Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2017

Tareas de Podemos
Competir con el PSOE? O cuando los que faltan es que no estn

Juan Carlos Monedero
Pblico.es


Desde la Tercera Va de Tony Blair y el desmantelamiento industrial de Felipe Gonzlez, la diferencia entre la socialdemocracia y la derecha conservadora slo depende de lo brava que se ponga la derecha. Cuando activa su chip neonazi, hasta Jess Gil o el prncipe Harry podran pasar por bolcheviques.

Ha sido tanta la cesin y tan cobarde la izquierda socialdemcrata, que se ha convertido en un lugar comn decir es que la derecha est tan brbara que hay que ceder para que la cosa no vaya a peor. No vamos a recordar momentos histricos que demuestran que a la bestia no se la frena cedindole territorio. Sirve venir al presente, y ver los efectos con Trumo en Estados Unidos o en Francia con Fillon y Le Pen. Si juegas a parecerte a la derecha, la gente prefiere al original. Entonces, slo te quedan los matices.

Si Podemos se pone a competir con el PSOE, no tendr mucho ms espacio que disputar matices. Y dejar de entender que puede ver mucho ms lejos.

Porque tambin viene de lejos. Precisamente de cuando la socialdemocracia empez a tirar la toalla al empezar el modelo neoliberal a triturar lo ganado despus de la Segunda Guerra Mundial.

Podemos, aunque est en un proceso de primarias, tiene que recuperar un discurso honesto y sincero. Sera hipcrita decir venimos del 15M o insistir en que quiere volver a los orgenes y, al tiempo, olvidar aquello que gritaban las calles de PSOE y PP, la misma mierda es, una frase repetida aquellos meses que no siempre haca honor a la verdad pero que permiti que se abriese un nuevo espacio poltico. O una cosa o la otra. A no ser que queramos tratar como idiotas a los inscritos y votantes de Podemos. Y, auguro, no se van a dejar.

Podemos naci porque haba un espacio sin representar, millones de espaoles que se haban cansado de votar con la nariz tapada. No tiene mucho sentido pretender hoy convertir a Podemos en un remedo del PSOE. Por cierto de qu PSOE? Evidentemente, no del de la cal viva, porque Podemos es un partido de orden y progreso y esas cosas no las hace. Que Antonio Machado emigr a Francia y muri all con su familia, y Lorca falleci en Granada porque la gripe del 36 vino muy mala. Pobre Podemos que renunci a la memoria histrica porque poda quitarle votos. Entonces, si el objetivo es hacer guios al PSOE se va a dedicar Podemos a construirle una historia adecentada a Felipe Gonzlez, Zapatero, Rubalcaba y a la Gestora?

An menos sentido tiene decir que no se quiere hablar del PSOE para, a continuacin, decir que lo que tiene que hacer Podemos, en nombre de la institucionalidad, es ocupar el espacio del PSOE. Por ser ms claro: del PSOE que, en su debacle, ha decidido llevar a sus votantes a un espacio de viejo orden que prefiere la injusticia al desorden. Es decir que, como ha dicho el Presidente de la gestora, un PSOE que no cuestiona, ni siquiera por los azares de la historia, la barbaridad de haberle regalado al PP el gobierno de la nacin.

Podemos no puede ser un partido nostlgico. Porque es un instrumento para mejorar la vida de las mayoras, no para mejorar la biografa de sus fundadores. Tiene la obligacin, que se marc desde su nacimiento, de representar a las mayoras con voluntad de cambio. Sin etiquetas, sin carnets, sin mochilas, pero con voluntad de cambio. Da igual lo que hayas votado, pero votar a Podemos implica algunos compromisos. Para votar humo la gente tiene a Ciudadanos. Podemos necesita, de momento, tres millones ms de votos. Claro. Pero no se trata de buscar a las mayoras sin ms, diciendo pueblo, patria, alegra, y esperar que venga un genio escondido en una lmpara a regalarte los deseos. Esa mayora de cambio hay que trabajarla.

Los que faltan tienen que estar dispuestos a transitar hacia espacios donde haya mayor luz democrtica. Porque de lo contrario, no estn. No interesa la mayora silenciosa, sino la mayora silenciada. A la que hay que dar voz. Demasiado aluvin interesado recibi ya Podemos en sus orgenes. La transversalidad no puede ser adaptarse a un cuerpo social esttico, sino a ese cuerpo social que supo romper con la inercia del bipartidismo. Si la transversalidad no se convierte tambin en una herramienta pedaggica, es mero oportunismo (me aterra pensar que algunos jvenes que han nacido al pensamiento en Espaa en los ltimos tres aos no tengan herramientas intelectuales adecuadas, confundidos con la transversalidad hueca y con un discurso donde han desaparecido categoras clave para explicar el mundo). Y tiene sentido, porque esa transversalidad oportunista busca tratar a la gente, de la que desconfa, como menor de edad. Es lo que est corriendo hacia la derecha a todo el arco poltico francs. El miedo infantiliza. En los orgenes de Podemos, fue al revs: fue la gente, en las calles, en las plazas, la que le dijo a la poltica que estaba hasta las narices de que la trataran como menor de edad.

Una oposicin til es la que tiene detrs un pueblo til. El pueblo indignado que ha obligado a un juez a reconocer la dacin en pago, a Bruselas a prohibir las clusulas suelo, al Parlamento a empezar a caminar para impedir la pobreza energtica. Para Podemos, los sillones son circunstanciales, herramientas para mejorar la vida de la gente, no la vida propia. Ni el PSOE ni el PP ni Ciudadanos quieren calle. Slo Parlamento. Por algo ser. Los medios de comunicacin quieren un Podemos que sea muleta del PSOE. Y van a celebrar cualquier Podemos domesticado o que pueda ser utilizado como cua. Tambin celebraron a Alberto Garzn hace un ao como el gentleman de la izquierda verdadera. Pensaban que as debilitaban a Pablo Iglesias. Hoy, Garzn, con criterio propio ayer y hoy, vuelve a ser una diana de los mismos que le ensalzaron. Como le ocurrir a cualquiera que desafe realmente el bipartidismo. Si Pablo Iglesias regresara a la universidad, los ataques que sufre se traspasaran de manera idntica y con la misma virulencia al sucesor o sucesora.

Podemos decidi saltar de la calle a los ayuntamientos y al Parlamento porque entendi que faltaba la palanca de las instituciones. Hoy sabemos que ningn cambio real va a tener lugar si no est la calle recordando la obligacin de convertir las necesidades en derechos. No hay contradiccin entre la calle y las instituciones. La nica ruptura que amenaza es la de los grupos humanos que conforman Podemos. Lo que demanda el pueblo consciente, ese que protagoniz el 15M, el que impuls el nacimiento de Podemos y le concedi cinco millones de votos, es la unidad. Diversidad y pluralismo, el objetivo. Unidad, el camino. Por fin Podemos va a empezar a hablar de poltica.

Fuente: http://www.comiendotierra.es/2017/01/14/tareas-de-podemos-competir-con-el-psoe-o-cuando-los-que-faltan-es-que-no-estan/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter