Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-01-2017

Semillas criollas alimentan el semirido Nordeste de Brasil

Mario Osava
IPS


Raimundo Pinheiro de Melo, un campesino de 76 aos del municipio de Apodi, en el Nordeste de Brasil, ms conocido cono Mundinho, muestra a un agricultor que lo visita una botella con semillas de frijoles que custodia. Crdito: Mario Osava/IPS

APODI, Brasil, 30 dic 2016 (IPS) - En sus 76 aos de vida, Raimundo Pinheiro de Melo soport numersos estiajes prolongados por culpa de las sequas en la regin del Nordeste de Brasil. Los recuerda todos desde el de 1958.

Lo peor fue en 1982 y 1983, la nica vez que se sec el ro, en cuyas cercanas vive desde 1962. Tambin 1993 fue muy malo, explic a IPS, porque no existan an ni la Beca Familia ni la Articulacin Semirido Brasileo (ASA), que contribuyen a una convivencia menos traumtica con sequas como la actual, que ya dura cinco aos.

Beca Familia es un programa gubernamental de ayuda monetaria a 13,8 millones de familias pobres de Brasil, la mitad en el Nordeste. ASA es una red de 3.000 organizaciones sociales que promueve el acopio de agua de lluvia, as como tcnicas y conocimientos para una vida rural adecuada al clima de lluvias irregulares en la nordestina ecorregin del Semirido.

El agua no es tan escasa para Pinheiro de Melo y sus vecinos por la cercana del ro Apodi, que incluso cuando se seca deja agua para ser extrada en las cacimbas, los hoyos hechos en el lecho del ro o en sus riberas.

Mundinho, como le conocen todos, adems del esfuerzo por obtener agua en la zona alta donde vive en un rea rural del municipio de Apodi, se dedica a otra tarea vital para la sustentabilidad del modo de vida campesino en el interior semirido del Nordeste, conocido tradicionalmente como el Serto. Es un guardin de semillas criollas.

Almacena en botellas y pequeos barriles de plstico semillas de maz, frijoles, sorgo, sandia y otras especies de cultivo local, en una casita construida al lado de su vivienda, en medio de una tierra actualmente arenosa y de vegetacin seca.

Ms de mil casas o bancos de semillas, con la participacin de 20.000 familias, componen la red organizada por ASA para preservar el patrimonio gentico y la diversidad de los cultivos adaptados al clima y el suelo semirido nordestino.

Guardar semillas es una vieja tradicin campesina que se releg durante la modernizacin agrcola de la llamada revolucin verde, iniciada a mitad del siglo pasado y que incluy una ofensiva de las empresas productoras de semillas mejores como se las deca, de las que pasaron a depender los agricultores, record Antonio Gomes Barbosa.