Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2017

2017 apunta hacia un mundo multipolar

Emir Sader
La Jornada


La era de la hegemona estadunidense   y de neoliberalismo es, por definicin, un tiempo de turbulencias e incertidumbre. Nadie ni nada permite preveer con un mnimo de certidumbre ni el futuro inmediato, menos todava los de mediano y largo plazos. Pero el cmulo de acontecimientos permite proyectar a 2017 como un ao en que se dibujar, con ms claridad, el surgimiento de un mundo multipolar.

El final de la guerra fra hizo al mundo retroceder al periodo histrico de hegemona britnica, cuando una sola potencia detentaba el predominio mundial. La decadencia britnica introdujo un tiempo de disputas hegemnicas; primero entre Estados Unidos y Alemania, con dos guerras mundiales de por medio, despus, entre Estados Unidos y la Unin Sovitica, en el escenario llamado de guerra fra.

La desaparicin de la URSS hizo que la humanidad volviera a un mundo unipolar, esta vez con la hegemona imperial estadunidense. No tard en anunciarse que la historia terminara, desembocando en esa hegemona, que traera con ella la economa capitalista de mercado y la democracia liberal como horizontes insuperables de la historia. Seguiran habiendo acontecimientos, pero todos encerrados en ese marco, que nos aprisionara definitivamente. En lugar de girar hacia delante, la historia habra retrocedido y quedado congelada. La superioridad militar, econmica, poltica e ideolgica de Estados Unidos no permitira alimentar ilusiones en otra direccin. El fin del socialismo, que sera el futuro de la humanidad, en la concepcin derrotada, relegaba ese tipo de sociedad al museo de la historia, como un largo parntesis finalmente concluido. La economa capitalista pasaba a ser la economa, la nica posible, as como la democracia liberal, la nica posible.

Sin embargo, la Paz Americana no trajo el final de los conflictos blicos, sino su multiplicacin, al tiempo en que el reino del mercado no trajo de vuelta el crecimiento econmico, sino la recesin prolongada. Como resultado de esas contratendencias han surgido gobiernos antineoliberales, como en Amrica Latina, as como fuerzas que se coordinan por la construccin de un mundo multipolar, como las congregadas en los Brics.

Un episodio que pareca ser simplemente uno ms del ejercicio de la superioridad militar de Estados Unidos y de sus aliados del bloque imperialista occidental como ya haba ocurrido en Afganistn, Irak y Libia, el de la destruccin del gobierno de Siria, como paso previo al bombardeo de Irn, termin promoviendo una gran contrarrevuelta que, sumada a otros fenmenos, apunta hacia el surgimiento de un mundo multipolar.

Estados Unidos no haba logrado crear las condiciones del bombardeo de Irn, ni adentro, ni con sus aliados externos. Rusia aprovech para proponer un proceso de negociacin entre Estados Unidos e Irn, que tuvo xito, desarticulando los planes blicos de Israel, apoyado por Arabia Saudita y poniendo en prctica el primer proceso de resolucin pacfica de un conflicto blico importante en el mundo en mucho tiempo.

Este xito fue el prembulo que permitira tambin una resolucin de la tambin aparentemente interminable guerra en Siria. Arabia Saudita, contradicha en las negociaciones con Irn, intensific el apoyo al llamado Estado Islmico (EI), que se ha vuelto la fuerza fundamentalista y terrorista que pas a amenazar no slo a gobiernos de Medio Oriente, sino de todo el mundo con sus acciones. Como uno de sus efectos, la guerra en Siria qued polarizada entre el EI y el gobierno sirio, sacando definitivamente del escenario supuestas fuerzas moderadas de oposicin, usadas como pretexto por Estados Unidos para apoyar intentos de derrubar al gobierno sirio. El acuerdo entre Rusia, Turqua e Irn, apoyado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, sustentado en la derrota militar del EI, por intervencin decisiva de las tropas rusas, promovi un nuevo acuerdo de paz, esta vez sin Estados Unidos.

A este nuevo horizonte se suma la alianza alrededor de los Brics, con Rusia y China como protagonistas esenciales, como fuerzas que promueven el fortalecimiento de modelos de desarrollo econmico con distribucin de renta, en contrapartida del agotamiento del neoliberalismo y la prolongada recesin a que ha desembocado ese modelo.

El Brexit y la victoria electoral de Donald Trump en las elecciones estadunidenses apuntan hacia retrocesos en el proceso de globalizacin, con polticas proteccionistas y debilitamiento de los procesos de libre comercio, imponindose en las dos potencias que desde hace ms de un siglo han estado a la cabeza del bloque imperialista en el mundo.

La combinacin de esos factores tendr en 2017, con la retirada de Gran Bretaa de la Unin Europea, as como la toma de posesin de Donald Trump, haciendo con lo que ya se vena dibujando como el agotamiento del modelo neoliberal, la incapacidad de Estados Unidos de concluir las guerras de Afganistn y de Irak, as como su impotencia frente a la extensin de los conflictos blicos en toda la regin, as como el fortalecimiento de Rusia como actor poltico y militar global, un nuevo escenario mundial.

Un nuevo escenario que tiene que ser, para Amrica Latina, un espacio de nuevas oportunidades, para salir definitivamente del modelo neoliberal y de la hegemona estadunidense, buscando profundizar alianzas que promuevan la solucin pacfica de los conflictos y apoyen polticas de desarrollo con distribucin de la renta. Brasil, Argentina, Mxico y todos los pases del continente tienen que decidir dnde quieren ubicarse en ese nuevo escenario mundial.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/01/09/opinion/019a2pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter