Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2017

Nombra consejero del ramo a un vicepresidente de la "Alianza por la Sanidad Privada Espaola"
El Presidente de Canarias entrega la consejera de sanidad, sin intermediarios, a la empresa privada

Cristbal Garca Vera
Canarias Semanal


En medio de la crisis de Gobierno generada tras la ruptura con sus socios del PSC-PSOE, el presidente del Ejecutivo regional, Fernando Clavijo, anunciaba este martes que el nuevo Consejero de Sanidad de su Gabinete ser, nada ms y nada menos que Jos Manuel Baltar, director gerente de Clnicas San Roque y uno de los vicepresidentes de la Alianza por la Sanidad Privada Espaola (...).

El progresivo deterioro de la Sanidad Pblica canaria en el curso de los ltimos aos se ha producido de forma paralela al continuado transvase de fondos hacia el sector privado, realizado a travs de los  conciertos sanitarios. Ya en el ao 2008 el gasto en estos conciertos ascenda a 233 millones de euros, unos 39.000 millones de las antiguas pesetas, de los cuales las clnicas privadas perciban la friolera de 214 millones de euros.

Advertamos entonces, desde las pginas de esta misma publicacin digital, que el constante incremento de los fondos destinados a estos conciertos responda a un proceso privatizador encubierto que, con distintos ritmos, se estaba imponiendo implacablemente en el conjunto del Estado espaol.

Pero, aunque cada da son ms evidentes las pruebas de que los sucesivos ejecutivos centrales y los autonmicos ejercen, tambin en este sector esencial, como fieles representantes de los intereses de las grandes compaas privadas, el pasado martes el presidente autonmico, Fernando Clavijo (CC), protagonizaba un desvergonzado salto adelante en este sendero privatizador que hasta la fecha nadie se haba atrevido a efectuar.

En medio de la crisis de Gobierno generada tras la ruptura con sus socios del PSC-PSOE, Clavijo anunciaba que el nuevo Consejero de Sanidad de su Gabinete ser, nada ms y nada menos que Jos Manuel Baltar, director gerente de Clnicas San Roque y uno de los vicepresidentes de la Alianza por la Sanidad Privada Espaola.

De esta manera, el mandatario autonmico se ha decidido a prescindir del papel de intermediario que, en las sociedades capitalistas, desempea el poder poltico, para garantizar la consecucin del objetivo fundamental de acumulacin de las clases sociales hegemnicas, al tiempo que sostiene el orden establecido recurriendo tanto a la "persuasin" de las mayoras como a la represin de los "discrepantes".

A partir de este momento, en Canarias el Consejero de Sanidad no ser ya un poltico al servicio de los grandes empresarios dedicados al negocio de la enfermedad. Este papel ser desempeado, directamente y sin intermediarios, por el alto ejecutivo de uno de los mayores emporios de la Sanidad privada en las Islas y vicepresidente del lobby que, a nivel estatal, se esfuerza para conseguir que la salud sea convertida en una lucrativa mercanca como cualquier otra.

Cabe recordar, en este sentido, que en el pasado reciente, el gerente del Grupo San Roque y ya nuevo gestor de los fondos pblicos de la Sanidad canaria ejerca descaradamente esta funcin de lobbista, proponiendo al Ejecutivo regional que los centros privados sean los encargados -beneficindose de nuevos conciertos multimillonarios- de atender a los pacientes incluidos en las listas de espera. Un procedimiento - prometa entonces el nuevo consejero - mediante al cual "los hospitales privados acabaran con estas listas en menos de seis meses".

El modelo sanitario que, con toda seguridad, tratar de imponer ahora con mayor celeridad Jos Manuel Baltar tiene a los EE.UU. como principal paradigma. En dicho modelo, las administraciones se convierten en meras compradoras de servicios a centros privados, que seleccionan pacientes y enfermedades en funcin del criterio de rentabilidad, rechazando a todos aquellos cuya atencin requiere mayores gastos sanitarios. Los que carecen de recursos y sufren dolencias que no son provechosas se ven condenados, en el mejor de los casos, a una suerte de institucin de beneficencia a la que es reducida la prestacin del Estado, prcticamente incapaz no ya de curarlos, sino incluso de aliviar sus padecimientos.

La lgica de la rentabilidad se apodera as de forma voraz de todo el sistema sanitario. Solo lo que es rentable cobra sentido en las cuentas del debe y el haber del negocio de la salud, en el que cualquier consideracin humanitaria es desechada por su irracionalidad.

Quienes acusaban de alarmistas a los que, hace casi una dcada, advertamos de que este era el camino que, aunque de forma incipiente, se haba comenzado a recorrer en Canarias, quiz ahora sean capaces, por fin, de verles las orejas al lobo. Queda por comprobar, no obstante, si habr organizaciones sindicales, polticas y sociales capaces de impedir que este escenario de distopa llegue a convertirse en una sangrante realidad en el Archipilago.

Fuente: http://canarias-semanal.org/not/19604/clavijo-entrega-la-consejeria-de-sanidad-sin-intermediarios-a-la-empresa-privada/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter