Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-01-2017

Repblica Dominicana
Ser rebelde es rechazar la manipulacin

Lilliam Oviedo
Rebelin


Naci un da / en una aldea / bajo un bombardeo. // Muri el mismo da / en la misma aldea / bajo el mismo bombardeo. Poema de Jess Cos Causse. Su ttulo: Breve biografa de un nio vietnamita. Con estas dos estrofas es posible resumir hoy la biografa de un nio sirio, y habra que saber cuntos nios nacieron y murieron en la Panam atacada con armas de ltima generacin el 20 de diciembre de 1989.

Por eso, por los tres golpes de Estado perpetrados en Amrica Latina entre los aos 2009 y 2016, y porque el Gobierno de Estados Unidos conspira contra el avance poltico y utiliza para ello los ms sucios recursos, el embajador estadounidense personifica la injerencia y el neocolonialismo.

En Repblica Dominicana, personas ligadas a grupos progresistas y revolucionarios han posado junto a James Brewster, tratando de mostrar con ello su rechazo a la homofobia. Es preciso identificarse con el embajador de Estados Unidos para rechazar las posiciones de Vinicio Castillo Semn, Pelegrn Castillo, Marino Vinicio Castillo, Roberto Rosario y otros recalcitrantes entre quienes se puede mencionar al hoy presidente Danilo Medina?

A partir del da 20, No habr ms activismo pro aborto y lgtb en RD desde embajada EU. Primer fruto positivo triunfo de Trump para RD, escribi (literalmente) el diputado Vinicio Castillo el pasado da 7 en su cuenta de Twitter.

El mismo da, en su muro de Facebook, el esposo de Brewster, Bob Satawake, escribi: Vinicito est horriblemente equivocado en sus comentarios. Quiero dejar muy claro que los Estados Unidos seguirn apoyando la igualdad en todo el mundo. Hay miles de diplomticos de carrera LGBT en casi todas las misiones diplomticas en todo el mundo y puedo asegurarles que apoyarn el avance de todas las iniciativas humanitarias, las polticas de salud pblica y la igualdad de trato de todas las personas, independientemente de quin sea Presidente de los Estados Unidos. Vinicito, claramente el pueblo dominicano no compra su tipo de liderazgo considerando que ni siquiera podra generar el 1% de los votos!. (Reproduccin literal).

La euforia ultraderechista del legislador por la Fuerza Nacional Progresista y el compromiso de Satawake con el poder estadounidense como conjunto, se evidencian en esta conversacin. Acaso es preciso apoyar a uno de los dos?

En la temtica de los derechos

Un objetivo crucial para los estrategas de la derecha a nivel global ha sido despolitizar la lucha por el reconocimiento de los derechos.

La lucha por los derechos sexuales y reproductivos, la condena a la discriminacin sexista, el rechazo al racismo y el reclamo de respeto a las personas de diferentes tipos de orientacin sexual, se presentan, en el esquema de la derecha, no solo desvinculados del concepto de clase, sino incluso en contradiccin con la lucha de clases.

Con esto colaboran intelectuales renegados y pseudoprogresistas que no solo se acomodan cambiando de banderas, tambin elaboran argumentos para explicar su adhesin a proyectos culturales financiados por agencias de factura imperialista y, en una pose burdamente pragmtica, dicen que aprovechan lo bueno y desechan lo malo.

El vnculo con los proyectos que alimentan el atraso poltico, sin embargo, se crea de manera permanente, porque se sustenta en relaciones comerciales o en convenios laborales.

Es preciso hablar sobre esto, e incluso realizar estudios con detalles especficos sobre la situacin. Es una de las tareas que deben asumir los medios alternativos.

En 1915, Lenin exhort a los revolucionarios a tomar posiciones claras en relacin con las guerras. El socialismo y la guerra, es un ensayo en el cual Lenin delimita las posiciones revolucionarias en torno a la guerra, diferencindolas del pacifismo de derecha y de las ideas sustentadas por los grupos anarquistas. Un ao despus, en sus valoraciones sobre el folleto Junius (el formidable trabajo de Rosa Luxemburgo) realiza otras puntualizaciones en torno al tema, esta vez reflexionando sobre las organizaciones.

A la distancia de un siglo, en un mundo en el cual la manipulacin poltica se ejerce con recursos ms elaborados, sigue siendo cierto que no se puede desconocer lo esencial.

Es condenable la accin homofbica de referirse con burla al todava embajador James Brewster y su esposo Bob Satawake. Eso s, a estos dos hombres es de rigor identificarlos como servidores del poder estadounidense. Esto as, porque La injerencia, el saqueo y la sangre no son nimios detalles.

El reclamo de igualdad y la exigencia de respeto a la dignidad humana, son deberes de conciencia. Es asqueroso, sin embargo, envolver en consignas recin fabricadas la claudicacin y la consecuente adhesin al proyecto imperialista.

Entre continuidad y cambio de estilo

Brewster present su renuncia (lo hizo casi dos meses antes de que Donald Trump emitiera la orden de que todos los embajadores polticos renuncien a partir del 20 de enero). Otra persona (hombre, mujer, homosexual o heterosexual) ocupar el cargo.

Habr cambio de estilo? Ser un embajador poltico nombrado por Donald Trump o un diplomtico de carrera? No son preguntas fundamentales. Ms importante que eso es que tendr por misin defender la poltica de Donald Trump hacia el pas y hacia el resto de Amrica Latina.

Un cambio de estilo no implica la ruptura de ciertos vnculos. Quienes han adquirido la condicin de empleados de las agencias yanquis lo seguirn siendo.

Brewster dio continuidad a la labor de su antecesor, Raul Yzaguirre, quien se empe en atraer hacia la embajada a intelectuales, miembros de grupos culturales y comunicadores. Yzaguirre incluso mantuvo una columna quincenal en el diario El Nacional, en la cual trataba temas aparentemente inofensivos y neutrales. La diferencia que marc fue en el estilo, porque lo hizo a partir del activismo contra la homofobia.

Con qu pretexto seguirn frecuentando la sede diplomtica quienes hoy son visitantes habituales? No hay que conocer el contenido del enunciado para saber que es preciso rechazarlo. Los estrategas imperialistas son enemigos de los pueblos y no hay pretexto vlido para caminar junto a ellos. La manipulacin dirigida a convertir en palabrera hueca el rechazo a las ms groseras formas de sometimiento, hay que rechazarla, aunque sus agentes muestren rostros sonrientes

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter