@alfreserramanci

Las elecciones del 19 febrero en Ecuador son algo ms que unas elecciones cualesquiera. Esta cita trasciende la poltica interna. A nivel regional, lo que est en juego es la hiptesis del fin de ciclo. Si gana la Revolucin Ciudadana, no habr evidencia emprica electoral que sirva como base para seguir proclamando que los procesos de cambio llegaron a su punto final. Pero si se pierde, entonces, ser difcil argumentar lo contrario.

Hasta el momento, en clave electoral presidencial, en la Amrica latina progresista la derecha slo ha sido capaz de ganar una vez en los ltimos quince aos. 1 de 24. Un porcentaje prrico del 4%. Entre Lula y Dilma obtuvieron 4 victorias en Brasil. Nstor y Cristina vencieron 3 veces en Argentina; Macri fue el nico que logr ganar en las urnas como representante de la derecha. En Venezuela, entre Chvez y Maduro, fueron 4 victorias. Entre Tabar y Mujica, 3 en Uruguay. Evo ha vencido en las ltimas 3 citas electorales. En Nicaragua, Ortega va por la tercera victoria consecutiva. Y en Ecuador, hasta el momento, Correa gan en las 3 ltimas ocasiones.

Sin embargo, este patrn de victorias electorales se ha visto parcialmente contrarrestado por lo acontecido en los dos ltimos aos. Tanto en clave electoral como en lo poltico y econmico, ha habido un reflujo de los procesos de cambio. Se perdieron dos citas electorales importantes no presidenciales: legislativas en Venezuela y referndum en Bolivia. Y tambin es cierto que se observa un relativo desgaste en cuanto al entusiasmo y respaldo de las mayoras si es que lo comparamos con lo que suceda hace una dcada. No obstante, este desencanto emergente no se traduce inmediatamente en presidentes de derecha en aquellos pases progresistas.

Es por todo ello que lo que enfrenta Ecuador va ms all que la eleccin entre dos modelos antagnicos de pas. Adems, esta vez, ante la ausencia de Correa como candidato presidencial, tambin se pone en tela de juicio la cuestin de la sucesin despus de fuertes liderazgos. Recientemente, en Argentina, la apuesta Scioli no sali bien. Y ahora en Ecuador, la Revolucin Ciudadana tiene el desafo de ganar sin Correa como candidato. Lenin Moreno es quin tiene la tarea de hacerlo frente a dos opositores que representan lo mismo pero con caretas distintas. Lasso y Viteri vienen a representar biceflicamente una propuesta regresiva para Ecuador. Al igual que sucediera en Argentina, ambos no lograron llegar a acuerdos para formular una candidatura de Unidad. Esta opcin unitaria, tan de moda en Venezuela, sigue siendo el deseo desde afuera para doblegar las propuestas progresistas. Pero por el momento, en cada pas, las derechas estn ms fragmentadas de lo que quisiera el poder econmico internacional.

Ecuador probablemente seguir siendo el laboratorio para que la derecha contine buscando escndalos que logren cambiar la agenda de campaa. Lo hicieron con Evo; lo hicieron con Cristina; y lo han hecho permanentemente contra el chavismo. Y seguramente, ya tendrn preparados algunos ases bajo la manga para enlodar las prximas semanas de campaa. De hecho, ya han aterrizado en suelo ecuatoriano los asesores de Clinton y Obama para empezar la guerra sucia contra la Revolucin Ciudadana. Y por su lado, Viteri ha comenzado a recitar el manual de siempre pero con una performance ms prxima en la onda Capriles-Macri. Es decir, los globos de colores no tardarn en llegar. Y en el caso de Lasso, atrapado por su pasado de banquero, apela a otro clsico: que nadie pague impuestos. Ambos procuran ganar con maniobras arcaicas pero presentndose como lo nuevo.

Falta apenas un mes para saber qu pasar finalmente. Todo parece indicar que la Revolucin Ciudadana seguir siendo la fuerza ms votada. El interrogante est en saber si tendr votos suficientes para ganar en primera vuelta. La batalla electoral es en Ecuador, pero toda la regin est pendiente de lo que ah suceda. Si gana un banquero, el neoliberalismo rancio podr sacar pecho; si gana Viteri, la nueva derecha presumir de sus habilidades de seduccin electoral; pero s gana la Revolucin Ciudadana, espero que los agoreros a lo Fukuyama callen por unos meses y se dediquen a otro tipo de profecas.

Fuente: http://www.celag.org/ecuador-la-capital-electoral-de-america-latina/