Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-01-2017

Las coimas Odebrecht y la justicia made in Amrica

Silvina Romano y Javier Caldern
CELAG


A fines de diciembre de 2016 adquiere visibilidad uno de los casos ms escandalosos de corrupcin en Amrica Latina, que vincula a la empresa brasilea Odebrecht con diferentes gobiernos de la regin. Se trata de una de las empresas de ingeniera y construccin ms importantes de la regin, que opera desde 1944 con sede en Brasil y que en las ltimas dcadas realiz grandes obras de infraestructura en el marco de licitaciones pblicas ganadas en varios pases. Las coimas de Odebrecht son uno de los indicios que surgen del caso abierto en Brasil contra Petrobrs denominado Operacion Lava-Jato, en el que se puso en evidencia el soborno por parte de empresas constructoras tanto a Petrobrs como a polticos de turno y que fue el punto de partida para el golpe de Estado institucional contra la presidenta Dilma Rousseff.

La investigacin comenz en el Estado de Curitiba, pero es el Departamento de Justicia de Estados Unidos el que en diciembre de 2016 estableci una multa de 3.5 mil millones de dlares a Odebrecht, por haber pagado 788 millones de dlares en coimas para lograr nuevos contratos y mantener contratos anteriores con el sector pblico de 10 pases de la regin adems de Brasil [1]: Guatemala, Mxico, Argentina, Venezuela, Panam, Per, Ecuador, Repblica Dominicana y Colombia. Se trata de una de las multas ms caras de la historia, y Estados Unidos se quedar aproximadamente con el 15 por ciento del monto total [2].

Qu es lo que conduce al Departamento de Justicia estadounidense a dedicarle tiempo y recursos a la lucha contra la corrupcin en Amrica Latina? Cmo interviene Estados Unidos en el curso adquirido por el Lava-Jato, que ahora implica a varios gobiernos de Amrica Latina a travs de las coimas de Odebrecht? es Odebrecht la nica empresa implicada en la red de corrupcin que se devela?

Estados Unidos y el asesoramiento judicial: cmo se construye el caso y cmo se publica

El caso Odebrecht incumbe a la justicia estadounidense al enmarcarse en la enmienda de 1998 a la Ley de Prcticas Corruptas en el Extranjero de 1977 (Foreign Corrupt Practices Act). Esa enmienda dispuso que pudieran investigarse y sancionarse empresas y personas extranjeras que causaran directamente o a travs de otros agentes, actos de corrupcin y pago de coimas en territorio estadounidense [3]. La empresa Odebrecht ha realizado obras de infraestructura en Florida, Luisiana y Texas [4]. Sin embargo, el modo en que se lleva a cabo la investigacin y la manera en que se public en los medios despierta algunas dudas: se ha acusado a gobiernos sin dar a conocer las pruebas, a la vez que se exige colaboracin con la justicia estadounidense para resolver el caso. Como si Amrica Latina estuviera de hecho bajo jurisdiccin estadounidense. Lo interesante es que gobiernos como el de Per o el de Panam inmediatamente aseguraron que colaboraran con todo lo que sea solicitado desde Estados Unidos.

Pero sin dudas el lder en colaboracin es Brasil. Hace varios aos que la justicia brasilea viene trabajando en conjunto con expertos estadounidenses. Un ejemplo de esto es que el principal juez de la causa Lava Jato es Sergio Moro, particip activamente en un curso de formacin de personal de justicia en la lucha contra la corrupcin auspiciado por Estados Unidos. Se denomin Proyecto Puentes: construyendo puentes para la aplicacin de la ley en Brasil (2009) y consisti en asesoramiento y entrenamiento para la aplicacin de leyes y habilidades prcticas contra el terrorismo [5]. A este curso asistieron jueces de los 26 estados brasileos adems de 50 policas de todo el pas, incluidos participantes de Mxico, Costa Rica, Panam, Argentina, Uruguay y Paraguay.

Segn lo publicado en un documento secreto filtrado por Wikileaks, entre los objetivos del programa estaban la investigacin y penalizacin de casos de lavado de dinero, incluida la cooperacin entre pases, confiscacin de bienes, mtodos para extraer pruebas, negociacin de delaciones y una de las conclusiones a las que se lleg es que el sector judicial brasileo est muy interesado en luchar contra el terrorismo, pero necesita herramientas y entrenamiento para utilizar la fuerza eficazmente () los jueces especializados dirigirn los casos de corrupcin ms significativos que impliquen a individuos de jerarqua [6]. Considerando esto, puede decirse que, por un lado, Sergio Moro fue uno de los mejores alumnos del Programa y cumpli al pie de la letra con los objetivos. Por otro lado, este tipo de colaboraciones entre el gobierno estadounidense y los poderes judiciales en Amrica Latina tiende a propagar una forma y contenido de justicia particular, con una fuerte tendencia a la judicializacin de la poltica. Esta tendencia se materializ en Lava Jato (y el juicio a Rousseff, quien padeci sospechas nunca confirmadas sobre su participacin en la Operacin y a quien se la destituy por otra causa) y que ahora se reproduce a nivel regional con el caso Odebrecht, que tal como se presenta parecera implicar nica o particularmente a los gobiernos progresistas.

Ecuador

Desde ese lugar se han comprendido las denuncias sobre Odebrecht en Ecuador, culpando directamente la gestin de Correa. La delacin de Marcelo Odebrecht ante la justicia norteamericana revel el pago de coimas para la contratacin de obras en el Ecuador por 33 millones de dlares. El fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, manifest que la Justicia est actuando y ha solicitado de manera soberana que los Estados Unidos entregue toda la informacin sobre las personas que recibieron los sobornos. Por ahora, el nico confeso culpable de corromper es el propio Odebrecht. Es importante recordar que el presidente Rafael Correa expuls en el 2008 a la firma Odebrecht y le impuso un conjunto de exigencias para contratar en el Ecuador, tras lo cual slo regres en el 2010 firmando un acta de compromiso para ser contratista [7]. En la actualidad el nico contrato vigente de la constructora brasilea es la segunda fase del metro de Quito, cuyo proceso de contratacin fue realizado de forma pblica, donde tuvo participacin el Alcalde de dicha ciudad, opositor al gobierno de Alianza Pas [8].

Argentina

En Argentina, todos los focos se dirigieron inmediatamente hacia los gobiernos kirchneristas. Se explora menos el hecho de que con la obra pblica se enriquecieron empresarios que hoy tienen asiento en sillones presidenciales. El clan Macri es conocido por estar vinculado a la lnea empresaria que ligo contratos en dictadura y los sigui teniendo en democracia por su afianzado poder econmico. Es rentable hacer negocios con el Estado. Uno de sus familiares y dueo de la empresa Iecsa, ngelo Calcaterra, fue denunciado por recibir sobornos y ser uno de los principales socios de Odebrecht en la Argentina, empresa que en el gobierno macrista contino con el negocio del soterramiento de la lnea del tren Sarmiento con financiamiento del Banco de la Nacin Argentina [9]. La prensa argentina se ha centrado en las informaciones sobre la adjudicacin de contratos a Odebrecht durante los gobiernos de Nstor Kirchner y Cristina Fernandez, sin someter a escrutinio el papel de los Macri desde hace dcadas en la contratacin de la obra pblica. Se espera que en los (pocos) archivos desclasificados de los Estados Unidos en el 2016 y en los archivos del Bancro Central de la Repblica Argentina desclasificados en 2015 por el entonces gerente Alejandro Vanoli se empiecen a conocer las piezas sobre el patrimonio de las empresas y la obra pblica en los nefastos momentos de la dictadura Argentina [10].

Colombia

El tratamiento no es igual para casos como el de Colombia, que debera estar en el top ten de la corrupcin. Y decimos esto porque las coimas de Odebrecht son pequeas comparadas con los negociados de Uribe y empresas estadounidenses. En el mes de diciembre sali a la luz que altos funcionarios del gobierno de Alvaro Uribe (2002-2010) recibieron 6.5 millones de dlares a cambio de la concesin de millonarios contratos con la firma Odebrecht. La noticia se presenta como un escndalo maysculo, y sin embargo es de poco peso si lo comparamos con los casos de corrupcin de las estadounidenses Glencore, CB&I y Foster Wheeler que segn el gobierno de Santos desfalcaron por ms de 1 mil millones de dlares a la estatal petrolera colombiana Ecopetrol en los contratos de modernizacin de la refinadora de petrleo de Cartagena-Reficar entre 2008 y 2014. Segn la demanda interpuesta por el propio gobierno, se trataba de una obra de construccin presupuestada en 3.7 mil millones de dlares, por la cual el pas termin pagando cerca de 8 mil millones [11]. Sobre esto los amigos anticorrupcin del norte nunca advirtieron y hoy no dicen nada, aunque estamos hablando del desfalco ms grande del siglo en el pas.

De la misma manera, Andrs Felipe Arias exministro de agricultura del gobierno de Uribe, prfugo de la justicia por desfalcar a la nacin por ms de 30 billones de pesos (10 mil millones de dlares) est como solicitante de asilo en Miami, sin que la justicia norteamericana se indigne por los hechos de corrupcin y lo regrese al pas a cumplir la pena de 20 aos de prisin interpuesta por la Corte Suprema de Justicia. Parece claro que el gobierno estadounidense asila a algunos corruptos mientras denuncia a otros.

Los lmites de la lucha anti-corrupcin: los intereses de las otras empresas

En los hechos, la corrupcin no es una problemtica nueva para Latinoamrica y no es exclusiva del Estado o la cosa pblica, sino que existe porque hay empresas como Odebrecht que se prestan para acciones ilegales. Se trata de una pesada herencia labrada por los partidos polticos en las democracias liberales como uno de los tantos medios para mantener su dominacin, la utilizacin de los recursos pblicos estatales a travs de mecanismos ampliamente conocidos como el clientelismo o la recepcin de coimas/propinas, especialmente provenientes en los rubros de contratacin estatal. De modo que es poco verosmil comprender la corrupcin como el acto de una empresa en vnculo con algunos gobiernos. Habra que estar atento ms bien a la red de clientelismo y coimas que involucra tambin a otras transnacionales.

Un dato que ha pasado desapercibido es que si tenemos en cuenta las empresas que a nivel global tienen contratos billonarios con el sector pblico, Odebrecht se sita en el puesto nmero 13, por encima de las estadounidenses Betchel y Fluor. Desde este lugar, podra pensarse que la multa billonaria a Odebretch es una manera de quitarla del juego para permitir un mayor protagonismo a empresas estadounidenses.

Un ejemplo de este tipo de estrategia, son los datos que emergieron de Lava Jato, pero que no se tuvieron en cuenta, como las declaraciones que implicaban a varias empresas extranjeras involucradas en el Crtel de Petrobrs, como la sueca Skanska y la francesa Technip [12]. Esto no result un dato relevante, a pesar de que el nmero de transnacionales implicadas en el esquema de corrupcin es fenomenal: Maersk, Jurong, Kawasaki, KeppelFels, Mitsubishi, Rolls-Royce, Samsung, SBM, Sembcorp Marine, Skanska, Techint, Toyo, Mitsui, Toshiba, Sargent Marine, Astra Oil, GB Marine, Trafigura, Glencore, OceanRig, Pirelli y Sevan [13]. A excepcin de Odebrecht, el resto de las empresas pueden seguir postulndose para licitaciones de obras pblicas, adems de seguir operando con normalidad no solo en Brasil sino en los pases latinoamericanos que estn cortando el vnculo con la empresa brasilea. As, el operativo anti-corrupcin guiado por Estados Unidos es selectivo, en tanto focaliza en una sola empresa y puede pensarse que en este escenario de cada de Odebrecht se beneficien empresas estadounidenses y europeas.

El caso Odebrecht podra ser la oportunidad para abrir la caja de pandora y buscar estas conexiones entre los negocios transnacionales y las polticas neoliberales. Pero de eso no se ocupar el Departamento de Justicia estadounidense. La histrica e ntima relacin entre los intereses del Estado y empresas en ese pas no parece el contexto propicio para un proceso de justicia contra la red de empresas y empresarios implicados en corrupcin que extiende sus tentculos mucho ms all de Odebrecht. En efecto, y tal como ya ha sido notado, las sanciones a esa empresa pueden ser interpretadas como un reordenamiento para que la mayora de los empresarios y millonarios involucrados sigan con su buena vida luego de haber pagado el tributo imperial [14].

Notas

[1] http://politica.estadao.com.br/noticias/geral,oito-paises-latinos-investigam-a-odebrecht,10000096325

[2] http://www.esquerdadiario.com.br/FBI-diz-corrupcao-da-Odebrecht-e-a-maior-do-mundo-Conheca-5-fatos-escondidos-no-episodio

[3] https://www.justice.gov/criminal-fraud/foreign-corrupt-practices-act

[4] http://www.lanacion.com.py/2015/09/21/odebrecht-amplia-su-presencia-en-estados-unidos/

[5] http://www.esquerdadiario.com.br/Wikileaks-EUA-criou-curso-para-treinar-Moro-e-juristas

[6] https://wikileaks.org/plusd/cables/09BRASILIA1282_a.html

[7] http://www.dw.com/es/ecuador-proh%C3%ADben-contratar-con-odebrecht-en-sector-pblico/a-36993142

[8] http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/politica/2/el-alcalde-de-quito-defiende-el-proceso-de-contratacion-de-la-fase-ii-del-metro

[9] https://www.pagina12.com.ar/12398-calcaterra-fue-denunciado-por-las-coimas-de-odebrecht

[10] http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/03/23/depues-de-39-anos-investigaran-rol-entre-dictadura-militar-y-sector-economico-argentino-4949.html

[11] http://www.semana.com/economia/articulo/reficar-las-irregularidades-por-sobrecostos/458610

[12] http://www.esquerdadiario.com.br/FBI-diz-corrupcao-da-Odebrecht-e-a-maior-do-mundo-Conheca-5-fatos-escondidos-no-episodio

[13] http://jornalggn.com.br/noticia/contra-corrupcao-quebra-se-a-odebrecht-mas-se-protege-as-estrangeiras

[14] http://www.esquerdadiario.com.br/Wikileaks-EUA-criou-curso-para-treinar-Moro-e-juristas


Fuente: http://www.celag.org/las-coimas-odebrecht-y-la-justicia-made-in-america/


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter