Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-01-2017

El problema de Israel con la adiccin al herosmo

Natasha Roth
972mag

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


La otra cara de la necesidad de Israel de crear hroes en uniforme, arma en mano, es la necesidad de preservar los ideales asociados con ellos y protegerlos de las crticas cuyas ramificaciones se han convertido en perturbadoramente claras en el caso de Elor Azaria.

Un soldado de la brigada de infantera Nahal al final de un ejercicio de entrenamiento en el Negev, Israel, 16 de febrero de 2015. (Evan Lang & Adi James Brown, portavoz de la FID Unidad / CC 2.0)

"Una nacin sin hroes es una casa sin puertas". As dice el grotesco dictador general de Gabriel Garca Mrquez en El otoo del patriarca despus de ofrecer igualdad de honores pstumos a varios oficiales del ejrcito que mueren en rpida sucesin, sin importar si murieron en un trgico accidente o como consecuencia de sus propias actividades depravadas.

La idea de que los hroes nacionales forman parte estructural de cualquier estado ha impregnado a Israel desde su fundacin. La narrativa de los aos pre-estatales y de las primeras dcadas del pas -por lo menos la versin que la mayora de los israeles se dicen a s mismos- es esencialmente una secuencia de batallas militares cuyos participantes (judos/israeles) se consideran casi uniformemente hroes y el trmino guibor Israel (hroe de Israel), que est reservado principalmente a los militares, es una parte intrnseca del lxico nacional. (Vale la pena sealar que la palabra "guibor" viene de la misma raz que "guever" -hombre- otorgando al herosmo una corriente subyacente de la masculinidad).

Las narrativas se alimentan en la memoria nacional, que a su vez conforman a la identidad nacional. En Israel, entonces, los miembros de las milicias pre-estatales y sus generales del ejrcito estn inmortalizados a travs de un sinnmero de nombres de calles y monumentos en todo el pas y al mismo tiempo conforman colectivamente la imagen en la que Israel se ha moldeado.

No hace falta decir que el concepto de hroes nacionales no es de por s problemtico, tanto como que el canon en la mayora de los pases occidentales sigue estando dominado por varones blancos, heteros y occidentales. La clave est en el contexto y en Israel el contexto es problemtico, no slo porque el herosmo est tan fcilmente asociado con hazaas militares de los hombres, sino tambin debido a que la definicin de herosmo est tan estrechamente ligada a la sensacin de la mejor versin que Israel tiene de s mismo. El uniforme dicta el valor interior de la persona, no al revs, y en este sentido la relacin de Israel con su ejrcito adquiere el carcter de la devocin religiosa.

La nocin de servicio militar activo como el ideal patritico ltimo es alimentado desde la poltica de Israel, los medios de comunicacin y los sistemas judicial y acadmico. Pero como ya he escrito en este sitio hace un ao, la idea de que un ejrcito, que es una institucin inherentemente violenta, debe conformar la plantilla de las normas de buena reputacin y prestigio moral, es muy problemtica. Aunque existe algo como una guerra justa, la violencia y la guerra no son en s mismas heroicas y la participacin en cualquiera de las dos no debe ser considerada como el pinculo del deber cvico, que tan a menudo se encuentra en Israel.

Por otra parte este anclaje de herosmo por hazaas militares hace ms quedar a la violencia un respeto que no se merece. Tambin significa que el servicio militar de un hombre se puso en marcha como un signo prioritario de prestigio cuando surgen preguntas sobre su comportamiento personal.