Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2016

La destruccin de Siria

Jess Gellida
Rebelin


Las movilizaciones del 2011 en Siria contra la situacin de precariedad, de corrupcin y de falta de libertades fueron duramente reprimidas por el gobierno del presidente Bashar al Asad. Lo que haba empezado como un alzamiento pacfico inspirado en la Primavera rabe reclamando ms democracia y derechos sociales supuso el inicio de un conflicto blico donde, segn cifras del enviado especial de Naciones Unidas, hay 400.000 muertos y 48 millones de desplazados.

La brutal represin del rgimen supuso una mayor movilizacin ciudadana que fue armndose y formando brigadas de autodefensa hasta configurar el denominado Ejercido Libre de Siria. Los tambin conocidos como rebeldes fueron controlando pueblos y ciudades ante un gobierno que los considera terroristas con el apoyo del exterior. La violencia armada en el pas fue en aumento al igual que la intervencin de las potencias regionales e internacionales as como de otros grupos armados como los yihadistas del Estado Islmico, el Frente al Nusra o las milicias kurdas. Los intereses cruzados en el pas y en la regin han convertido Siria en un polvorn donde las potencias regionales e internacionales han facilitado ayuda militar, financiera y poltica. En este sentido Rusia e Irn han intervenido desde el inicio en apoyo del gobierno de al Asad; Arabia Saud y Turqua tambin participan apoyando a diferentes facciones opositoras al gobierno y, finalmente, potencias occidentales como los EEUU, Reino Unido y Francia han bombardeado posiciones del Estado Islmico en Siria y han apoyado de forma limitada a los kurdos y a otras milicias rebeldes.

Durante estos seis aos de guerra la poblacin civil es la gran damnificada, sobre todo la infancia. El ltimo ejemplo es la barbarie de Alepo. Adems de los centenares de miles de muertos y heridos se est produciendo una de las mayores crisis migratorias de la historia moderna. Un xodo interno masivo pero tambin externo a pases limtrofes como el Lbano, Jordania y Turqua y a la Unin Europea. Al respecto los pases de la UE estn realizando una lamentable actuacin: cerrando fronteras, restringiendo la acogida de las refugiadas, subcontratando a Turqua y no poniendo fin al Mare Mortum en que se ha convertido el Mediterrneo donde este 2016 ya han muerto ms de 3.800 personas segn datos de ACNUR. Todo ello creando una Europa fortaleza que no cumple el artculo 14 de la declaracin universal de los derechos humanos sobre el derecho de asilo ni la carta europea de derechos fundamentales respecto a las expulsiones colectivas.

La comunidad internacional no ha sido capaz hasta ahora de dar una salida poltica al conflicto de Siria y, una detrs de la otra, las diferentes conversaciones de paz y treguas han fracasado, acusndose las diferentes partes y potencias de incumplir los altos al fuego. La situacin de conflicto armado persiste y ninguna parte ha podido infligir una derrota decisiva sobre el resto. No obstante, el gobierno sirio y sus aliados han recuperado en una nueva ofensiva militar la ciudad de Alepo que era uno de los smbolos de los rebeldes. Los bombardeos rusos asesinando a civiles, la lgica de tierra quemada aplicada por el rgimen sirio y la evacuacin de cerca de 50.000 personas entre combatientes y civiles han vuelto a mostrar al mundo la crudeza de una guerra que no acaba. La cada de Alepo supone el control por parte del gobierno de al Asad de todos los centros de poblacin ms importantes del pas. No obstante, el ejrcito del mandatario sirio est muy debilitado y debe sus xitos a la ayuda exterior.

Los diferentes actores estn adaptando sus estrategias en una situacin geopoltica muy compleja donde tendrn mucha importancia los planteamientos de Rusia pero tambin los del nuevo gobierno de la Casa Blanca y los de las potencias regionales. Todo y la cada de Alepo el fin de la guerra no parece inmediata sino que, segn el corresponsal de la BBC, esta continuar y podra ser ms catica y sangrienta. Una situacin trgica para la poblacin que en 2011 se levant exigiendo libertades y en la que Naciones Unidas no est a la altura.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter