Portada :: Opinin :: 2.017, cien aos de la revolucin rusa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-01-2017

La concepcin que tiene del partido Lenin rompe con la forma de partido parlamentario
Recuperar a Lenin

Eddy Snchez Iglesias
Mundo Obrero

Todo es forma partido en la poltica espaola... lo que falta es una teora de la organizacin al servicio de la accin del nuevo tipo de asalariado resultante de una dcada de crisis, que permita recuperar la secuencia revolucionaria del cambio en Espaa


Como cada ao, el 21 de enero se conmemora la fecha del fallecimiento de Lenin, momento en el que lanzo una pregunta intencionada y si el abandono del leninismo fue un error?

Mi intencin es contribuir a abrir un debate en el marco del que ser el XX Congreso del PCE, al plantear la necesidad de recuperar a Lenin en las condiciones actuales, en concreto, su teora sobre el partido.

Elegir este tema -el otro sera la teora leninista sobre el imperialismo, al que dedicar un prximo artculo-, viene motivada por la contradiccin que surge al apreciar cmo las bases del PCE se siguen considerando leninistas (en su mayor medida) mientras que el Partido (como institucin) no.

Todo en un contexto donde le PCE realiza una revisin crtica de sus aciertos y errores durante la Transicin, revisin incompleta, porque precisamente uno de los mayores gestos polticos de aquel PCE, como fue el abandono del leninismo en su IX Congreso en 1978, aparece como incuestionable en la actualidad.

En mi opinin, el motivo poltico principal para ese abandono de Lenin no es tanto el hecho de gran envergadura- de las consecuencias polticas que tiene hoy la desaparicin de la URSS, sino la asuncin por parte del PCE al menos hasta ahora- de una premisa: que la teora del partido de nuevo tipo de Lenin ya no tiene vigencia en la sociedad actual. Si se considera la teora del partido como la aportacin ms importante de Lenin al marxismo, al entenderse sin vigencia, el abandono del leninismo queda justificado.

Mi hiptesis es diferente y contraria. Para ello me baso en el trabajo del socilogo y antroplogo francs Sylvain Lazarus y su artculo Lenin y el partido editado en el libro de Akal Lenin Reactivado. Cito textualmente a Lazarus: durante el siglo XIX la idea de la poltica era la insurreccional, mientras que en el siglo XX esa idea descansaba sobre el partido. [] Lenin iba a convertir la nueva concepcin del partido en la condicin para una estrategia revolucionaria en la era del imperialismo.

Segn esta hiptesis, que comparto, es dentro de la forma partido donde se han reorientado, y se orientan, las condiciones de clase y de acceso al poder. Y es aqu donde Lenin hace una aportacin central, aportacin que hace siguiendo a Lazarus- rompiendo con la tesis de Marx y Engels del Manifiesto Comunista, en lo que respecta al carcter espontneo de la aparicin de comunistas dentro del proletariado moderno. Si para Marx donde hay proletarios hay comunistas, Lenin opona donde hay partido hay proletarios comunistas. Para Lenin los mecanismos de realizacin de las condiciones de la revolucin requieren la forma partido. Entonces la pregunta sera qu forma partido?

Ante tal pregunta, cabe afirmar que la forma partido que asume la izquierda actual, sea moderna o posmoderna, es la forma de partido parlamentario. El partido parlamentario se presenta como una organizacin que reduce la poltica al poder del Estado y que, por tanto, busca recabar apoyo de todos los estratos y clases sociales para acceder al ejercicio que no toma- de dicho poder. El partido parlamentario niega por tanto toda referencia de clase, haciendo del programa su elemento central, base de un contrato con el que aglutinar a toda una base interclasista.

La concepcin que tiene del partido Lenin rompe con la forma de partido parlamentario, heredero de la Francia que vence a la Comuna de Pars en 1871, y sita como centro de la accin poltica la categora poltica de partido revolucionario, aquel que tiene en la referencia de clase su centralidad.

Frente al partido parlamentario, Lenin descubre aquella dimensin del marxismo que haba sido negada por la prctica de la Segunda Internacional: la dimensin emancipadora de la subjetividad. Esta compresin de la accin poltica desde la vuelta a la clase es clave para afrontar el momento poltico actual, caracterizado por una clase trabajadora en plena transformacin.

Es necesario separar al PCE de la visin de la izquierda actual, que reduce a la clase obrera al puro momento objetivo (como una mera realidad econmica), a la vez que entiende el momento subjetivo como algo separado de la produccin, lo que reduce la poltica del partido a una tarea de gestin econmico-poltica del capitalismo, que bien podramos llamar gobernismo.

El momento subjetivo de una clase obrera en formacin, que como la actual, nos remite a lo que E.P. Thompson presentaba como una clase trabajadora que se atreva, en momentos de sobre-explotacin, a distinguir entre trabajo y vida, tal y como hacen hoy los trabajadores de los Contac Center, Coca Cola, Movistar o Nissan, que plantean una accin colectiva exitosa all donde nadie esperaba: la empresa global y el barrio.

Bien entendido, lo que se plantea no es elaborar una teora frente a la supuesta cancelacin histrica de la forma partido, sino recuperar de la forma parlamentaria la forma partido, para as volviendo a Sylvain Lazarus- extraer la revolucin de este mecanismo de captura que supone el parlamentarismo.

En la actualidad organizaciones no faltan, todo es forma partido en la poltica espaola de hoy, lo que falta es una teora de la organizacin al servicio de la accin del nuevo tipo de asalariado resultante de una dcada de crisis, que permita recuperar la secuencia revolucionaria del cambio en Espaa, y que posibilite examinar y concretar en trminos de hoy, la concepcin de partido y de clase. Elementos por los que el PCE debera plantearse recuperar a Lenin en su prximo congreso.

Fuente original: http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=6613


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter