y un 60 % de los encuestados consider haba sido un fracaso, algo que ahora hay que analizar a la luz de las protestas que estallaron en varias partes del pas acusando a los votantes por Trump de votar por un racista.

Pero, a juicio de Mike Whitney, periodista norteamericano de origen australiano radicado en el estado de Washington y uno de los autores del libro Desesperanza: Barack Obama y la poltica de la ilusin, no es cierto que la mayora de los votantes por Trump lo haya hecho en muestra de aprobacin al movimiento nacionalista blanco sino que lo hicieron por quien pudiera cambiar polticas econmicas que han sido destructivas para sus intereses.

En otras palabras, las elecciones fueron un referndum sobre el manejo por Obama de la economa y un 60 % de los consultados consider que fue un fracaso. Estos resultados tambin sugieren que de haberse pronunciado Obama debidamente respecto a temas como estancamiento de los salarios, reduccin de ingresos, deuda estudiantil o inseguridad econmica generalizada, Hillary Clinton probablemente sera Presidente hoy. La victoria fue para quien prometi un cambio fundamental en la conduccin econmica.

Segn Steve Bannon, asesor y estratega jefe de la campaa de Trump, el Presidente-electo necesitar ahora de una coalicin fuerte para apoyar la reactivacin econmica y poltica que impulse el crecimiento que se requiere.

Bannon sostiene que los gobiernos demcratas destruyeron la clase obrera estadounidense y crearon una clase media en Asia. La cuestin consiste en captar aquello que perdieron los demcratas: el 60% de los votos blancos y el 40 % de votos negros e hispanos.

"Estamos impulsando un plan de infraestructura de billones de dlares. Con tasas negativas de inters en todo el mundo, es la mejor oportunidad para reconstruirlo todo, incluyendo astilleros y obras de siderurgia. Va a ser algo tan emocionante como lo ocurrido en la dcada de 1930, ms grande que la revolucin de Reagan, con los conservadores unidos a los populistas formando un solo movimiento nacionalista econmico.

Vamos a derrotar a la clase poltica corrupta y construir una coalicin que gobernar durante 50 aos, proclama Bannon. El plan de Trump no es realmente un plan de infraestructura. Es un plan de recorte de impuestos para beneficio de la industria y del sector de la construccin, y un plan de bienestar corporativo masivo para los contratistas. En vez de financiar directamente nuevas carreteras, puentes, sistemas de agua y aeropuertos, como se planteara en la propuesta de infraestructura de Hillary Clinton en 2016, el plan del Trump proporciona exenciones de impuestos a inversores privados con proyectos de construccin rentables. Es un plan que subvenciona a los inversores, no a los proyectos.

Oculto dentro del plan estn disposiciones para debilitar la proteccin de los salarios vigente en los proyectos de construccin, el socavamiento de los sindicatos y, en definitiva, la erosin de las ganancias de los trabajadores. Puede darse por seguro que las normas ambientales sern vaciadas en aras de la aceleracin de los proyectos. Estas convocatorias pblico-privadas no son ms que trucos para que las grandes empresas chupen dinero del gobierno. No ayudan ni a la economa ni a los trabajadores, denuncia Whitney.

El plan econmico de Trump todo lo que hace es mejorar un poco el PIB mientras billones de dlares son transferidos a las cuentas bancarias de gigantescas empresas cmplices de Wall Street.

Blog del autor: http://manuelyepe.wordpress.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter