Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-01-2017

En 2017 los 60 aos de funcionamiento nuclear se impondrn por la va de los hechos consumados, las bases ya estn puestas

Colectivo 2020 LIBRE DE NUCLEARES / Rebelin


El pasado 30 de noviembre el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) (https://www.csn.es/actas-del-pleno/-/asset_publisher/a7kFDifheW6i/content/pleno-1396) dio apoyo oficial a las maniobras, desarrolladas a lo largo de 2016, para imponer los 60 aos de funcionamiento de las centrales atmicas por la va de los hechos consumados. Se puede comprobar en dos apartados del Acta de la reunin.

- En el punto 5.2, y bajo un ttulo aparentemente neutro, Gua de Seguridad del CSN GS ‐ 1.10 (actualizacin de la revisin 1) sobre "Revisiones peridicas de la seguridad de las centrales nucleares". Borrador 1 (NOR/15 ‐ 004) se aprob, por mayora de cuatro votos favorables y una abstencin, desvincular la renovacin de las licencias de explotacin de las centrales de las revisiones peridicas de seguridad. Es decir, un organismo que se supone de control y se define como tcnico, asume una reivindicacin de las empresas elctricas a las que, tericamente, deba controlar. Como se denuncia en los votos particulares del Acta.

Si hasta ahora, la renovacin del permiso de funcionamiento de una central dependa de un informe tcnico preceptivo y vinculante del CSN, previo a la decisin del Gobierno, a partir de ahora el Gobierno podr otorgar la renovacin de las licencias de explotacin cuando las soliciten ENEL-ENDESA, IBERDROLA o GAS NATURAL- FENOSA, al margen de lo que digan los inspectores del CSN sobre el estado de los reactores. Al tratar directamente con el Gobierno, las empresas podrn solicitar, adems, renovaciones hasta alcanzar los 60 aos de funcionamiento, como ya ha sucedido en el caso de la nuclear de Garoa.

- El punto 14.2 del Acta trata de una propuesta de la Consejera Cristina Narbona, que slo se especifica en el Anexo. Se peda la creacin de una Comisin, externa al CSN y con participacin de expertos nacionales e internacionales, para debatir el funcionamiento a largo plazo (60 aos) de los reactores atmicos. La propuesta fue contestada por todos los dems consejeros. El Acta no deja claro su rechazo, aunque la aclaracin de voto de otro consejero en el Anexo del Acta lo implica.

Resulta muy llamativa la declaracin, consignada en Acta, del Consejero Dies para descalificar dicha propuesta, expone que: La propuesta de la consejera Sra. Narbona es similar a la propuesta que ayer, en la reunin del Comit Asesor, realizaron los representantes de Ecologistas en Accin y de Greenpeace. Las implicaciones de dicha afirmacin son considerables. Dicha declaracin fue seguida de la habitual negacin de que el CSN realice poltica energtica.

El significado de estos dos acuerdos es claro: se ha decidido prescindir de cualquier formalismo a la hora de conceder permisos a las elctricas para que las centrales atmicas funcionen durante 60 aos. Incluso de algo tan simple como la creacin de una Comisin de Debate, algo que, teniendo en cuenta la realidad del actual Consejo Asesor del CSN, poda convertirse en una simple operacin de maquillaje de decisiones ya tomadas.

En resumen, el CSN asume una reivindicacin de la industria nuclear, libera an ms a dicha industria del organismo que, oficialmente, debera controlarla y, con la excusa del carcter tcnico, deja la decisin de alargar el funcionamiento de los reactores hasta los 60 aos en manos de empresas y gobierno. El supuesto carcter tcnico del CSN le permite adoptar sin problemas la demanda poltica de la industria nuclear.

Los acuerdos del CSN son coherentes con varias informaciones aparecidas en los ltimos meses sobre la actividad de las compaas elctricas:

- la propuesta de desvincular el informe tcnico favorable a Garoa de su puesta en funcionamiento real (lo que dejara en suspenso el dilema de los ltimos cuatro aos entre Garoa cierra o Garoa contina), se justificaran as otros permisos globales hasta los 60 aos;

- las rondas de conversaciones desarrolladas entre representantes de la industria nuclear y los grupos polticos del Congreso sobre el futuro de las centrales, de cuyo contenido nadie ha informado (http://politica.elpais.com/politica/2016/11/24/actualidad/1480002460_854003.html).

- las negociaciones mantenidas entre los gestores de las centrales nucleares y el gobierno sobre el alargamiento de los permisos, puestas de manifiesto en las declaraciones del mximo responsable de la Asociacin Nuclear Asc Vandells, el pasado 20 de diciembre (http://reusdigital.cat/noticies/el-camp/anav-demanara-allargar-la-concessio-de-vandellos-ii-el-proxim-estiu), as como por declaraciones relacionadas con la construccin de almacenes de residuos radioactivos en las centrales con capacidad declarada o potencial para 60 aos de funcionamiento (casos de Almaraz y Cofrents). http://www.tercerainformacion.es/articulo/actualidad/2016/09/23/el-ati-de-almaraz-servira-para-prolongar-la-vida-de-la-central-mas-alla-de-40-anos y http://www.cncofrentes.es/wcofrnts/corporativa/iberdrola?IDPAG=ESCOFPRENOT16&URLPAG=/gc/prod/es_ES/prensa/161108ATI.html

- la prisa por solicitar la renovacin de los actuales permisos. Vandells II plantea solicitar su renovacin durante el verano de 2017, con tres aos de antelacin sobre la fecha prevista de junio del 2020. http://reusdigital.cat/noticies/el-camp/anav-demanara-allargar-la-concessio-de-vandellos-ii-el-proxim-estiu

Los acuerdos del CSN son netamente polticos, el alargamiento de las licencias abre el camino a que cualquier intento de no renovar el permiso de un reactor nuclear sea motivo de unademanda de lucro cesante por parte de las empresas elctricas. As, el necesario cierre de unos reactores con averas continuadas y emisiones radioactivas crecientes, se podra convertir para ENEL-ENDESA, IBERDROLA y GAS NATURAL- FENOSA en un suculento negocio, superior incluso al que supuso la moratoria nuclear de 1984. (http://www.eldiario.es/economia/regulador-maniobra-centrales-nucleares-funcionen_0_591441218.html)

La decisin del CSN tambin es coherente con el contenido de la comparecencia de su Presidente en la Comisin de Energa, Industria y turismo del Congreso, el pasado 19 de octubre, http://www.congreso.es/public_oficiales/L12/CONG/DS/CO/DSCD-12-CO-33.PDF, y su actitud de desprecio hacia los representantes de la soberana popular, ante los que, tericamente, deba rendir cuentas.

La situacin actual, y la que se presenta en perspectiva el 2017, supera las capacidades de respuesta tradicionales del movimiento de resistencia a la energa nuclear. Es necesaria una amplia movilizacin ciudadana (fuerzas polticas, sindicatos crticos, entidades de proteccin medioambiental y todo el tejido asociativo) para impedir que el alargamiento del funcionamiento de los reactores hasta los 60 aos, algo que tiene graves repercusiones en la salud y la seguridad de la poblacin, sea decidido en reuniones cerradas de empresarios elctricos, tcnicos favorables y polticos afines.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter