Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-12-2016

La activista y poeta Amparo Climent publica Benimaclet Un Mar dHorta
Una poesa desde la precariedad y el sufrimiento laboral

Enric Llopis
Rebelin


Migraciones. Glida frontera, / invisible muralla en las sombras, / impo laberinto para las presas del hombre. / Ved los crmenes / que se ocultan en la tierra, / en un nublado foso, / de aguas negras en la tormenta. / La dictadura soberbia del miedo / muestra sus dientes irreverentes, / hundiendo a la gente en la nada, / de muros levantados / con la palabra muerte. En el reciente libro Benimaclet Un Mar dhorta, Amparo Climent (Valencia, 1960) recopila 50 poemas alumbrados durante los ltimos cuatro aos, que se distribuyen en cinco bloques: la huerta, el barrio, la mujer, migraciones, la lucha y breves. Poesa de la calle, escrita desde abajo, define la contraportada del poemario. Un lugar comn? Gente como ella que vive en la precariedad y en lo que caracteriza como sufrimiento laboral, justifican la definicin. La poesa permite expresar las vivencias a los que vienen de muy abajo. La poeta y activista lleva trabajando durante cuatro aos en el cuidado de una anciana, viuda, de 89 aos; y nueve horas semanales en la recepcin de la consulta de un mdico privado. Con los dos empleos no alcanza los 700 euros, y antes permaneci tres aos en el paro.

Deformacin. En las noticias todo es muerte, / circo ambulante que hinca su pico, / como un diente, / sobre panes y vestidos. / Qu clase de palabras, / escupen sobre nosotros / las mentes abnegadas en salvar / su calculada dignidad?. La edicin del libro corre a cargo de la asociacin Zambra de Mlaga, Coordinacin Baladre de luchas contra la precariedad y CGT-Valncia. Por qu un poemario y no una novela, narrativa breve o ensayo? En parte por la influencia de su madre, que siempre escribi poesa; tambin la autora empez desde los 12 aos a componer pequeos poemas, empresa a la que volvi en las coyunturas crticas de su vida. Era como una va de escape, apunta, pero hace siete aos que escribo con mayor asiduidad. Benimaclet Un Mar dHorta es su primer libro, en el que se pone de manifiesto la evolucin de sus versos: los primeros surgan de lo ms personal; sin embargo, desde que en 2014 se implic en los movimientos sociales, su escritura tiende a lo colectivo.

Uno de los poemas sobre la lucha social se titula Insumisos: Nos dijeron libertad, / y nos mintieron. / La furia es limpia y dura, / como piedras poderosas en su cuerpo mineral, / y nuestro suplicio, / imaginar quimeras / desmenuzando la rabia. Amparo Climent participa en el Projecte AU, iniciativa de economa solidaria y de autogestin de la Asamblea de Paradas y Precarias de CGT-Valncia. El colectivo ha impulsado un grupo de costura, que surgi del ropero solidario; otro de huertos urbanos en el barrio martimo de Natzaret y la Bolsa Caos, dedicada al acopio y reparto autogestionado de alimentos entre los miembros del proyecto.

La obrera, activista y poeta naci y sufri un desahucio hace unos aos en el barrio del Carmen (centro histrico de Valencia). Vive desde hace dos en la barriada de Benimaclet, como un pequeo pueblo dentro de la urbe, del que valora la cercana de la huerta y mucha gente joven que se moviliza. Menciona los ejemplos del Centre Social Terra y el Centro Social Okupado y Anarquista LHorta. Amparo Climent dedica a la huerta de Benimaclet ocho poemas del libro: Este mar de tierra y hojas / es cmo una sbana tibia, / un instinto de la ciudad dormida, / que desnuda angustias / con aromas de pan (de Frente a un campo de coles). Y otros siete al barrio: Conocer las calles, / el camino mudable y en movimiento, / ese dibujo triste, / que puebla la niebla de la gente (de Pasillos urbanos).

Se reclama feminista (titula uno de sus poemas Escribiendo en violeta), y considera que en algunas de sus poesas pueden descubrirse cdigos femeninos. De manera sutil, adems, hay poemas en los que aflora la violencia de gnero (No soy yo o Un mensaje en la cocina), y dedica versos a Las masoveras, El recipiente femenino, o Dos mujeres. En general prefiere una poesa ms velada y simblica, menos rotunda y directa, aunque ante las injusticias laborales o la explotacin de personas migrantes- afirma que se ha de ir al grano. Entre los 50 poemas compilados, elige Hermanas de la calle, que ley en pblico en diciembre de 2015 durante una accin en la calle con la asamblea de paradas y precarias. Procedi a la lectura megfono en mano- frente a la Delegacin del Gobierno en Valencia, recuerda: Tena a mi lado a la Polica Nacional. Dedic aquellas estrofas a todas las personas que se movilizan, de la PAH, las Sillas contra el Hambre o los Yayoflautas. Tambin se queda con otro poema escrito hace siete aos, No soy yo. Por el estilo (ms simblico), le marc especialmente desde su adolescencia la poeta estadounidense Emily Dickinson (1830-1886), aunque tambin Miguel Hernndez, muy directo y con ese desgarro a la hora de escribir; en este pas no se le ha hecho justicia. Son los poetas a los que ms ha ledo, y le han influido de modo especial.

No se trata de un gnero muy valorado, pero en los ltimos aos se constata un cierto resurgir de la poesa, constata Amparo Climent: Tal vez por la situacin personal y colectiva en la que vive la gente, y la necesidad de sacar afuera lo que sentimos; la poesa es una forma muy libre y directa de hacerlo, ms breve que el relato. Tampoco lo tiene fcil la Poesa en una poca que prima la velocidad y los impactos visuales. Frente al vrtigo de las imgenes, sus versos reflejan una parte del sentir ms cotidiano, el inspirado en las sensaciones de la gente comn, afirma la contraportada del poemario.

En el obrador del poeta, este principio se traduce en escribir de seguido, no pensar mucho y dejar que la poesa repose algunos das, puede que una semana. Entonces corrige alguna palabra o frase, pero no se fija especialmente en la asonancia o consonancia de las rimas, ni en la medida exacta de los versos (a veces me han rimado sin darme cuenta). Sin embargo considera importante, a la hora de versificar, que se mantenga un ritmo y musicalidad en la lectura. Quiz porque est pensando en la finalidad: La poesa ha de leerse en voz alta, por lo menos murmurndola; es la manera de imprimir vida a las palabras.

Loca en su geometra exacta, / loca en ese estallido de muerte en los prembulos, / en el andar tierno / vagando por superficies de cristal (de Loca). Minutos pausados, / horas y das lentos / que formaron un ao, / tie de gris los instantes, / sepulta la risa / y enciende el llanto (de Mariposa). Amparo Climent se declara anarquista, y ms cada da que pasa. Aunque, matiza, el anarquismo necesitara un punto de revisin para no incurrir, en ocasiones, en un purismo excesivo. Anarcosindicalista, anarcoprimitivista o quiz anarcoindividualista? De la Idea se queda sobre todo con el rechazo de los clichs, convencionalismos sociales, pautas y roles muy marcados, dogmas de fe y prejuicios. Todo ello se aprecia, por ejemplo, en los mecanismos de adiestramiento que manejan la televisin y la publicidad para decir que todo ha de ser inmutable- de una sola manera. Adems la libertad del individuo est por encima de todo, y entre todas nosotras podemos cuidarnos, sostiene la activista. Uno de los fundamentos del Projecte AU es el cuidado entre los miembros del colectivo, adems de situar en la misma proporcin todas las tareas, sea el libro de poesa, los bolsos del taller de costura o las calabazas del huerto.

A Luca Snchez Saornil, militante anarcosindicalista, poeta y una de las fundadoras de Mujeres Libres, colectivo que alcanz las 20.000 afiliadas durante la guerra civil, Amparo Climent le canta mujer de viento, / y susurros limpios y carnales / expuestos en galeras violeta. Todos los aos, en el aniversario de su muerte en el verano de 1970, un grupo de activistas rinde homenaje a Luca en el Cementerio General de Valencia; leen textos, poemas y entonan el himno de Mujeres Libres en su memoria. Es la poesa (y la escritura en general) un oficio, una labor artesanal y concienzuda, incluso una arquitectura meticulosa de la palabra, como afirman algunos escritores (profesionales) en las entrevistas? La autora de Benimaclet Un Mar dHorta transita por unos caminos menos trascendentales: Cuando un poeta compone los versos estos son suyos, pero al publicarlos se desprende de los mismos para entregrselos al lector. En su caso, asegura, no se trata de un lugar comn. Pasadas tantas centurias, pueden expresarse cosas nuevas en forma de poema? Claro que s, mucha gente puede rechazar la poesa porque la asocia al tpico de las flores y los claros de luna, pero todo se puede decir en un poema. Son una va de escape, para explicarse, denunciar, desahogarse

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter