Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-12-2016

Los perros de Barrick: jueces, funcionarios y policas contra Jchal

Rebelin


Por un bloqueo en la entrada de Veladero el juez provincial Pablo Oritja el mismo que debe investigar a Barrick por sus derrames- emiti una orden de desalojo y detencin que el secretario de Seguridad provincial, Gustavo Faria, rompi en la cara de los jvenes. Luego siguieron los policas: golpearon, detuvieron y trasladaron a 28 jvenes y 2 nios durante 200 kilmetros, hacinados en camionetas. En la comisara, los incomunicaron durante 10 horas y se comieron parte de su comida.

La ruta 149 -que une los 200 kilmetros entre la entrada a la mina Veladero, que explota Barrick Gold, y la Central de Polica de San Juan- tiene ms trnsito que el habitual. Las traffic blancas con el logo de Infantera comenzaron a desfilar al medioda del sbado y volvieron, cargadas, por la noche. Tras ellos, durante la madrugada, decenas de autos particulares viajaron a San Juan Capital para saber a dnde se haban llevado a los 28 jvenes, mujeres y nios que haban bloqueado el acceso a la minera por casi 12 horas.

Durante las tres horas que dura el viaje, los jvenes fueron golpeados, esposados, detenidos y trasladados en condiciones de hacinamiento.

14 estuvieron detenidos por ms de 24 horas, incomunicados durante 10 horas.

Otros 14 an siguen presos.

El cianuro derramado

La crnica de los hechos, vertiginosa, debe ponerse en contexto: este 2016 los sanjuaninos se enteraron que haba habido otro derrame, justo un da despus de que se cumpliera un ao del primero. Para exigir que acte la justicia y las autoridades, se sucedieron movilizaciones y hasta la toma pacfica de la Municipalidad de Jchal.

Cargados de este pasado reciente -que se actualiza da a da en causas judiciales que no investigan ni el origen del derrame, ni a sus responsables, ni sus consecuencias-, un grupo de jvenes decidi reunirse en el camping municipal El Vivero, de Jchal, para dar lugar al primer Encuentro Interterritorial de Jvenes en Lucha. Fue el jueves y viernes pasado. El resultado de ese encuentro fue una iniciativa concreta: el da sbado, desde las 8:30, los jvenes cortaron el acceso a la mina Veladero.

Agitaban dos consignas:

Eran casi 30. Se apostaron sobre la ruta con carpas y reclamaron la solidaridad de los vecinos. Cuenta Sal Ceballos, integrante de la Asamblea Jchal No Se Toca: Nosotros nos enteramos cuando ya estaba el corte y salimos con un comunicado inmediatamente a solidarizarnos, y generamos acciones de apoyo: mandamos comida, gente y recursos.

Si bien la asamblea no organiz este corte, sabe lo que significa: en octubre del 2015 un grupo de jachalleros practic el mismo bloqueo y ya en febrero de 2011 la organizacin Greenpeace haba hecho un corte simblico en reclamo por la Ley de Glaciares (en la MU que est en los kioscos te contamos por qu Barrick viola esa ley).

Tambin saben que la entrada a Veladero es un lugar incmodo para llegar y para estar: se encuentra a 43 kilmetros de Jchal, la ms grande del distrito, en un lugar de rutas sinuosas y bajas temperaturas. La provisin de alimentos resulta clave. Y tambin lo sabe la polica: La polica empez a cerrar las rutas de acceso para cortarnos los suministros: el agua y los alimentos, cuenta Santiago Yaez, uno de los jvenes que particip del bloqueo y fue detenido.

Luego del bloqueo de suministros, cerca del medioda comenzaron a llegar policas provinciales y el cuerpo de Infantera. A las 18 horas, se hizo presente el secretario de Seguridad y Orden Pblico, Gustavo Enrique Faria, con una orden de desalojo firmada por el juez Pablo Oritja, el mismo que debe investigar las causas y consecuencias de los derrames producidos por Barrick Gold.

La detencin

La crnica de Santiago repasa las brutalidades policiales, que empiezan y terminan en esa orden judicial: La orden de desalojo implicaba detencin y allanamiento porque supuestamente estbamos en un camino privado, lo cual es mentira: es un camino provincial, antes de la entrada de la Barrick. Santiago Yaez fue uno de los tres que intent negociar con Faria las condiciones de desalojo: Eran 80 policas contra 30 de nosotros: no nos bamos a quedar. La propuesta de los jvenes: Le pedimos que nos dieran media hora para recoger a los nios y levantar el campamento. Nos dijo que no tena ni 5 minutos. Distintos testigos relatan que el secretario Faria rompi la orden de desalojo en la cara de los jvenes. Y antes de terminar de leerla, ya haba policas deteniendo gente, relata Santiago.

Los detenidos fueron todas las personas que se encontraban haciendo el corte. Algunas se sentaron en la ruta y se tomaron de los brazos para demostrar una actitud no violenta. No hubo caso: hubo policas masculinos pegndole a las mujeres, agarrndolas en el piso. Les pegaban pias en el piso. Una impunidad, una impotencia: nos cagaron a palos, recuerda Santiago, liberado hace unas horas.

Cmo fue su detencin y traslado? Nos metieron a 16 pibes en una traffic de Iveco, en la que entran 6 personas. bamos como sardinas. No podamos respirar. Alos 50 minutos de viaje, ms o menos, nos separaron, casi desmayados, esposados todava, en dos combis y nos trajeron para la Central de Polica. Fueron 3, 4 horas ms de viaje.

A las 23.30, Santiago y otros 10 jvenes llegaron a la Central de la Polica sanjuanina, otros a la Comisara 1 y 2. Sigue el relato: Nos llevaron a un mdico legista que no constat ninguna lesin visible: saben dnde pegar para que no se vean. Y nos metieron adentro. Estuvimos ms de 24 horas, 12 horas sin comida ni agua, incomunicados todo el tiempo hasta ayer, a las 18, que recin pudieron entrar los abogados. Recin despus de las 12 horas nos dejaron pasar comida parcialmente: los policas se coman la mitad de los que nos mandaron.

Consecuencias y causas

Los detenidos fueron 28, ms tres nios. Los lugares de detencin fueron la Central Policial de San Juan, la comisara N 1, la N2 y a una madre con un nio la llevado al Hogar Eva Pern en Santa Luca, dependiente de la direccin de Niez, tambin en calidad de detenida.

Desde las seis y media que los detuvieron hasta las 4 de la maana anduvimos en las comisaras buscando a los pibes, desaparecidos, cuenta desde el otro lado Sebastin Lampasone, periodista de la radio comunitaria La Lechuza. A los abogados no los dejaron ver a los detenidos, nos los dejaron entrar. Violaron derechos constitucionales. Recin a las 18 de la tarde del sbado el abogado Renzo Quero pudo ver a sus defendidos. En la madrugada de este lunes, a la 1 am, liberaron a los 14 sanjuaninos. Quienes siguen presos son 14 jvenes que vinieron de otras provincias al Encuentro: segn las fuentes policiales, la demora en la llegada de sus prontuarios es la causa por la que siguen presos.

Todos los detenidos estn acusados de cometer delitos penales: violacin de domicilio, obstaculizacin de la va pblica y resistencia a la autoridad.

Yaez se defiende: Nos iniciaron causas penales con delitos que no cometimos.

Ceballos, de la Asamblea de Jchal: El juez acta con demasiada celeridad para las causas donde nosotros generamos protestas. Y cuando tiene que generar celeridad en las causas por contaminacin, no lo hace. Analiza: Nosotros lo que vemos es que si no se generan respuestas desde el rgano judicial, lo que te van indicando es que el camino de las acciones directas. Nosotros seguimos manteniendo el acampe frente al municipio.

La actual estrategia de la Asamblea apunta a difundir sus reclamos fuera del pas: Hemos hecho una presentacin a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Ac ya no podemos generar mucho, ni hablar en San Juan. Hay que saltar esas trampas. De qu forma? Haciendo lo que no hicimos.

Mientras tanto, los vecinos siguen acumulando causas que criminalizan sus reclamos de justicia. Santiago: Esto es un coloso que controla todo: los poderes judiciales, ejecutivo, policial. Los policas son perros de la Barrick, los jueces son perros de la Barrick. Lo que ms nos fortalece es saber que nosotros, no.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter