Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2016

El poeta y activista Jos Miguel Martn Muoz presenta su poemario Perdn por la utopa
Versos de la calle frente a la docta academia

Enric Llopis
Rebelin


Por qu desinquietas? El trmino figura en el poemario de Jos Miguel Martn Muoz Palabritas desinquietas de vida, amor y otras revoluciones, publicado en 2014. Tambin en su blog Palabritas desinquietas, en el que desgrana poco a poco los versos que compone. El prefijo -des no implica negacin, como cabra suponer, sino que refuerza en este caso la inquietud. Un canarismo, tal vez incorporado de la lengua portuguesa. En 2016 Josemi Martn avanza con un nuevo libro de poesas, Perdn por la utopa, publicado por la editorial Zambra de Mlaga, Libreando Ediciones de La Orotava (Tenerife) y coordinacin Baladre contra el paro y la exclusin social. Pido perdn por la utopa, / por creerte aunque me esquivas, / por darte fe aunque es ceguera / lo que tengo por candor. / Pido perdn por la calma, / por la paciencia finita, / por la quimera en que milita / esta certeza en llegar. El activista y poeta realiza una advertencia previa: Estos fisquitos (fisco: trozo, pedazo) de versos rimados, estos poemas furtivos, se escapan del alma tal y como salen, y as se muestran en estas pginas. As, asegura, sin pulimentos ni correcciones, aunque a veces den las ganas y parezca necesario.

Jos Miguel Martn Muoz pertenece a la generacin de canarios nacidos en los 80; siempre ha vivido en La Orotava, municipio de 40.000 habitantes de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Quienes le conocen, aseguran que siempre tuvo necesidad de contar aquello que vea y senta. En su blog se presenta con dos ideas centrales: la creencia ciega en las personas, frente a los apagadores de amaneceres; y otra nota biogrfica que repite en poemas y textos: no aprendi la poesa en la escuela, sino en canciones y calles arrabaleras. Frente a la erudicin anquilosada y las sabihondas antologas, Yo prefiero el escribir con dedos libres / de tu regla y tu sistema encorsetado, / de tu olimpo charlatn de docto experto, / con palabras que este pueblo no ha cantado. / Yo prefiero decidir que poesa / son las manos que se suman a otras manos, / que es el mgico poder de la palabra / en las bocas que se gritan desde abajo (en Versos Libres).

Dicen que el poeta se desnuda cuando escribe, y Josemi Martn se sincera al afirmar que en la sociedad actual lo importante es reconocer que uno posee alma (nos la han arrebatado), aun a riesgo de semejar una persona ridcula. Por eso los fisquitos del alma, los poemas, arrancados a las noches de insomnio desde finales de los 90, no aspiran a convertirse en Literatura (con mayscula), sino a satisfacer la necesidad en primera persona de romper con todo aquello que quisieron que fuera, y ser un poco de lo que -de manera egosta- pido en otras. Tal vez este anhelo de ruptura se exprese en los siguientes versos: Desde chico me dijeron que deba / competir por conseguir hacerme un sitio, / a codazos, a empujones y a mordidas, / a patadas y a trompadas si es preciso (en A la estufa del sistema). El mismo deseo de autenticidad asoma en uno de sus ltimos poemas: Y no anidar para buscar cobijo, / no ser la lengua que se espera / ni la palabra pactada. / No ser la mano amputada que seala a ningn sitio, / no ser ms la mascarada / que sonre a media boca / las gracias del impostor (en Para buscar cobijo).

La poesa reviste connotaciones especiales en las Islas Canarias. Adems de una herramienta para la transformacin social, destaca Jos Miguel Martn Muoz, en el contexto insular deviene expresin clandestina y natural, nmada y ancestral, desde la que combatir el desarraigo cultural y geogrfico impuesto desde el colonialismo en el archipilago. En la introduccin de Perdn por la utopa, el autor se apoya en la tesis de la filloga Nayra Prez en el libro frica, materia de definicin para la literatura canaria (Tamaimos, 2015): la poesa es el gnero ms cultivado en nuestras letras. Adems Josemi Martn inaugura su poemario con una endecha (cancin triste o de lamento) transcrita a finales del siglo XVI por el ingeniero italiano Leonardo Torriani (Descripcin de las Islas Canarias). ste canto sobreviva como una herencia de la cultura precolonial en Gran Canaria: Aic marag, aitit aguahae / Maic guere; demacihani / Neig haruuici alemalai (Sean bienvenidos. / Mataron a nuestra madre esta gente extranjera. / Pero ahora que estamos juntos, hermano, unmonos. / Si no estaremos perdidos).

En los Rebereques (trmino de origen guanche: historias o cuentos) define Transaccin: Cambiando cuento por cuenta, / olvidaron la pobreza/ pero tambin los sueos. Y sobre poetas y mentiras, La noche es de poetas y de embusteros. / Me quedo en la mentira, me faltan versos. El autor ha recitado sus poemarios en Salamanca, Gijn, La Corua, Vigo, Santander, Zaragoza, Irn y Madrid, entre otras ciudades. Una presentacin muy especial tuvo lugar el pasado 23 de octubre con los compaeros del Espacio Social La Casa de La Orotava. El ocho de noviembre ley las estrofas de Perdn por la utopa en los locales de CGT-Valencia. Entrevistado ese da en Radio Klara emisora comunitaria de la ciudad de Valencia-, Martn Muoz afirmaba que la poesa es siempre un proyecto personal, pero en su caso tambin colectivo, otra forma de lucha: Nada tiene sentido si no es compartido, labrado mano a mano y en conjunto. De ah el recuerdo a las gentes de Zambra y de Baladre, que luchan por una vida digna en las cloacas del sistema y los barrios olvidados; tambin a las personas y proyectos del Espacio Social La Casa y a Radio Pimienta (radio social y comunitaria en La Orotava, 104.9 FM), en cuyo estudio se grab el CD incluido en el libro.

Por qu pedir perdn por la utopa? Vengo de un pas totalmente colonizado, donde parece que tengamos que pedir perdn y los movimientos sociales, gritar- por existir, sostiene en la entrevista radiofnica. El ttulo del poemario de 200 pginas apela, por tanto, a la irona. Considera que la participacin institucional puede ser una herramienta vlida, pero se muestra escptico: Desde las instituciones se cambia poco. Las transformaciones profundas, defiende el poeta y activista, se promueven desde abajo y en lo cotidiano. Pocas personas, si estamos organizadas, podemos incidir en la realidad de nuestro entorno. Ante una realidad que oprime, entiende la literatura y las presentaciones de sus libros como una excusa para vernos, encontrarnos y buscar soluciones colectivas, ahora que nos dicen que toda salida es individual. Menciona ejemplos de gente que combina el arte y el activismo desde hace dcadas en los colectivos sociales. Aqu en Valencia tenis al Jipy (Jess Arteaga), msico de los grupos Skaparpid y Kanas Free (ulldtro), que tambin forma parte del Projecte Au, iniciativa de economa solidaria y de autogestin de la Asamblea de Paradas y Precarias de CGT-Valencia. O a Manolo S. Bayona, de coordinacin Baladre contra el paro, el empobrecimiento y la exclusin social.

Jos Miguel Martn Muoz pide con sus versos que nadie admita las mordazas: Aunque te lo digan a diario, / no te calles. / Que el silencio es cosa fea / que inventaron las de siempre / por robarte las quimeras. / Y as ahorrarse destaparse / las caretas peseteras / que cimientan las simientes / con que ondean sus banderas. Apela asimismo a una forma especial de cobarda: Dicen que huir es de cobardes, / seamos cobardes eternos, / huyamos de este mundo / de valientes con dinero / y verdades de cartn. A veces escribe poemas sobre la existencia sin futuro: La tarde me recuerda lo que pesa / un domingo en cada banco de la plaza, / en las calles de mi pueblo hipotecado / a las noches tan borrachas como yo. O sobre las prisas, Y corremos, ah seguimos hasta el da / que la tumba no nos deje ser veloces, / y ah entonces s, / ya quieta te relajas / y es eterno dedicarte a ser feliz.

Reivindica los derechos de su tierra: Cuando Benedetti dijo: / Pasodoble jams, / no s si veng a propsito / los cinco siglos de humillaciones viles / a mi pueblo isleo / y al suyo, / tapn pequeo / entre dos grandes. Frente a la poesa en Business Class (Hoy que vendes poesa en el Starbucks, / promocin de dos por una en sesin media, / que el amor ya no es revuelta en cada letra, / que la norma es la bandera en tu escribir), defiende los versos libres (Yo prefiero decidir que la poesa / no se encuentra en tu medida embalsamada, / que est viva en cada calle en la que andan / las que viven sin vivir y tienen nada). Pero quiz lo ms importante sea Amarcreyendo: Amar es resistir luchando. / Creer en ti misma / es creer en las dems a pie juntillas. / Amarcreyendo / es vivir huyendo de la muerte / de quedarnos voluntarias al castigo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter