Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2017

Reforma Laboral en curso
La crisis apura la reforma laboral

Eduardo Lucita
Rebelin


Los tiempos previstos por el gobierno nacional para impulsar transformaciones profundas se ven acelerados por una coyuntura desfavorable tanto local como internacionalmente. La dinmica de la crisis est en la base de las seales de adelantamiento de una reforma laboral que cuestiona conquistas histricas de los trabajadores.

Ms all del mayor o menor gradualismo del ajuste en curso lo que est quedando a la luz pblica es la debilidad competitiva del capitalismo argentino. Debilidad que en ltima instancia es la causal de todas las crisis recurrentes desde la segunda mitad del siglo pasado hasta hoy .

El FMI acaba de hacer pblica su decepcin por el comportamiento de la economa del pas en el 2do semestre pasado. Todo indica que este ao la economa tendr un rebote y el PBI terminar igual que en el 2015 pero con mayor desocupacin, mayor pobreza y ms deuda, mientras que la prometida lluvia inversora brilla por su ausencia. La inflacin si bien menor tiene un piso del 20 al 25 por ciento; el dficit fiscal del ao que termin y del que se proyecta parta este es el mismo del kirchnerismo, lo nico que cambi es la financiacin -emisin por deuda. En 2016 se batieron records de endeudamiento y se volver a repetir en este 2017, pero no es posible continuar en esa senda en el 2018. En muchos analistas hay dudas de que los brotes verdes finalmente aparezcan en este 1er. trimestre.

As las cosas el gobierno Macri busca entonces resolver los condicionantes estructurales del capitalismo dependiente argentino lase competitividad de la economa y productividad de los factores-- para atraer inversiones, aggiornarse tecnolgicamente y poder as competir en los mercados internacionales

Un problema histrico

Es en 1952, cuando el 2do. Plan Quinquenal, que aparece por primera vez el problema de la productividad del capitalismo nacional, y es en 1955 cuando se lanza el Congreso Nacional de la Productividad y el Trabajo. Es que en esa crisis se detectaron los primeros problemas de competitividad.

Desde entonces las insuficiencias del sector industrial para proveerse las divisas necesarias para su desarrollo se fueron agravando ao a ao, la desarticulacin industrial de los aos 90 fue un golpe definitivo. La matriz insumo/producto tiene hoy un componente importado elevado (del orden del 37-40%), ya no son solo equipos sino tambin insumos intermedios, y las divisas provistas por el campo ya no alcanzan. Con el ingreso de China a la OMC la fuerza de trabajo mundial ms que se duplic (de 1500 millones de trabajadores a 3.500). Con salarios asiticos de 200 dlares y condiciones de superexplotacin propias de la primera mitad del siglo pasado el piso de competitividad es hoy mucho ms elevado.

La adenda al convenio petrolero

Es en este contexto es que deben entenderse las modificaciones al Convenio Colectivo de Trabajo de petrleo y gas no convencional en la provincia de Neuqun. Estas comenzaron a discutirse hace tiempo, cuando las negociaciones estaban empantanadas, por la negativa sindical a aceptar modificaciones regresivas, YPF presion con la baja de 33 equipos de exploracin y 1700 despidos. El impacto disciplinador fue inmediato en un sector de altos ingresos, que prefiri entregar condiciones laborales a cambio de mantener los puestos de trabajo.

El acuerdo flexibilizador contempla condiciones de superexplotacin que exponen la salud y la seguridad de los trabajadores. Se impone la multifuncionalidad; la empresa decidir si se suspenden o no la tareas por las condiciones climticas; las cuadrillas podrn trabajar an cuando la nmina no est completa; se modifica la jornada laboral al no considerar los tiempos de viaje (horas taxi) y los tiempos de descanso entre actividades; se eliminan las horas extras de fines de semana y feriados y se habilita el montaje y desmontaje en horarios nocturnos.

Se estima que con estas modificaciones las empresas bajaran un 30 por ciento sus costos operativos. El Estado nacional elimin las retenciones a las exportaciones petroleras y se compromete a mejorar la infraestructura vial y ferroviaria y a garantizar un curso de ajuste para los precios del plan de estmulo Gas Plus para este ao, en tanto que la provincia no incrementara la presin tributaria sobre las petroleras y mejorar caminos internos. Las empresas por su parte se comprometen invertir y a no despedir trabajadores, aunque habilitaran un registro de retiros voluntarios. La direccin sindical avala todo.

Sector por sector

El acuerdo con los petroleros de Vaca Muerta es apenas un adelanto de un enfoque global. Ya los metalrgicos de Tierra del Fuego y los mecnicos del SMATA -presionados por la rebaja arancelaria a productos electrnicos de importacin y el potencial cierre de fbricas los primeros, por el avance de la robotizacin, la crisis en Brasil y las suspensiones los segundos- aceptaron modificar a la baja sus respectivas condiciones laborales.

Hace meses que el ministro de Trabajo Jorge Triaca haba adelantado que buscara revisar los convenios laborales y fijar bonos por productividad, el propio presidente Mauricio Macri en varias oportunidades se refiri crticamente a la industria del juicio, al ausentismo y a las reducciones horarias. Sin embargo por ahora la estrategia diseada parece ser avanzar gradualmente por sectores modificando los marcos laborales y postergando la discusin integral de los convenios para evitar un conflicto generalizado con los sindicatos.

Es que el gobierno est haciendo lo que conocemos como uso capitalista de la crisis. Dicho de otra forma, aprovecha la debilidad y la incertidumbre miedo a perder el trabajo- que la crisis introduce al interior de las filas obreras, para avanzar en una reforma estructural de las relaciones laborales, comenzando por los sectores ms vulnerables frente a la competencia internacional, segn los define el Plan Productivo Nacional. Se supone que los prximos sern Calzado, Textiles y Juguetes, aunque esta semana trascendieron negociaciones tambin en martimos.

Siempre el costo laboral

La productividad es la resultante de un conjunto de factores, la OIT propone que se estudien todos los conceptos: costos de financiacin, de distribucin, de gestin de la salud, de seguridad en el trabajo sin embargo siempre se pone el acento en el costo laboral, ms precisamente en los llamados costos no salariales (ausentismo, accidentes de trabajo, derechos sociales, extensin de la jornada). Es que para la lgica del capital la productividad depende del trabajo, se supone es la forma en que lo hace ms eficiente.

En el horizonte no coyuntural estn la negociacin colectiva descentralizada, aumentos por productividad, eliminar el fuero laboral, reducir aportes patronales, reformar la ley de Riesgos del Trabajo, regresar al rgimen de pasantas y transformar planes sociales en trabajo con salarios subsidiados en el sector privado (lase mano de obra barata).

De conjunto se trata de una reforma de las relaciones laborales que constituye un ataque en toda la lnea a conquistas histricas de los trabajadores. Un frente que contenga a todas las tendencias obreras y sindicales es urgente para trazar una lnea defensiva frente a esta estratgica ofensiva del capital y su Estado.

Eduardo Lucita. Integrante del colectivo EDI (Economistas de Izquierda)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter