Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-01-2017

La alcalda de Bogot al servicio de los negocios privados

Carlos Carrillo A.
El Turbin


Cambiar el universo, pero yo no, dice Borges en El Aleph y Colombia parece decir lo mismo. Hace casi 70 aos un alcalde de Bogot, visionario y tecncrata, asfalt los rieles del tranva para llevar a Bogot por el camino de la modernidad. Hoy, otro poltico y negociante est empeado en convertir los corredores frreos de la ciudad en troncales de Transmilenio.

Hablemos un poco de Fernando Mazuera Villegas, Mazuerita para los amigos. Casi todo lo que dir a continuacin lo tomo del mismo Mazuera, quien, en el ocaso de su exitosa vida, decidi escribir sus memorias. Cuento mi vida, es un compilado de 420 pginas -en letra grande para que se vea ms voluminoso- que ilustran a la perfeccin lo que son nuestros gobernantes: una casta de negociantes arropados con el disfraz de la vocacin de servicio pero con el nico fin de forrarse en oro para gastrselo en Pars, bien lejos del chikungua y de sus propias obras.

Mazuera fue un hombre polifactico: emprendedor, golfista, cazador, dandi, pero sobre todo alcalde. Cuatro veces fue inquilino del Palacio Livano y lo fue a nombre de todas las vertientes polticas. En 1946, el partido Liberal lleg dividido a las urnas para la presidencia: el oficialismo present a Gabriel Turbay, pero una disidencia nomin a Jorge Elicer Gaitn y por entre los dos se col el candidato conservador Mariano Ospina Prez. A pesar de ser godo, Ospina design a Mazuera como alcalde de Bogot en 1947 y, nuevamente -entre balazos e incendios-, lo llam en 1948 para que se hiciera cargo de la ciudad despus del Bogotazo.


Seguir leyendo...



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter