Portada :: frica :: Sahara: 40 aos de exilio y lucha
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-01-2017

Saharauis en el olvido

Lucia Vargas
Rebelin


Como consecuencia del repartimiento africano a cargo de Europa, este conflicto se desarrolla en el territorio al norte de frica, el espacio geogrfico saharaui no autnomo que fue una colonia espaola en ese entonces bajo el rgimen fascista de Franco. Cuando en 1976 la potencia espaola abandona Sahara Occidental y pasa a ser de dominio administrativo a manos de Marruecos y Mauritania generando el descontento de los habitantes saharauis que crean el Frente Polisario apoyado por Argelia, movimiento poltico y militar que busca la independencia de Marruecos y la autodeterminacin de los habitantes del Shara Occidental.

Ese mismo ao tambin es creada la Repblica rabe Saharaui Democrtica (RASD) que no est reconocida por la ONU y ha mantenido poca intervencin en el conflicto, reconoce a Marruecos como potencia ocupante en el territorio y la soberana saharaui del territorio en manos de Espaa.

Con el paso de los aos, en el contexto de la Guerra Fra, el gobierno marroqu reclama el territorio del Sahara Occidental contra los intereses del Frente Polisario y por medio de la construccin de un muro militarizado, el ms largo del mundo despus de la Muralla China, con ms de 2.700 metros de longitud y aproximadamente 2,5 metros de altura que vara a lo largo de la extensin. Divide el Sahara Occidental en dos secciones, un sector bajo dominio marroqu y otra parte a cargo del Frente Polisario.

Este muro est equipado con las ms modernas tcticas militares, por ejemplo, el territorio esta minado internamente y por condiciones climticas no hay exactitud de donde se pueda encontrar una mina, cuenta con alambrado en todo el muro y obstculos de arena o piedras, adems de que es custodiado por unos 100.000 soldados marroques.

Son muchos los expertos que han considerado este conflicto contemporneo como el muro de la vergenza del siglo XXI, donde el acceso a la informacin es restringido y los medios son silenciados, un muro que lleva ms de 30 aos separando familias saharauis y alberga campos de refugiados que violan constantemente los derechos humanos con psimas condiciones de vida.

Desde 1991 existe un dbil alto al fuego y ese mismo ao es creada la Misin de las Naciones Unidas para el referndum del Sahara Occidental (MINURSO) para lograr la independencia del Shara Occidental de Marruecos.

Tras dcadas de conflicto el ex secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon hace un llamado a las partes a mantener el status quo, siendo el 2016 un ao de tensin entre el Frente Polisario y Marruecos, por las constantes violaciones de las tropas marroques desde el pasado 11 de agosto de dicho ao. Las autoridades saharauis denunciaron ante la ONU la provocacin por parte del ejrcito marroqu y la posibilidad de una ruptura al alto al fuego, reclamando a la Organizacin el plan de paz que nunca se redact.

En la mediacin entre Marruecos y el Polisario, Rusia ha tenido un papel protagnico desde la visita del rey marroqu Mohamed VI a Mosc donde el dirigente ruso Vladimir Putin motiva a las partes a dialogar y encontrar una situacin al conflicto. La intervencin rusa pone en juego los intereses de Argelia ya que apoyaba al Frente Polisario para debilitar a Marruecos y al mismo es un territorio estratgico naval y areo para Rusia para frenar la expansin de la OTAN en el Atlntico.

Por otro lado, un hito histrico sucedi el pasado 21 de diciembre cuando el Tribunal de Justicia de la Unin Europea sentenci que el Sahara Occidental no forma parte de Marruecos, lo cual fue considerado y celebrado como un avance para el Frente Polisario.

La comunidad internacional se ha mantenido en silencio con respecto al conflicto, considerando el prestigio que mantiene Marruecos, una economa estable solamente separada del continente europeo por el estrecho de Gibraltar. Esta monarqua constitucional no es miembro de la Unin Africana (UA) pero el rey de Marruecos, Mohamed VI tiene intencin de integrarse a esta organizacin despus de 30 aos de haberla abandonado.

A su vez Marruecos es miembro de la Liga rabe y el Grupo de los 77 y mantiene una alta demanda turstica, una sofisticada infraestructura, riqueza pesquera y excelentes relaciones comerciales con Espaa, un pas de primer mundo que somete a una poblacin saharaui aptrida de nacionalidad y territorio que exige su propia soberana.

La escasa o casi nula informacin que se maneja del conflicto es alarmante ya que demuestra el rechazo de la sociedad global hacia el continente africano sin tomar en cuenta las condiciones de vida de la poblacin saharaui que debe elegir entre vivir en el desierto o sobrevivir bajo un rgimen marroqu que atenta en contra derechos humanos por medio de la represin, violencia, persecuciones y asesinatos.

Las naciones del mundo deben encontrar una pronta solucin al conflicto ya que en un futuro como consecuencia puede generar migraciones africanas haca Europa y el resto del mundo.

La magnitud del conflicto es ignorada y este ao puede ser de vital importancia para una solucin diplomtica al conflicto con la entrada de Marruecos a la Unin Africana ya que el gobierno saharaui amenaza con reanudar el conflicto sino se acelera el dilogo mediado por la MINURSO para realizar el referndum y lograr la autoderminacin de los habitantes del Sahara Occidental que han vivido casi cuatro dcadas en medio del desierto, sin proteccin de un Estado en un territorio dado, siendo una pieza ms del ajedrez mundial.

 

Lucia Vargas es estudiante de Relaciones Internacionales en Costa Rica



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter