Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-01-2017

Bajar la edad de punibilidad implica un retroceso

Adriana Gentile
Prensared


El gobierno en vez de polticas pblicas de proteccin lanz como solucin a la inseguridad el encierro para nios y adolescentes.Bajar la edad es retroceder, es ir en contra de los avances de la humanidad, analiza la abogada de la Fundacin Servicio por los Derechos Humanos Mara Elba Martnez.

La Convencin Internacional sobre los Derechos del Nio dice que nio es todo menor de 18 aos, y los nios merecen ser juzgados, y sancionados de manera diferencial. La edad de imputabilidad penal la deja a criterio de los estados parte.

En la Argentina el Rgimen Penal de la Minoridad se halla regido por la ley 22.278/80 dictada en la poca de la dictadura cvico-militar que fijaba la edad de punibilidad a los 14 aos, y luego en los albores de la democracia la edad qued fijada a los 16 aos. Si tienen menos de esa edad, puede aplicrseles una medida de seguridad que depende del Juez, privativa de libertad, pero no en carcter de pena, sino como medida tutelar.

Ahora bien, los nios producto de su vulnerabilidad deben contar con una proteccin especial por parte de la familia, la sociedad y el Estado, recayendo en este ltimo la creacin de normas que cumplan esos fines.Esencialmente teniendo presente el Principio de Progresividad que establece que la proteccin de los derechos humanos tiene que ir en aumento de manera paulatina, es decir, el espectro de resguardo debe ir amplindose sin posibilidad de reducirlo. Cuando una norma disminuye la tutela adquirida en forma previa, decimos que se contraviene el Principio de No Regresividad.

El impacto que tendra la baja de la edad de punibilidad violara el principio de No regresividad penal fijado en la Convencin Americana de Derechos Humanos (tratado con jerarqua constitucional). Adems, la no regresividad en materia de edad de punibilidad debe tenerse en cuenta a la luz de los Puntos 30 y siguientes de la Observacin N 10 del Comit de los Derechos del Nio de la ONU.

Bajar la edad es retroceder, es ir en contra de los avances de la humanidad en cuestin de derechos de los nios y adolescentes.

Segn la Corte Internacional de Derechos Humanos, el inters superior del nio es el punto de referencia para asegurar la efectiva realizacin de todos los derechos contemplados en la Convencin sobre los Derechos del Nio (tratado con jerarqua constitucional): La prevalencia del inters superior del nio debe ser entendida como la necesidad de satisfaccin de todos los derechos de la infancia y la adolescencia, que obliga al Estado e irradia efectos en la interpretacin de todos los dems derechos de la Convencin (Americana) cuando el caso se refiera a menores de edad.

Y cabe citar en particular, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Informe 2014) que se refiere a la criminalizacin temprana, que en Latinoamrica ha llevado, entre otras cosas, al hacinamiento y la superpoblacin de las crceles. Sostiene que en los centros penales latinoamericanos, en general, falta un enfoque de reinsercin social que proteja las vulnerabilidades de nios, nias y adolescentes. Advierte, adems, que se ha estigmatizado a algunos grupos de jvenes, en particular los de clase socioeconmica baja, y se ha favorecido el abuso de poder policial hacia ellos.

Adems, los estudios sociales en el rea de la criminologa no han demostrado que bajar la edad de imputacin resuelva el problema de la inseguridad, ya que los ndices de delitos permanecen estables; menos del 5 % de delitos graves son cometidos por menores, pero al salir en las noticias a cada instante parece que hubiera un homicidio cometido por un menor cada hora.

Estado y derechos

Y no podemos ignorar que los nios y adolescentes en conflicto con la ley penal son en su mayora de los sectores ms vulnerables de nuestra sociedad.

Le corresponde al Estado aplicar las leyes que protegen a los nios, tales como las que satisfacen sus necesidades bsicas: alimento, salud, educacin, en definitiva, una vida digna. Y hay que tener presente que la toma de decisiones de los jvenes se encuentra fuertemente influida por el contexto.

La adolescencia es un perodo durante el cual se abre la oportunidad de ayudar a los jvenes a transformarse en adultos responsables y de sentar las bases que luego los ayudarn a tomar decisiones informadas. Como el cerebro del adolescente se encuentra en desarrollo, ni su personalidad ni su comportamiento son fijos o estticos.

La mejor inversin consiste en ofrecer orientacin a los jvenes que delinquieron. Todos los adolescentes cometen errores, y la gran mayora aprenden de ellos y se convierten, ms tarde, en adultos responsables.

Prevencin

No debe confundirse inimputabilidad con ausencia de culpabilidad, irresponsabilidad e inexistencia de consecuencias jurdicas por el ilcito cometido. Es decir, un sistema de responsabilidad penal de adolescentes diferenciado del de adultos no significa impunidad.

Si se pretende hacer reformas en el sistema de minoridad es prioridad hacer hincapi en la prevencin, en medidas alternativas al encierro, medidas socio-educativas, centros de tratamiento de adicciones.

Los nios y los adolescentes no deben continuar siendo vctimas del poder represivo que los etiqueta de peligrosos, y que tiene por poltica el encierro en vez la insercin laboral. La disyuntiva estara entre proteger a la infancia o judicializarla (criminalizarla).

Se trata de un tema delicado, que exige seriedad y no especulacin o demagogias; en consecuencia debera ser sustrado de la agenda y coyuntura electoral, y debera ser reflexionado por todos con mayor profundidad.

Adriana Gentile. Abogada, especialista en derechos humanos. Licenciada en Filosofa. Integrante de la Fundacin de Derechos Humanos Mara Elba Martnez.

 

Referencias bibliogrficas

- Declaracin Universal de Derechos Humanos
- Declaracin sobre los Derechos del Nio.
- Convencin Americana sobre Derechos Humanos
- Pacto Internacional de Derechos Civiles y Polticos
- Pacto Internacional de Derechos Econmicos, Sociales y Culturales
- Reglas Mnimas de las Naciones Unidas para la Administracin de Justicia de
Menores
- Directrices de las Naciones Unidas para la Prevencin de la Delincuencia Juvenil
de 1990.
- Reglas de las Naciones Unidas para la Proteccin de los Menores Privados de
Libertad de 1990.
- Reglas sobre Acceso a la Justicia de las Personas en Condicin de Vulnerabilidad del 2008.
- Corte Interamericana de Derechos Humanos. (2002) Opinin consultiva OC-17/2002. Condicin jurdica y derechos humanos del nio
- Comit de los Derechos del Nio. (2007) Observacin general N10. Los derechos del nio en la justicia de menores. Organizacin de las Naciones Unidas.
- Comisin Interamericana de Derechos Humanos. (2011) Relatora sobre los derechos de la niez. Justicia juvenil y derechos humanos en las Amricas. Organizacin de los Estados Americanos.
- Baratta, Alessandro. (2001) El nio como sujeto de derechos participante en el proceso democrtico. En: Gonzlez Oviedo, Mauricio y Vargas Ulate, Elieth. Derechos de la niez y la adolescencia: antologa. 1ed., San Jos, Costa Rica: UNICEF.
- Beloff, Mary. (2013) Argumentos para una discusin pendiente acerca del futuro de la justicia juvenil en la Repblica Argentina. En: Estudios sobre edad penal y derechos del nio. 1ed., Buenos Aires, Argentina: Ad-Hoc.
- D ́Antonio, Daniel Hugo. (2010) Convencin sobre los derechos del nio. Anlisis de su contenido normativo. Aplicacin jurisprudencial. 1ed., 1reimp., Buenos, Aires, Argentina: Editorial Astrea.
- Llobet, Javier. (1999) Inters superior del nio, proteccin integral y garantismo [en particular con respecto a las sanciones y sus alternativas en el derecho penal juvenil].En: Tiffer, Carlos y Llobet, Javier. La sancin penal juvenil y sus alternativas en Costa Rica: con jurisprudencia nacional.1ed., San Jos, Costa Rica: UNICEF, ILANUD, CE

Fuente: http://www.prensared.org.ar/43589/bajar-la-edad-de-punibilidad-implica-un-retroceso



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter