Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2017

La lectura de la novela policaca como realidad poltica de EE.UU. y la realidad poltica de EE.UU. como novela policaca
El caso de Barack Obama

Jorge Vital de Brito Moreira
Novas Pensatas

Traducido del portugus para Rebelin por Catherine M. Bryan


No soy un fan particular del gnero detectivesco creado por Edgar Allan Poe que es conocido como novela policaca; ni de su vertiente inglesa (Arthur Conan Doyle, Agatha Christie...), ni de su vertiente hardboiled estadounidense (Dashiell Hammett y Raymond Chandler...). Pero como crtico de la cultura, tengo la obligacin de estar casi siempre interesado en la relacin entre la cultura, la ideologa, la esttica y la poltica que se manifiestan, explcita o implcitamente, en la literatura, en las pelculas, la msica y/o cualquier otro discurso cultural producido dentro de la totalidad del sistema capitalista.

En otras palabras, es necesario estudiar la novela policial por ser un gnero muy popular, consumido masivamente por individuos y grupos de diferentes estratos sociales. As que, podra decir que estoy casi siempre interesado en cmo se produce y reproduce el imaginario colectivo/popular; y cules son las formas ideolgicas a travs de las cuales el sistema capitalista manufactura consenso masivo con el objetivo de legitimar (o deslegitimar) ciertos proyectos de poder socio-econmico, poltico y cultural; y cules son las formas en que se le puede producir resistencia. Teniendo en cuenta lo anterior, me siento inclinado a buscar algn tiempo para leer tanto la novela policaca inglesa como las novelas de EE.UU. (sin excluir las pelculas policacas); en especial para leer las novelas policacas actuales de escritores contemporneos (vivos y muertos) como Manuel Vzquez Montalbn (espaol), Paco Ignacio Taibo II (mexicano) y el brasileo, Luiz Alfredo Garcia-Roza (1).

As que, hace tres das, acab de leer, desde la vertiente hardboiled estadounidense, una importante novela del extraordinario escritor Jim Thompson que an no haba tenido la oportunidad de conocer (2). En ingls, la novela se intitula Pop. 1280, pero fue traducida al espaol con el ttulo 1280 almas.

La novela Pop. 1280 es una de las ms famosas del escritor Thompson. Publicada en 1964 (3), el ttulo se refiere al nmero de habitantes de un pequeo pueblo de un estado (posiblemente Texas) de Estados Unidos, donde en el nmero 1280, tambin se incluyen los negros de la ciudad ya que, como informa la narrativa, el censo requiere contar a los negros como si fueran seres humanos." De hecho, la novela representa y cuestiona, trgica y cmicamente, los conflictos sociales producidos por las diferencias de gnero (hombre/mujer) y de raza (blanco/negro) en una sociedad totalmente dividida por la lucha de las clases sociales.

La novela est narrada en primera persona y el narrador/protagonista, Nick Corey, es el alguacil (sheriff) del condado de Potts (Potts County), un pequeo pueblo de un estado del sur de Estados Unidos. En apariencia, el alguacil es inofensivo, suave, y agradable, pero por detrs de su figura populista y demaggica, Nick Corey esconde una inteligencia maquiavlica que le ayuda a hacer planes diablicos para ser re-elegido como alguacil de la ciudad y vencer a los candidatos oponentes (que estaran alejados de la corrupcin de Nick y que ofreceran principios ticos mejores que l) en un medio ambiente patriarcal, clasista, racista, sexista, formado por personas puritanas e hipcritas.

As que, cuando el personaje Nick Corey, decide conquistar algo (o a alguien) para justificar y legitimar sus objetivos polticos individualistas e inhumanos, a menudo usa y abusa de la violencia. Pero la violencia que usa y abusa no slo ser apenas un simple recurso de l, sino una extensin ms compleja de su fundamental forma de pensar y de sentir, de aquello que l considera inevitable y eficaz para el medio ambiente en el que l domina criminalmente. As que Nick se revela no slo como un individuo psicoptico, sino como un agente poltico cuya psicopata se expresa en una especie de tica y esttica que es profundamente inhumana pero que es altamente funcional para mantenerse en el poder en una sociedad destructiva, radicalmente explotadora, dominadora, opresiva como es el sistema capitalista, colonialista/imperialista de los EE.UU. de la poca y hasta la actualidad.

Entre los elementos formales resaltados en esta novela, se encuentra la presencia de un hilo conductor (un leitmotiv) que a lo largo de la narracin expresa no slo el flujo de la mala conciencia tica y profesional del alguacil Nick Corey, sino que expresara, por analoga, el flujo de la mala conciencia tica y profesional de la mayora de los presidentes y de las autoridades de los EE.UU. En el Captulo XXIII de la novela, por ejemplo, el alguacil Nick Corey (que haba planeado el asesinato de su esposa Myra y del hermano de ella, Lennie) tiene un dilogo final con su amante Rose Hauck (quien acaba de realizar ella misma el asesinato de la esposa y del cuado de Nick). En este dilogo, Rose le pide ayuda al alguacil, dicindole: " Tienes que ayudarme, Nick. Tienes que ayudarme a solucionar esto como sea. "(4)

El alguacil Nick, planeando apropiarse de la granja de Rose, adems de elaborar un plan para reconciliarse con su ex novia, Amy Masn, se niega a usar su poder para ayudar a la amante cmplice a deshacerse del crimen. Le dice: " Bueno, mira, yo no s muy bien cmo podra hacerlo. Al fin y al cabo eres culpable de asesinato, fornicacin, hipocresa y... ". Nick le recomienda a su amante que huya a un lugar muy distante de Potts County. Rose no puede creerlas palabras del infame alguacil, luego le menta la madre, llamndole de hijo de puta y protesta furiosamente" Qu dices? Qu tonteras son esas?

Nick le contesta cnicamente Bueno, mira, puede que parezcan tonteras, pero yo no tengo ni la ms leve culpa de ello. Segn la ley, yo debera estar al acecho de los grandes y los poderosos, de los tipos que realmente gobiernan este lugar. Pero no se me permite tocarlos, as que me veo forzado a equilibrar la situacin siendo dos veces implacable con la basura blanca, los negros y los individuos como t que tienen el cerebro perdido all en el culo porque no encuentran otro sitio donde utilizarlo. S seora, soy un trabajador de la via del Seor, y si no puedo llegar muy alto me veo obligado a trabajar con mayor bro con las cepas que estn abajo.

Aunque la novela Pop. 1280fue publicada en 1964, durante la presidencia del tejano Lyndon B. Johnson, y de sus crmenes de guerra contra el pueblo vietnamita durante la guerra de Vietnam, la analoga entre la infame actuacin del protagonista Nick y la actuacin poltica de la mayora de los presidentes y autoridades de los EE.UU., podra recientemente incluir no slo la psicopata terrorista del ex presidente George W. Bush en la guerra contra los pueblos de Irak y Afganistn, sino que sobretodo, podra incluir, la infame y repugnante devocin militarista/terrorista del Premio Nobel de la Paz: el actual presidente Barack Obama, ya que, con la ayuda de su cmplice, Hillary Clinton, como secretaria (ministra) del Departamento de Estado, continu con los crmenes de guerra contra Irak, Afganistn, Libia, Siria y otros pases bajo la invasin o la dominacin imperial de Estados Unidos(5).

Histricamente, una de las principales caractersticas de la novela policaca hardboiled ha sido su compromiso de representar la dura realidad del conflicto social entre clases, gneros y razas en la sociedad capitalista. Se puede decir que, frecuentemente, la novela negra hardboiled no ha sido neutral frente a la injusticia social, y que desde su creacin, aparece conectada a la crtica poltica y social. De hecho, algunos de los autores ms importantes del gnero como Dashiell Hammett, Jim Thompson (o Graham Greene del romance de espionaje ingls) eran hombres con posicin poltica de izquierda y tanto Hammett como Thompson fueron perseguidos y encarcelados por el FBI por estar ligados al marxismo y al Partido Comunista.

Esta caracterstica principal, y otras caractersticas importantes del subgnero hardboiled tambin aparecen en la narrativa de la novela Pop. 1280. Por ejemplo, la narracin en primera persona, el uso de un lenguaje coloquial (sin eufemismos), y el uso de la jerga callejera, la ambivalencia moral y el cinismo estn presentes en la novela de Thompson.

La ambivalencia con respecto a los valores ticos, por ejemplo, lleva al alguacil Nick no slo a romper sistemticamente con la legalidad y la ley sino que tambin le ayuda a convertirse en un criminal compulsivo-obsesivo, en un irremediable asesino, que personalmente comete cuatro asesinatos en serie ya sangre fra. El alguacil Nick se presenta a s mismo como un hombre honesto con pretensiones de ser un moralista en el ejercicio del poder, pero en esencia, se desarrolla a travs de un profundo cinismo que le permite convertirse en una autoridad que asesina para continuar en el ejercicio del poder executivo, legislativo y judicial.

Estos rasgos del carcter y comportamiento del protagonista Nick, asociados al ejercicio del poder como alguacil rural, parecen encontrar un paralelo en los rasgos del carcter y comportamiento de Barack Obama en el ejercicio del poder como presidente de los EE.UU.

Independientemente de la consideracin (o de la hiptesis) de si la narrativa de la novela Pop.1280 sera una metfora shakesperiana del ejercicio del poder presidencial en los EE.UU.; o si la novela Pop. 1280 funcionara como una alegora nacional (6) de la historia del capitalismo estadounidense, la realidad es la siguiente: si tomamos el ejemplo de los ocho aos de la administracin de Obama; y si resumimos los momentos especialmente demaggicos y contradictorios de su presidencia, creo que podramos establecer una amplia analoga con la actuacin del alguacil Nick Corey en la novela Pop. 1280. En lo que atae, por ejemplo, al constante rompimiento de las promesas del alguacil Nick a sus votantes, simpatizantes, seguidores, amigos y habitantes de Potts County, el presidente Barack Obama, en sus dos perodos de gobierno, rompi ms promesas a los votantes estadounidenses que los presidentes que le precedieron. Conforme al socilogo y profesor James Petras, la administracin de Obama hizo promesas constantes a sus electores y seguidores para luego revisar inmediatamente lo que haba prometido y dar marcha atrs. Es decir, cada una de sus promesas de reforma social, de salud pblica y de poltica exterior (basada en la diplomacia y el respeto) solo sirvieron como preludio para la imposicin de nuevas polticas regresivas y nuevas guerras contra los seres humanos (7).

Siguiendo el levantamiento del profesor Petras (y otros pensadores de los EE.UU.) sobre la poltica interna del "sheriff" Barack Obama en los EE.UU., se hace evidente que durante los ocho aos de su presidencia, Obama ha rebajado las expectativas de todas las clases de trabajadores que l cortejaba y seduca durante sus campaas electorales, es decir, de los nueve de cada diez americanos negros que votaron por Obama en ambas campaas presidenciales. Pero a pesar del apoyo masivo de los africano-americanos durante la presidencia de Obama, hubo el aumento de la desigualdad en la distribucin del ingreso entre los trabajadores blancos y negros, el aumento de la violencia policial letal contra los africano-americanos y se multiplicaron los ataques paramilitares blancos, incluido la quema de iglesias africano-americanas. Los africano-americanos acusados de delitos no violentos relacionados con el consumo de drogas (distribuidores y consumidores) han sido encarcelados a una tasa mucho ms alta que los blancos, mientras que las lites de las farmacuticas gigantes y los mdicos que prescriben narcticos para estimular la adiccin a los opiceos han ganado cada vez ms beneficios con total impunidad en la administracin de Obama (8). En cuanto a la poltica de inmigracin, en la administracin de Barack Obama se materializ, entre 2009 y 2015, la expulsin de tres millones de inmigrantes de los EE.UU. Segn el registro revelado por el profesor James Petras, Barack Obama tiene el record ms alto de expulsin de inmigrantes en la historia de los EE.UU (9).

En cuanto a la analoga relacionada con la violencia y el exterminio del sheriff Nick Corey contra los humanos de otras latitudes, Obama, en trminos de poltica exterior, inici o continu con el lanzamiento de siete guerras y decenas de las operaciones clandestinas violentas, superando a su predecesor, el ex presidente George W. Bush. Sus guerras han provocado la mayor cifra conjunta de africanos, rabes, asiticos meridionales y europeos del este desposedos, heridos y asesinados en la historia del mundo (10).

En conclusin, la analoga entre la accin judicial y poltica del alguacil Nick Corey y la actuacin del primer presidente negro (Premio Nobel de la Paz, que usaba los "drones" para asesinar a la poblacin civil de los pases pobres) en el gobierno infame y brbaro de los EE.UU. durante sus ocho aos como sheriff de este imperio es ms uno de los ejemplos de que los conceptos de raza (blanco, negro ...) y de gnero (masculino, femenino) no son suficientes para funcionar como horizonte de visibilidad fundamental, ni para evaluar la alineacin ideolgica y poltica de Barack Obama (o de cualquiera que sea el presidente de EE.UU) en el plano poltico, econmico, social y cultural. Aislados, estos conceptos de raza y gnero (sin estar articulados e integrados con el concepto de lucha de clases) son conceptos casi siempre demaggicos, que no han sido ni sern capaces de dar cuenta de la totalidad o la complejidad de las relaciones polticas econmicas y sociales entre los seres humanos en nuestra sociedad, ni sern capaces de orquestar las luchas reales y esenciales para derrotar el colonialismo, el imperialismo y el neoliberalismo, impuestos por la totalidad y por el totalitarismo del sistema capitalista en este planeta Tierra.

 

NOTAS
1) En lo personal, prefiero la lectura de novelas policacas como Asesinato en el Comit Central (del espaol Manuel Vzquez Montalbn) y/o Muertos incmodos (coautora de los mexicanos Paco Ignacio Taibo II y el subcomandante Marcos, EZLN) que las novelas de detectives como O Silencio da Chuva o Achados e Perdidos del brasileo Luiz Alfredo Garcia-Roza.

Aunque Garcia-Rosa sea un novelista extraordinario (brillante en la narracin del imaginario y de las fantasas de los personajes de Ro de Janeiro y excelente en la descripcin de lugares y entornos de esta ciudad), mi preferencia por las narrativas de los autores referidos se debe al hecho de que, por un lado, el escritor Garcia-Roza todava no ha podido conectar su narrativa policial a la cruda realidad histrica del Brasil actual: una sociedad corrupta y corruptora que fue producida por la infame existencia de ms de 20 aos de dictadura militar para defender los intereses de la burguesa brasilea asociada con el imperialismo norteamericano; por otro lado, el escritor Garcia-Roza no ha sido capaz de crear un protagonista brasileo que transcienda, poltica y socialmente, la visin subjetiva tradicional (ticamente voluntarista y fantasiosa) clausurada en el protagonismo individualista de su inspector Espinoza. Aunque la conciencia individual, tica y voluntarista del filsofo judo-portugus Baruch Spinoza sea un dado tico excepcional y ejemplar en la historia de la filosofa occidental, no ofrece, en s mismo, un modelo social, colectivamente adecuado y eficaz para luchar contra la corrupcin masiva del poder poltico de las autoridades brasileas, como podemos evaluar por el papel de la corrupcin en la Operacin Lava Jato y su funcin en el reciente golpe de estado del Partido da Social Democracia Brasileira (PSDB) y el Partido do Movimento Democrtico Brasileiro (PMDB) contra la presidenta, Dilma Rousseff y la democracia brasilea.

Mi preferencia tambin se refiere al hecho de que la realidad histrica de la narrativa de Vzquez Montalbn trasciende a las convenciones de la novela policaca, conectndose crticamente al proceso histrico de la transicin de la sociedad espaola (desde la dictadura del general Franco a la supuesta "democracia" que fue estructurada por la misma correlacin de fuerzas sociales del perodo franquista anterior: por un lado, por la alianza entre la monarqua, la iglesia catlica y los militares del rgimen de Franco, por otro, por las organizaciones representativas de la clase obrera de Espaa). La misma observacin puede hacerse acerca de la realidad histrica de la narrativa de Paco Ignacio Taibo II y el subcomandante Marcos, ya que ella est articulada no solo a la lucha de clases sino a las contradicciones polticas entre la ciudad y el campo heredadas de la Revolucin Mexicana, como se puede leer en el excelente ensayo En busca de la justicia social desde el D.F. a Chiapas con Paco Ignacio Taibo II de la profesora Catherine M. Bryan. Ver este ensayo en el enlace:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=195903 o en el enlace:

http://oolhodahistoria.ufba.br/wp-content/uploads/2016/12/21catherine.pdf

 

2) En su libro Anatoma del crimen, el escritor espaol Mariano Snchez Soler, nos proporciona dados relevantes sobre la biografa y la obra literaria y cinematogrfica de Jim Thompson.

3) En la novela Pop 1280, la narrativa, publicada originalmente por Gold Medal Books en 1964, est situada en los EE.UU. pero fue adaptada al cine por el director francs Bertrand Tavernier: en su pelcula Coup de Torchon (Ms all de la justicia y Corrupcin-1280 almas) de 1981, la narrativa est situada en la frica Occidental francesa.

4) Los trechos del dilogo que aparecen en este texto corresponden al libro 1280 almas (edicin de 2010), cuya traduccin espaola corresponde a Antonio Prometeo Moya.

5) Vase la entrevista Promesas rotas: El legado estructural de las democracias capitalistas" de James Petras en: http://www.lahaine.org/mundo.php/promesas-rotas-el-legado-estructural

6) Sobre la funcin de la alegora en la narrativa literaria contempornea ver el ensayo de Fredric Jameson Third-World Literature in the Era of Multinational Capitalism en el link: http://postcolonial.net/@/DigitalLibrary/_entries/113/file-pdf.pdf Para una ampliacin de la discusin sobre la alegora, el lector puede consultar el texto Translating national allegories: the case of crime fiction en el link:

http://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/13556509.2016.1205707

En la edicin de 2012 de su libro Alegorias do Subdesenvolvimento: Cinema Novo, Tropicalismo e Cinema Marginal, el profesor Ismail Xavier, no solo analiza la funcin de la alegora en el cine brasileo, sino que hace una retrospectiva de la evolucin del concepto y la funcin de alegora en la historia cultural. Sobre el papel de la novela policaca, desde la perspectiva de Raymond Chandler, uno de los ms brillantes creadores del gnero hardboiled, ver el ensayo de Fredric Jameson "Sobre Raymond Chandler" con respecto a la totalidad de su visin potica que se encuentra en el libro El juego de los cautos, una compilacin de Daniel Link, de los escritos de diversos autores, clebres crticos de la novela policaca.

7) Vase la entrevista con el profesor James Petras Obama tiene el rcord de expulsin de inmigrantes en toda la Historia de EE.UU. en el enlace:

http://www.globalresearch.ca/obama-tiene-el-record-de-expulsion-de-inmigrantes-en-toda-la-historia-de-ee-uu/5563686

8) Vase el enlace de la nota 4.

9) Vase el enlace de la nota 6.

10) Vase el enlace de la nota 4.

Fuente: http://novaspensatas.blogspot.com/2017/01/pensatas-de-domingo-lendo-romance.html

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter