Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-01-2017

La insumisin del arte: entre el romanticismo y el surrealismo

Ivonaldo Leite
Rebelin


Como se ha sealado Michael Lwy, el surrealismo es un movimiento de revuelta del espritu y una tentativa eminentemente subversiva de re-encanto del mundo, es decir de restablecer en el corazn de la vida humana los momentos encantados borrados por la civilizacin de las mercancas: la poesa, la pasin, el amor, la imaginacin, la magia, el mito, lo maravilloso, el sueo, la revuelta, la utopa. Dicho con otras palabras, se trata de una protesta contra la racionalidad obtusa, el espritu mercantil, la lgica mezquina, el realismo liso de nuestra sociedad y la aspiracin utpica y revolucionara de cambiar la vida. Se trata de una aventura tanto intelectual como pasional, poltica y mgica potica y onrica, que empez en 1924, en Francia, pero que an no ha terminado. El surrealismo sali a luz pblica en 1924 a raz de la aparicin del Primer Manifiesto Surrealista.

Este Manifiesto, escrito pelo poeta Andr Breton, incluy la asimilacin del psicoanlisis freudiana y la llamada escritura automtica. El acercamiento a la dimensin poltica se dio en 1925, debido a la intervencin militar francesa en Marruecos, donde algunos de los principales creadores de la empresa onrica, a su manera, se interpusieron el camino de Francia, denunciando la perspectiva imperialista de la guerra. Esto marc definitoriamente la ubicacin del movimiento surrealista frente a lo que se ha llamado la civilizacin occidental.

El mismo ao de la guerra en Marruecos, la publicacin del movimiento (La Revolucin Surrealista ) cuestion el rol del ethos de la modernidad occidental: dondequiera que la civilizacin occidental ha predominado, todo contacto humano ha desaparecido, excepto el contacto que permite la generacin del dinero. En el estado actual de la sociedad europea, seguimos siendo fieles al principio de cualquier accin revolucionaria (NADEAU, 2007).

En 1931, ocurri el primer sobresalto del movimiento surrealista sobre la cuestin racial durante la Exposicin de Arte Colonial de Paris. La Exposicin, organizada por la administracin colonial, e que haba causado un grande inters a las lites francesas, los surrealistas opusieron una contra-exhibicin titulada La Verdad sobre las Colonias, bajo el lema Un pueblo que oprime a otro no puede ser libre.

En los aos cuarenta del siglo XX, con el movimiento surrealista venido a menos y desgarrado por sus disputas internas, miembros internos y angustiados por la catstrofe de la Segunda Guerra comenzaran un lazo ms estrecho con otras regiones del mundo.

El movimiento surrealista surgi como una suerte de sntesis superadora, no slo por las obras que dele de l derivaron, sino tambin por las problemticas formales y ticas que intent resolver desde una perspectiva integral. Como se indica Flavio Crescenzi, es un hecho irrefutable que todas las escuelas de vanguardia estuvieron signadas por una misma voluntad anti-realista, voluntad que motiv una bsqueda esttica con resultados visibles en el campo de la emancipacin: la construccin de un lenguaje escasamente referencial que multiplicara el poder significativo de las metforas, y el culto a la imagen potica seran algunos ejemplos posibles de lo que ha pretendido expresar. Es as como, desde las sinestsicas correspondenciais baudelaireanas, hasta los ms arbitrarios cadveres exquisitos, la imagen potica ha sido el elemento transformador por excelencia y, asimismo, el vehculo de conocimiento para aprehender una realidad mucho ms compleja que aquella otra instituida.

El surrealismo supone, de algn modo, la continuidad y la culminacin del romanticismo. La consciencia romntica reivindicaba y exploraba la subjetividad. Nada de esto fue ajeno al surrealismo, que extremar estas premisas valindose de los avances de la psicologa profunda (en particular, la teora de lo inconsciente de Freud) y de algunas de las formulaciones de la filosofa de la praxis. Los surrealistas parecieron vislumbrar mejor que nadie que el poeta es, por encima de todo, una conciencia crtica que denuncia toda forma de opresin y conformismo; que ataca toda orden cristalizado; que moviliza, de manera vital, energas sociales con la sola meta de que esas energas sobrevivan.

El espritu surrealista, o, mejor dicho, el comportamiento surrealista, es eterno. Lo es entendido como una cierta disposicin para profundizar lo real; a tomar una conciencia cada vez ms clara y al mismo tiempo crecientemente apasionada del mundo. Supone un verdadero llamado de atencin c ontra una civilizacin opresiva y un impulso de indudable eticidad hacia un ms autntico y libre modo de aprehender aquello profundamente humano; para ello, ha sabido exaltar el valor del ensueo, del humor, del juego, del deseo, del amor y de lo maravilloso como genuinas expresiones disruptivas.

Ivonaldo Leite es profesor de la Universidad Federal de la Paraba - Brasil

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter