Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-01-2017

El socilogo Tironi y el Ciudadano Luksic

Leopoldo Lavn Mujica
Rebelin


Eugenio Tironi sale abiertamente a defender a Andrnico Luksic en su columna mercurial titulada El piedrazo (*) del jueves 27 de diciembre que hubiera pasado mejor el 28. El socilogo e intelectual concertacionista no escatima argumentos para glorificar al financista de Caval y de la Concertacin-Nueva Mayora.

El socilogo no es un intelectual cualquiera. Ha sido un eminente idelogo de la transicin de la dictadura al rgimen poltico actual que se caracteriza precisamente por haber puesto las instituciones del Estado al servicio del proyecto neoliberal y globalizador de la oligarqua empresarial despus del golpe cvico-militar de 1973.

Andrnico Luksic, poderoso y orgulloso empresario fue vilipendiado a cara descubierta por el diputado liberal Gaspar Rivas. La razn de fondo: el empresario banquero-minero Luksic es responsable directo del proyecto de destruccin del sistema ecolgico del Cajn del Maipo. Cmo? Es propietario de una buena parte de la empresa que se propone construir en Alto Maipo una represa hidroelctrica. Es decir, Luksic no es un ciudadano cualquiera; es el prototipo del empresario depredador contumaz conocido de la justicia medioambiental por el caso Caimanes, y por lo mismo.

Que alguien se las cante claras a quienes se protegen con su posicin social influyente y su dinero ya que siempre salen libres de polvo y paja, no tendra porqu ser un delito. Poco importan los eptetos. Otro ejemplo ms la condena del diputado Rivas y su desafuero que demuestra que estamos ante una justicia que favorece a los poderosos de la oligarqua dominante y pese a toda la fraseologa de los avances del derecho.

No sera extrao que el mismo Tironi sea asesor comunicacional en imagen de Luksic. Ah la clave es enfrentar directamente el problema de una vez y cambiar el foco temtico. Es lo que hace Luksic con su salida del tribunal, y Tironi en su columna.

Eugenio Tironi es o ha sido un empleado de empresas energticas espaolas. Tiene o ha tenido silln en el consejo de administracin de ellas y ms de una vez se ha visto envuelto en negocios turbios. Como socilogo es supuestamente un buen conocedor del alma popular y de la elite. Por eso vende sus conocimientos sociolgicos como consultor a empresarios cuyas prcticas son opacas y lindan en la deshonestidad. En realidad, las empresas le pagan por lobby y comunicacin estratgica a Tironi y Asociados por la simple y sola razn de tener conducto y llegada directa a sus compinches polticos de la Nueva Mayora enquistados en el aparato del Estado. Lo mismo que su par Enrique Correa

Como Correa, Tironi es el tipo de intelectual trnsfuga que considera que sus posiciones izquierdistas en los 60-70 fueron pecados de juventud y que sus vueltas de chaqueta poltico-ideolgicas se justifican porque la sociedad cambi y hoy vivimos en el mejor de los mundos posibles; el del mercado con consumo con endeudamiento y bajos salarios.

Sucumbir al poder del dinero de los poderosos para Tironi y adoptar su discurso no es ms que una opcin de vida. Un acto de libertad individual en el mundo fugaz de la posverdad (la ltima trouvaille ideolgica de los oportunistas). Por ejemplo, el ex Mapu y discpulo de Alain Touraine tuvo la genial idea de decir que la mejor poltica comunicacional para los gobiernos de la Concertacin era no tenerla. Y como dira Rousseau: hubieron simples de espritu (tontos) que le creyeron.

Con esa poltica al servicio de las opiniones de la clase dominante, l y su compinche Enrique Correa le entregaron el poder de informar al duopolio impreso Copesa-El Mercurio. Como puede verse, Tironi utiliza sus columnas en El Mercurio para defender a la clase empresarial chilena cuya opulencia y poder debido a la concentracin de la riqueza es un cas dcole.

En su columna, Tironi dice que los responsables del piedrazo que golpe al heroico ciudadano Luksic, que sali por la puerta del frente del tribunal a sabiendas que se enfrentaba a un grupo de manifestantes, son los que critican a los empresarios. Seramos los autores ideolgicos del piedrazo contra Luksic. Bonita forma, la de Tironi, de lavar la responsabilidad de los empresarios.

La obsecuencia y espritu servil le obnubilan la razn al socilogo. Porque la gran mayora de los ciudadanos chilenos sabe perfectamente que fueron Penta, Caval-Luksic, Soquimich-Julio Ponce Lerou, Grupo Matte, Piera-Bancard y familia, La Polar, La Universidad del Mar, Laureate, y etc, etc, los que mostraron en qu consisten las prcticas capitalistas y neoliberales del empresariado en Chile al mundo entero.

Y puesto que Tironi cita a S. Freud en su columna, es pertinente hacerse la hipottica pregunta acerca de si el fundador del psicoanlisis no establecera un vnculo entre el comportamiento masoquista del empresario con su inconfesable sentimiento de culpabilidad por los estragos que le ocasiona a la sociedad chilena. Y acumular riqueza por acumular, como lo hace Luksic, es un bajo y sucio mecanismo psicolgico vinculado a la materia fecal seala Freud (**).

Cabe entonces la pregunta: Seor Tironi, cunto le paga el mundillo empresarial (no la categora abstracta) y Andrnico Luksic por salir en su defensa en El Mercurio?

----

(*) Lea aqu la columna de E. Tironi: http://www.elmercurio.com/blogs/2016/12/27/47657/El-piedrazo.aspx

(**) Y para John Maynard Keynes, el famoso economista admirador y estudioso de Freud El amor del dinero como objeto de posesin distinto del amor del dinero como medio para saborear los placeres y las realidades de la vida ser reconocido por lo que es, una pasin mrbida y ms bien repugnante, un inclinacin mitad criminal mitad patolgica, cuyo cuidado se le confa temblando a los especialistas en enfermedades mentales. (Keynes, Perspectivas econmica para nuestros nietos, 1930) 

 

Leopoldo Lavin B.A. en Philosophie y M.A. en Communication publique de lUniversit Laval, Qubec, Canad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter