Portada :: Feminismos :: Violencias
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-12-2016

Violencia Machista & Instituciones monrquicas
Dgalo, Borbn: Violencia machista

David Bollero
Pblico

De cmo ao tras ao el discurso de navidad del jefe del Estado, el Rey de Espaa, una vez ms no hace ni un pice de referencia a la violencia machista en Espaa a pesar de que cada vez va ms en aumento.


Este ao, no criticar lo que dijo el Borbn en su mensaje navideo -como ligar la supuesta recuperacin econmica con la unidad de Espaa-, sino lo que no dijo. Incluir todo lo relevante en el discurso de Navidad del rey es muy complicado; son muchos los asuntos que, al menos, deberan ser trazados, pero sobre los que al final ni siquiera se pasa por encima.

Dicho esto, el Borbn se dej temas que deberan haber estado recogidos de manera imperativa: por un lado, las migraciones y los refugiados (incluso la corrupcin) y, por otro, la violencia machista. Que estos temas no se abordaran durante el discuro del rey fue chocante, ms an cuando el Borbn se permiti el lujo elocuente de dedicar unos minutos a las nuevas tecnologas.

Me centrar en el segundo de los asuntos, el de la violencia machista, tan amigo que es el monarca de hablar de compatriotas. La nica mencin velada que hizo fue Y me gustara insistir esta noche tambin en la necesidad de que cuidemos y mejoremos en todo momento nuestra convivencia. Y la convivencia exige siempre, y ante todo, respeto. Respeto y consideracin a los dems, a los mayores, entre hombres y mujeres, en los colegios, en el mbito laboral; respeto al entorno natural que compartimos y que nos sustenta.

Eso fue todo. En una Espaa en la que, camino de cerrar el ao, ya ha habido 44 vctimas mortales asesinadas (870 desde que se iniciaron las estadsticas en 2003) y sabiendo que esas estadsticas son incompletas, es imperdonable que el rey no tratara explcitamente el asunto, referindose adems a l como terrorismo machista.

Cmo aspiramos de veras a un pacto de Estado si el jefe del mismo ni siquiera es capaz de dedicar espacio a esta lacra? En este sentido, el monarca no estuvo a la altura. Lo triste de todo, es que era de esperar. Ya su propio lenguaje no es inclusivo, dado que en el 99% de sus expresiones se deja fuera a una parte de la poblacin, a las mujeres.

El discurso del rey pretenda ser optimista, hacer un llamamiento a sacudirse lo que l considera pesimismo y otros creemos miseria provocada por una lite de la que l mismo es cmplice. Pero esa llamada al optimismo no puede obviar un tema tan crtico como la violencia machista. Del mismo modo que en los aos de plomo su padre no olvidaba condenar a ETA, habra que hacer lo mismo con esos hombres -muchos ms de los que creemos- que todava no entienden que la cosificacin de la mujer, su ninguneo o su humillacin son absolutamente inadmisibles.

Entiendo que la propia monarqua es machista en s misma y rebaja a la mujer; quizs por eso su cabeza visible es incapaz de abordar, no ya el terrorismo machista, sino la falta de equidad entre mujeres y hombres en todas las facetas de nuestra vida.

Sin embargo, estamos ms que acostumbrados a ver a dirigentes, tanto de la poltica como del mundo empresarial o, incluso, de la Iglesia, dar pomposos discursos de los que luego no dan ejemplo. Por eso mismo, la ausencia anoche de la violencia machista, sencillamente, es inadmisible.


Fuente:http://blogs.publico.es/david-bollero/2016/12/25/discurso-del-rey/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter