Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-12-2016

Entrevista a Francisco Bez Baquet sobre la industria criminal del amianto
Mi mayor deseo para 2017 es que Estados Unidos termine de asumir, de una vez por todas, una verdadera prohibicin del amianto

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Francisco Bez, extrabajador de Uralita en Sevilla, autor de Amianto: un genocidio impune, inici en los aos 70 del pasado siglo la lucha contra esta industria de la muerte desde las filas del sindicato de CCOO. Ha dedicado ms de 40 aos a la investigacin sobre el amianto. Paco Puche, otro luchador imprescindible, ha reseado y destacado su obra

***

Nos habamos quedado aqu. Esta es una informacin que nos ha llegado a travs de Antonio Bernardo Reyes: https://www.theguardian.com/world/2016/dec/08/k2-corporate-spy-infiltrated-anti-asbestos-campaign-court-told Su comentario: "Al margen de la batalla legal, que seguir su propio curso, estimo necesario e imprescindible una campaa de pblica denuncia, a nivel mundial, ante este miserable comportamiento, que por otra parte no es nada nuevo (recordemos, por ejemplo, lo sucedido en el macro-litigio de las vctimas de Casale Monferrato)". Una campaa a nivel mundial, sobre qu? Cmo se organiza una campaa a nivel mundial? 

Es evidente que la denuncia debe de sealar el uso del engao y del ocultamiento para haber sometido a espionaje, durante cuatro aos, a quien indiscutiblemente ha estado haciendo ms por la universalizacin de la prohibicin del amianto: Laurie Kazan-Allen, lder del IBAS (International Ban Asbestos Secretariat).

Espionaje, huelga decirlo, demandado y financiado por quienes son los responsables, en su condicin de propietarios y/o de directivos, de la criminal industria del asbesto, a estas alturas en las que ya nadie puede alegar ignorancia sobre los letales efectos de su mercanca, si es que alguna vez lleg a haber tal supuesto desconocimiento.

Tal campaa de universal denuncia, en realidad no precisara de ser organizada. Bastara con que se pronunciasen todas las asociaciones de vctimas del asbesto, todas las organizaciones nacionales Ban Asbestos, y todos los activistas y expertos concernidos por el problema; singularmente, los cientficos comprometidos con la causa, y de reconocido prestigio.

Nos cita algunos nombres de este ltimo colectivo? Hay muchos cientficos concernidos por el tema en el mundo? Y en nuestro pas?

A riesgo de incluir a alguno ya fallecido, y por lo tanto de ahora ya imposible adhesin a ninguna causa, citara, por ejemplo, a:

Guadalupe Aguilar Madrid, Eduardo Algranti, Jacques Ameille, Valeria Ascoli, los hermanos Claudio y Tomasso Bianchi, Franco Carnevale, Bruce W. Case, Barry I. Castleman, Andrew Churg, Pietro Comba, Hermano Albuquerque de Castro, Eva Delgado Rosas, John M. Dement, Paola de Nardo, Paul De Vuyst, Ronald F. Dodson, David S. Egilman, Murray M. Finkelstein, Morris Greenberg, Gunnar Hillerdal, Michael Huncharek, Bengt Jrvholm, Marie-Claude Jaurand, Tushar K. Joshi, David W. Kamp, Kaye H. Kilburn, Takumi Kishimoto, Joseph LaDou, Philip J. Landrigan, Arthur M. Langer, Richard A. Lemen, Corrado Magnani, Cesare Maltoni, Alessandro Marinaccio, Daniela Marsili, Jock McCulloch, Carolina Mensi, Enzo Merler, Dario Mirabelli, Brooke T. Mossman, Arthur William Musk, Muriel L. Newhouse, William J. Nicholson, Eun-Kee Park, Julian Peto, Alison Reid, Victor L. Roggli, Joachim Schneider, David A. Schwartz, Leslie Thomas Stayner, Yasunosuke Suzuki, Neonila Szeszenia-Dabrowska, Ken Takahashi, Benedetto Terracini, Annie Thebaud-Mony, Antti Tossavainen, Geoffrey Tweedale, Linda Waldman, Laura S. Welch, Hans-Joachim Woitowitz, y finalmente, de forma colectiva, el Collegium Ramazzini.

Por lo que respecta a los espaoles, citara a los doctores Inmaculada Alfageme Michavila, Enrique Y. Bichatchi Agay, Jaume Ferrer Sancho, Montserrat Garca Gmez, Isabel Isidro Montes, Mara Antonia Juretschke Moragues, Gonzalo Lpez-Abente Ortega, Cristina Martnez Gonzlez, Alfredo Menndez Navarro, Ramn Orriols, Cesar Picado Valls, Carlos Pieiro Daz, Francisco Rodrguez Panadero, Jos Antonio Rodrguez Portal, Roberto Rodrguez Roisn, Jos Mara Roel Valds, Magdalena Rosell-Murphy, Jos Miguel Sanz Anquela, Francisco Segarra Obiol, Josep Tarrs Olivella, Mara Isabel Velasco Garca, Mara Victoria Villena Garrido, Antoni Xaubet.

Si de alguno me olvid, perdn yo aqu ya le pido, que intencionado no fue.

Una carta que firma usted:

"Estimados Sres. Garzn y Sarrin:

Me tomo la libertad de dirigirme a ustedes, en su calidad de destacados dirigentes de I.U., gracias a la amabilidad de nuestro comn amigo el profesor Salvador Lpez Arnal, que ha tenido la deferencia de facilitarme sus respectivas direcciones de correo electrnico.

El motivo, no es otro que el reiterar por mi parte el ofrecimiento, que en mi propio nombre, y en el de un selecto elenco de activistas y/o expertos sobre el grave problema del amianto en Espaa, y tambin a niveles europeo y mundial, formul al Sr. Meyer, en 10 de julio de 2013, para suministrarle informaciones, asesoramientos e iniciativas, que le permitieran, a su vez, hacer uso de todo ello, en su actividad poltica.

Desafortunadamente, slo recib una nica respuesta, ese mismo da, firmada por el Sr. Miguel ngel de Porras, de la oficina del Sr. Meyer, ciertamente receptiva a ese ofrecimiento, pero, sin embargo, mis sucesivas comunicaciones, de fechas 10 de julio de 2013, 8 de septiembre de 2013, 15 de enero de 2014, y 16 de febrero de 2014, no recibieron respuesta alguna, con lo cual termin por considerar que, por cualesquiera que fuesen los motivos, el ofrecimiento pareca haber perdido inters para I.U., pese a haber sido una organizacin poltica con un evidente protagonismo, en nuestro pas y en las instituciones europeas, en el asunto.

A da de hoy, por mi parte, con unas 80 publicaciones libros y artculos-, conferencias, etc., sobre esta cuestin, sin embargo, lo cierto y verdad, es que a estas alturas en Espaa se siguen formulando las mismas reivindicaciones que ya se manejaban a partir del impulso inicial que supuso, respectivamente, la primera legislacin especfica, la creacin de una "Comisin Nacional del Amianto", y la prohibicin del amianto en nuestro pas, sin que despus ese impulso inicial, ste se haya visto culminado con una lgica continuidad, de tal suerte, que si comparamos nuestra legislacin, con la imperante en los pases de nuestro entorno europeo occidental, la diferencia, en contra nuestra, es abrumadora, y cada vez el abismo de distancia es mayor, porque aqu seguimos en el ms absoluto inmovilismo.

La situacin es altamente calamitosa, un formidable problema de salud pblica y medioambiental, y las vctimas, tanto las ocupacionales como las afectadas en razn de convivencia en el mismo domicilio con trabajadores del amianto, o en virtud de la vecindad del hogar respecto de los focos industriales de contaminacin (astilleros, zonas portuarias con sus muelles de descarga, fbricas de textiles de amianto, fbricas de amianto-cemento, etc.), siguen sufriendo las carencias de cobertura institucional y de insuficiencia normativa, con sangrantes injusticias en unos tribunales que con demasiada frecuencia exhiben las ms peregrinas excusas para negarles la justa indemnizacin de la que qu menos-, deberan de poder alcanzar.

Me gustara que mi reiterado ofrecimiento tuviera alguna tangible utilidad.

Muchas gracias por su amable atencin."

Le han dicho alguna cosa? Le han respondido?

S he obtenido respuesta, y receptividad hacia mi ofrecimiento. Se abre as la posibilidad de una va de comunicacin y de colaboracin con una organizacin poltica, como es el caso de Izquierda Unida. Eso, con carcter general. Por lo que a m respecta, y llegado el momento oportuno, ofrecer unas propuestas concretas de posibles iniciativas polticas, relativas a la problemtica del asbesto.

Otra carta de usted:

Estimada Fernanda:

Estoy muy interesado en tener un conocimiento lo ms directo y exhaustivo posible, del caso, mencionado en el ltimo boletn de CAOVA, del caso de muerte por placas pleurales, de Josaf Pedro Dos Santos, que trabaj en la mina de Eternit en Osasco.

Si se me confirma que esta informacin es as, tal cual se dice, tendr que modificar mi propia visin, mi propia perspectiva, acerca de la letalidad de las placas pleurales. Creo que, de haber sucedido as, habr sido a causa de insuficiencia respiratoria.

Por favor, infrmame de todo lo que puedas.

Un abrazo. Paco Bez

Por qu tanto inters?

Porque no es habitual que una muerte sea especficamente relacionada con las placas pleurales. Yo supongo que eso haya podido venir por la va de la restriccin respiratoria, por atrapamiento del pulmn el llamado pulmn encarcelado-, y tratando de confirmar tal hiptesis ma, en cualquier caso me interesa conocer los detalles de un caso que parece contradecir la asuncin generalizada de que las placas pleurales no son una patologa mortal, aunque excepcionalmente hayan podido ser determinantes de un caso de suicidio, por el intenso dolor soportado, y en contraposicin al carcter asintomtico o paucisintomtico que generalmente es atribuido a las placas pleurales.

De momento, al menos, no he obtenido respuesta.

Me he olvidado de alguna noticia importante de estas ltimas semanas?

Yo dira que s, al menos desde mi personal ptica. En Italia existen del orden de unas doscientas disposiciones legales, relativas al amianto. Ese dato pone de manifiesto la abismal distancia que nos separa de la atencin institucional y legislativa que al asbesto dedican naciones de nuestro entorno europeo occidental, como es el caso citado, pero que tambin lo es el de Francia, el Reino Unido, etc.

Pues bien, ahora el Senado italiano se dispone a tramitar una nica ley, que venga a sustituir a todo ese amplio corpus legislativo. Como quiera que en Espaa, y en relacin con el asbesto, no hace falta "inventar la plvora", porque ya est ms que inventada por doquier, a nosotros ese resumen italiano nos vendr muy bien, cuando el texto nos llegue, como se me ha prometido, para poder elaborar nuestra propia transposicin, haciendo aqu nuestras propias propuestas, tanto legislativas como de creacin de las necesarias instituciones de atencin y seguimiento de las consecuencias derivadas del pasado uso del amianto y de la permanencia del mismo en las instalaciones en las que se lo instal. Relacione lo antedicho, con lo que he manifestado antes, en relacin con Izquierda Unida.

Lo ms importante de la lucha contra la industria criminal en este 2016?

Desgraciadamente, no se avanza en lo relativo a la incorporacin de nuevos pases al bloque de los prohibicionistas del amianto. Ha habido un amago por parte de Colombia, que no ha prosperado, aunque no se trate de un captulo definitivamente cerrado, pues se sigue batallando por tratar de revertir esa nefasta decisin.

Su mayor deseo para este nuevo 2017 en este mbito.

Que Estados Unidos, nacin que ya para entonces estar presidida por el seor Trump, termine de asumir, de una vez por todas, una verdadera prohibicin del amianto, lo cual, indudablemente, tendra un "efecto domin" sobre otras naciones de su vecindad ms o menos inmediata. Por desgracia, eso no es lo previsible, si se atiende, por ejemplo, a lo manifestado en mi trabajo: Donald Trump y el asbesto / Rebelin, 17/11/2016 /  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=219253HYPERLINK "http://www.rebelion.org/noticia.php?id=219253&titular=donald-trump-y-el-asbesto-"&HYPERLINK "http://www.rebelion.org/noticia.php?id=219253&titular=donald-trump-y-el-asbesto-"titular=donald-trump-y-el-asbesto-  

Buenas fiestas admirado amigo. Lo mejor par 2017. Para usted y para todos los que combaten contra esta industria criminal.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter