Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-01-2017

Sobre la candidatura de Alejandro Guillier a la presidencia de la Repblica

Alejandro Lavqun
Rebelin


La proclamacin de la candidatura de Alejandro Guillier a la presidencia de la Repblica, realizada el 7 de enero, no deja de ser un eslabn de ms de lo mismo. Un cazabobos repetido hasta el cansancio por los dirigentes polticos, pero que da buenos resultados en las febles conciencias de un sector (no menor) de la ciudadana.

Las promesas de Guillier son las mismas que por dcadas han venido repitiendo los candidatos en tiempos de elecciones y que jams cumplen si son electos. Libreto repetido hasta la saciedad. Lo mismo ocurre con las declaraciones de los personajes del mundo poltico y cultural que asistieron a la proclamacin en apoyo del candidato, que adems consideran representante de la centroizquierda (o izquierda) y continuador del legado de la Nueva Mayora. Ser de Izquierda no tiene nada que ver con este seor, ni con el gobierno de Michelle Bachelet.

En honor a la verdad, debemos decir que Alejandro Guillier no se diferencia en nada, salvo en superficialidades, del resto de candidatos de la Nueva Mayora o de la derecha. Todos los partidos polticos apuntan a lo mismo: administrar el botn llamado Estado en su propio beneficio. Y para lograrlo no escatiman en mentiras y distorsiones de la realidad. Tomo como ejemplo las declaraciones del secretario general del Partido Comunista Juan Andrs Lagos, un ex mapucista (imagnense), que ha expresado que el candidato Guillier garantiza la unidad y la continuidad de las reformas.

Unidad de qu? De un grupo de partidos que usa el Estado como bolsa de trabajo para sus familiares y amigos devotos, gestin que aprendieron muy bien de sus colegas de la derecha? Continuidad de qu? De reformas que jams han sido reformas?

Continuidad de legisladores que slo legislan para aumentar la riqueza de los ricos? Alejandro Guillier es un candidato ms del sistema, como Lagos Escobar, Piera, Ossandn, Kast, Insulza, Enrquez-Ominami, los que rivalizan de manera ficticia en perodos de elecciones. Ninguno de ellos desea cambiar las bases econmicas ni la estructura poltica-administrativa del pas, que es verdaderamente por donde pasara un cambio real en beneficio de los trabajadores, productores de la riqueza pero que a cambio solamente reciben migajas.

La candidatura de Guillier (y del resto) slo viene a ratificar una tradicin instaurada en Chile en 1830 tras la traicin al Tratado de Ochagava por el general Jos Joaqun Prieto y Diego Portales, dos de los personajes ms funestos de la historia de Chile. De ellos son herederos los polticos de la Nueva Mayora y de la derecha.

Los caminos que conducen a la democracia y a la libertad, van por otras sendas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter