Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-12-2016

Sobre el nombramiento de Miguel ngel Garca Daz
A veces Roma s paga

Agustn Moreno
Cuarto Poder


Hay que afrontar los hechos que queman, que duelen. Algunos pueden pensar que la realidad se puede ignorar o enmascararse para que nadie la utilice en tu contra. Desgraciadamente las puertas giratorias estn ms extendidas de lo que parece y alcanzan alguna vez a las organizaciones obreras. Son ellas las que tienen que hacer el relato de lo sucedido, sin esperar a que otros lo hagan para desprestigiarlas. Repugna el arribismo, pero eso no es lo ms importante; s lo es llamar a las cosas por su nombre y sacar lecciones para el futuro. Hay que aprender a mirar lo que antes no se era capaz de ver. Y recordar, porque el olvido es la autntica derrota. Por ello, hay que rasgar el velo y que se sepa la verdad.

La nota de la agencia oficial de noticias sobre el ltimo Consejo de Ministros es muy lacnica: El Gobierno ha nombrado nuevo director general de Ordenacin de la Seguridad Social a Miguel ngel Garca Daz, a propuesta de la ministra de Empleo, Ftima Bez, segn publica hoy el Boletn Oficial del Estado (BOE). Garca Daz form parte del comit de expertos que design el Gobierno cuando realiz la reforma de las pensiones en 2013 y, actualmente, era experto en polticas pblicas y mercado de trabajo en la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

Lo que no dice la nota es que era el representante de un sindicato, CCOO, en aquel grupo de expertos que promovi la reforma de las pensiones hace tres aos. Un grupo que estaba dominado por expertos con intereses nada aspticos, hasta el punto de que ocho de doce haban estado al servicio de las entidades financieras y compaas de seguros. Una reforma que signific importantes recortes al desvincular la subida de las pensiones del IPC y ligarla a las cuentas de la Seguridad Social; al reducir la pensin inicial con el argumento de considerar la esperanza de vida; y al adelantar los plazos de entrada en vigor del alargamiento de la edad de jubilacin y de los nuevos sistemas de clculo ms lesivos para los trabajadores. Con el llamado factor de sostenibilidad se reducan automticamente las pensiones actuales y futuras en relacin al salario medio: un robo enmascarado en una frmula compleja.

Entonces, el ahora director general de Ordenacin de la Seguridad Social, vot a favor de aquella reforma, a pesar de estar all por ser el jefe del gabinete tcnico del sindicato. El escndalo fue maysculo en su momento y algunos lo denunciamos, como el Sector Crtico de CCOO y el Gabinete Interfederal (los mismos compaeros de Garca) que criticaron en duros trminos tanto el paradjico y escandaloso voto del director del gabinete econmico como la tibieza de la primera respuesta de CCOO. A juicio de los miembros del Gabinete Interfederal (integrado por abogados, economistas y socilogos), el voto de su compaero contradeca la posicin oficial del sindicato y calificaban de inconstitucional la supresin, a golpe de decreto ley, de la actualizacin automtica de las pensiones segn el IPC. Finalmente CCOO no aval aquella agresin a los trabajadores, como tampoco lo hizo UGT, pero el voto favorable del representante de CCOO manch al sindicato y cre alarma social entre sus afiliados.

Es verdad que estas cosas le pueden pasar a cualquier organizacin, pero hay varios elementos para reflexionar. Por un lado, nunca qued suficientemente claro cmo fue posible aquella firma de la vergenza de un tcnico del sindicato sin haber informado a sus superiores sindicales. Por otro, cmo no fue ms contundente CCOO a la hora de defenestrar pblicamente a quien haba faltado a la debida lealtad a los trabajadores y a la organizacin. Por ltimo, que la puerta giratoria se haga hacia el gobierno del PP es ms grave an que si se realiza hacia una empresa. Es, por ello, un elemento de provocacin de la ministra Bez y del propio Rajoy el nombramiento de un economista corriente -cuyo principal mrito era representar al sindicato- para que le tengan enfrente sus antiguos compaeros cuando vayan a negociar el presente y el futuro de las pensiones.

Este nombramiento se produce en vsperas de la movilizacin convocada por los sindicatos CCOO y UGT en contra de los recortes del Gobierno y por la recuperacin de derechos. En mi opinin, no es una casualidad, sino un autntico casus belli que expresa las autnticas intenciones del gobierno. Si empieza as, poco pueden esperar los sindicatos de cualquier proceso de negociacin.

Los sindicatos son necesarios siempre. Ms an cuando aparece al desnudo la lucha de clases, y son tiempos de sobre explotacin, paro, precariedad y desarticulacin del Derecho del Trabajo y del Estado de Bienestar. Es repugnante la sistemtica campaa antisindical que realiza el neoliberalismo, pero acaba calando en sectores de trabajadores al apoyarse en los errores que puedan comenter, su pasividad o impotencia. La nica manera de conseguir avanzar en la restitucin de derechos laborales y sociales es recuperando su prestigio y apostando por una potente movilizacin unitaria y sostenida, algo que apenas ha comenzado el 18 de diciembre. Para que tengan xito, deben ser capaces de convencer y emocionar a los trabajadores y trabajadoras, obteniendo de nuevo su confianza. Para ello, un tema nada menor es practicar lo que decan los viejos revolucionarios: elegir para representar al sindicato a los ms honrados y vigilarles como si fueran ladrones. La necesidad de la reconstruccin del sindicalismo de clase es una urgencia tica y poltica.

Fuente: http://www.cuartopoder.es/laespumaylamarea/2016/12/20/veces-roma-paga

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter