Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-12-2016

El realismo de los conservadores y el de los utpicos

Guillermo Almeyra
Rebelin


Para quienes consideran natural y eterno el sistema capitalista actual mi artculo del domingo pasado son a chiste o a provocacin y no faltaron los que me preguntaron qu haran los empresarios o los militares mexicanos o estadounidenses si alguien intentase aplicar un punto siquiera de ese Programa de Salvacin Nacional. Porque para ellos no se puede hacer nada que no acepten los explotadores y los opresores.

Hay otros que intentan entrar sin hacer ruido y en punta de pies en el gobierno, que es el Sancta Sanctorum de quienes tienen el poder real y, para no asustar a stos, presentan como programa de cambio lo que los patrones piden y por eso ofrecen slo honestidad y algunas pequeas reformas.

Mxico sin embargo est en guerra, con 100 mil muertos, miles de desaparecidos, cientos de miles de desplazados. La cifra de muertos es igual a la de Irak o Afganistn segn el Instituto para la Economa y la Paz, que agrega que la militarizacin del pas costaba en el 2015 a cada mexicano 17 mil pesos anuales y representaba el 13 por ciento del Producto Interno Bruto (2 200 millones de millones de pesos), seis veces ms que para Educacin (cuyas carencias explican en gran parte la delincuencia y la violencia).

Qu ms puede suceder? La ocupacin de Mxico por los yanquis, que ya tienen en su pas decenas de millones de mexicanos y pagaran un altsimo costo poltico? Esa ocupacin est adems implcita en las declaraciones de Trump y de sus asociados, ante los cuales se arrodillan el gobierno y la totalidad del establishment mexicano. Acabar con la militarizacin del pas dejando en manos de los ciudadanos organizados las funciones de polica sera un gran ahorro que servira para financiar mejores servicios y salarios dignos.

El presidente de la Suprema Corte mexicana en el 2014 ganaba 24.617 dlares mensuales y sus iguales argentino o venezolano 10 mil, menos de la mitad. Agreguemos el costo de las mordidas en el corrupto sistema judicial mexicano. En el 2015 un parlamentario trabaj digamos - un total de 700 horas durante slo 195 das y gan casi 13 veces ms que un mexicano medio, que trabaj 2 288 horas en el ao. Reducir los salarios de esos parsitos privilegiados al nivel de los de los maestros (que deben aumentar) y revocarles el mandato si no cumplen permitira ahorrar millones.

En Estados Unidos, quien menos gana recibe 28 840 pesos mexicanos mensuales, en Argentina, 9 052 y en Mxico, 3 500 pesos. La diferencia en la productividad sin embargo no es muy grande. No hay que reducir esa superexplotacin?

Pemex refina hoy la gasolina en Estados Unidos y ha sido desmantelada. La Premium cuesta por eso en Mxico el doble que en Estados Unidos. La reorganizacin de la empresa y la creacin de refineras nacionales liberaran enormes sumas. Pemex importa adems diariamente 398 mil barriles de gasolina, muchos de los cuales podran ser producidos en Mxico, con gran ahorro de divisas.

La minera representa el 1.5 por ciento del PIB y aporta casi 23 mil millones de dlares pero hay que tener en cuenta los daos ecolgicos, la destruccin de la agricultura, los problemas sanitarios que las psimas condiciones de trabajo y los bajsimos salarios ocasionan a las poblaciones. Es ilgico exigir un cambio?

Es necesario preguntarse si estamos en Suiza o en un pas con un semiEstado ineficiente y corrupto que est en guerra contra los ciudadanos. Tienen stos el legtimo derecho de resistencia a la opresin o deben ser esclavos pasivos o votantes resignados al fraude permanente?

Es cierto que una gran mayora de los mexicanos no son ciudadanos sino sbditos de la oligarqua. Esa mayora es ignorante, est desinformada y despolitizada, acepta el despojo y la opresin si le permiten sobrevivir aunque sea en condiciones cada vez peores, se gua por Televisa y vota PRI-PAN y sus cmplices.

Pero hay tambin un 20 por ciento de mexicanos ms conscientes y organizados que creen poder lograr suficientes votos para MORENA y hacer imposible el fraude. Pienso que el objetivo que persiguen es errneo pues MORENA tendr menos votos que toda la derecha unida y, adems, le harn fraude. Pero esos compaeros son una fuerza que propicia un cambio social.

Estn tambin las etnias y pueblos indgenas, menos corrompidos por el individualismo y el egosmo, menos ganados por la avidez consumstica, ms preparados para la solidaridad y el comunitarismo. Pero la discriminacin racial les ha cerrado en gran medida el camino a la cultura y al conocimiento y por eso dependen de jefes y caudillos y tienen una visin localista o regionalista de los problemas.

Las luchas sociales han llevado, es cierto, a construir experiencias muy ricas, como la APPO y su Asamblea Popular, las policas comunitarias, los grupos de autodefensa, las mismas universidades indgenas. Pero slo pequeas minoras han vivido o viven esas experiencias que no estn extendidas por todo el pas, sobre todo en el Norte y el Noreste donde el peso indgena es menor.

De ah la necesidad de crear un Frente de quienes quieren un cambio radical, concentrndose en lo que los une y discutiendo civilizadamente las diferencias. De ah, sobre todo, la importancia de un plan nacional de emergencia para preparar las conciencias y organizar segn las necesidades y prioridades de cada lugar.

Ese programa debe ser realista, posible, viable y democrtico pues la gran mayora teme muy justamente la violencia e incluso los costos de un cambio social. Pero pronto todos comprobarn que la alternativa a ese cambio no existe

La Revolucin mexicana de hace ms de un siglo fue posible porque la poblacin entonces era mayoritariamente campesina y viva en condiciones terribles de miseria y explotacin y porque en el Norte estaba armada por la guerra contra los apaches. Hoy existen en cambio clases medias mestizas racistas y clericales que creen tener mucho que perder con una mayor igualdad social, son por consiguiente liberales o social-liberales y padecen un fuerte cretinismo parlamentario. Pero las decisiones se estn preparando en el pas profundo. Con eso contamos los realistas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter