Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-01-2017

El circolini

Luis Bruschtein
Pgina/12


"Esto yo no lo he vivido con ningn gobierno. Estos no dejan de hacer aprietes y en 42 aos de justicia no he vivido nunca algo as, denunci la jueza Mara Servini de Cubra al diario Ambito Financiero. Porque en el caso del Yomagate no fue as agreg. Fue de otra forma ms elegante y nadie me vino a pedir la renuncia. En otras palabras est diciendo que la apretaron sin miramientos para exigirle la renuncia a la subrogancia del juzgado electoral bonaerense donde el macrismo quiere poner un juez propio. Si se trata de operar en la Justicia, a este gobierno no le tiembla el pulso.

Todo lo que se pueda decir es sabido, es visto y probado. Que cada vez que la situacin econmica se pone crtica o revienta la interna del oficialismo aparece alguna medida judicial contra Cristina Kirchner est comprobado. En esta ocasin, la represin a los inundados en Pergamino y la toma de la 38 en Flores son muy indicativos del malhumor ciudadano. Son dos zonas hipermacristas. No fueron protestas polticas, pero por esa razn, la forma en que se descontrolaron fue muy significativa. El Gobierno dej de hablar de lluvia de inversiones y los dos tipos que manejarn la economa en reemplazo de Alfonso Prat-Gay, lo nico que saben hacer es pedir plata. De produccin, cero idea. Luis Caputo, el ministro de Finanzas, fue el que les pag a los fondos buitre y Nicols Dujovne, el de Hacienda, otro que viene del sector financiero y su mxima recomendacin ha sido pedir un prstamo de 25 mil millones de dlares al FMI. Varios ministerios de Economa y ninguno habla ya de inversin, nadie habla de produccin, nadie habla de trabajo. Todos hablan de pedir prestado. Eso es una crisis de la que nadie habla en el oficialismo ni en los medios oficialistas.

Entonces Julin Ercolini procesa a Cristina Kirchner en otra de esas causas improbables y los medios oficialistas llenan sus pginas repitiendo las historias de Lpez y de Bez. Son detallistas al mximo con las amistades y los llamados telefnicos, los viajes y hasta la marca de los calzoncillos y con eso achican el pnico con la economa y con un ao electoral que se le viene encima a un oficialismo al que las encuestas ya le estn dando malas noticias. Esa es otra: a pesar de la campaa, las encuestas todava muestran a la ex presidenta bastante por arriba de sus competidores. Oficialistas y opoficialistas dicen que en segunda vuelta pierde, pero en esta eleccin no hay segunda vuelta porque es legislativa y en los primeros sondeos, la ex presidenta les saca, varios puntos a sus competidores del massismo y del PRO. Y por supuesto, es la que ms mide por lejos en el peronismo.

Para que una experimentada jueza como Mara Servini de Cubra tuviera que renunciar, los aprietes deben haber sido irrefrenables, como ella misma lo dijo: No he vivido algo as con ningn gobierno. Es sabido tambin que la esposa del juez Julin Ercolini , Mara Julia Kenny Ercolini, es la asesora de prensa del ministro de Justicia, Germn Garavano, y antes lo fue del fallecido fiscal Nisman, cuya muerte le quieren achacar a Cristina Kirchner.

Tambin es sabido que el esposo de la vocera de Garavano es el mismo juez que sobresey a Hctor Magnetto, jefe del Grupo Clarn en la causa Papel Prensa. Hace pocos das, Ercolini determin que no haba relacin entre el secuestro de la familia Graiver, que era propietaria de esa empresa, y la venta de esa empresa durante la dictadura cuando sus dueos y algunos de sus ejecutivos estaban secuestrados. La vendieron mientras estaban secuestrados y amenazados y los compradores no tuvieron nada que ver, segn el juez. O sea, se puede vender una empresa estando secuestrado, sin que la venta est relacionada con el secuestro. Y se puede vender una empresa estando secuestrado y los compradores no tienen nada que ver con el secuestro. Un misterio para Sherlock Holmes.Pero eso s, Ercolini proces a Cristina Kirchner por asociacin ilcita y present una causa con ms de 700 folios sin delitos claros. La dej en libertad pero con un embargo ridculo: diez mil millones de pesos. Todo para el show de los medios oficialistas que usarn esa cifra para batir el parche y hacer circo.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/11136-el-circolini



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter