Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-01-2017

Entrevista a Alberto Acosta
El conflicto no tiene nada que ver con el proceso electoral

Benjamin Beutler
Adveniat / Rebelin


En medio de la campaa electoral tiene que enfrentar el gobierno del presidente Rafael Correa un conflicto minero en la Amazona. Sobre la resistencia a las empresas mineras chinas, la guerra de posiciones entre intelectuales de izquierda y alternativas al sistema capitalista habl con Blickpunkt Lateinamerika una publicacin de Adveniat - con el economista Alberto Acosta, exministro de Energa y Minas y expresidente de la Asamblea Constituyente de Ecuador.

BB. El gobierno de Ecuador ha ampliado el estado de excepcin en la provincia de Morona-Santiago, ha aumentado la presencia militar y ha restringido los derechos civiles. Qu es lo que pasa?

La muerte de un polica, acontecida en un enfrentamiento con un grupo de indgenas, en diciembre del ao pasado, en un campamento minero, fue el detonante de la declaratoria de emergencia. Alrededor de este lamentable hecho gira la justificacin gubernamental para militarizar dicha provincia. Pero el origen de esta situacin violenta es mucho ms profundo y complejo. Sus races nos conducen, en el corto plazo, al propio gobernante y su poltica extractivista y, haciendo un ejercicio de memoria larga, a un modelo de acumulacin surgido desde tiempos coloniales.

BB. Por favor aclare un poco ms este punto

Miembros de la nacionalidad Shuar resisten desde hace varios aos a la introduccin de la megaminera en su territorio. Justamente este pueblo indgena fue uno de los pocos que no pudo ser conquistado desde la llegada de los espaoles hace ms de 500 aos. Y su territorio tampoco fue colonizado durante la Repblica, que empez en 1830.

Ahora, con el gobierno de Rafael Correa se completara es e afn colonizador. Correa, el mayor promotor de la megaminera de la historia republicana, impone de una manera violenta esta actividad extractiva. Sin siquiera cumplir con las mnimas disposiciones constitucionales, como lo es la consulta a las comunidades, el gobierno entreg una amplia concesin de miles de hectreas a una empresa minera china en territorios indgenas ancestrales.

BB. y eso provoc su respuesta defensiva ?

Si. La gente reaccion. Se tom el campamento, de donde fue desalojada brutalmente por la fuerza pblica. Y en ese enfrentamiento lamentablemente falleci un polica.

BB . Qu es lo que hace que los indgenas de la regin se opongan a la minera? Por qu se oponen tan tenazmente a la explotacin de recursos naturales?, si a la postre las empresas pagan impuestos que benefician a la colectividad.

La megaminera, en particular, provoca verdaderas amputaciones a la Madre Tierra, la Pachamama como se la define en la Constitucin ecuatoriana, en la que se asume a la Naturaleza como sujeto de derechos. Los efectos de la megamineria despedazan los tejidos sociales - especialmente econmicos y culturales - de los pobladores de esas tierras: pueblos y nacionalidades indgenas, cuyos derechos estn claramente establecidos en la misma Constitucin, e incluso a nivel internacional por Naciones Unidas. Y esa destruccin de su hbitat afecta la posibilidad de la existencia misma de esas comunidades.

BB. Usted dira entonces, que los indgenas solo se estn defendiendo

La violencia no est solo en disparar un arma o destruir casas o derrocar una iglesia o militarizar un territorio, como sucede en la Amazona , en un proceso destinado a introducir las empresas mineras. La violencia no solo es material. La violencia surge tambin cuando poblaciones enteras o individuos aislados son perseguidos, amenazados e incluso criminalizados por defender sus territorios. Es violenta tambin la persecucin a las personas y organizaciones, como Accin Ecolgica, que se oponen pacficamente ajustados al derecho constitucional a la resistencia- a la destruccin de esos territorios , que son espacios de vida de comunidades y de la Naturaleza misma .

Todas estas violencias, desplegadas en nombre de la ley y el orden, cobijadas por el credo del progreso y del desarrollo, no son una mera consecuencia de la megaminera o de las actividades petroleras. Estas violencias son condicin necesaria para ejecutar tales extractivismos. Este es el punto de fondo.

El conflicto ha escalado en tiempos de la campaa electoral, este mes de febrero se realizan elecciones presidenciales. Usted, conjuntamente con otros intelectuales, suscribi un llamado al actual gobierno de parar la megaminera y la ampliacin d ela frontera petrolera. Esto gener una crtica del intelectual izquierdista Emir Sader que manifest que esto le hace el juego a la derecha neoliberal. Cmo ve usted esto ?

Este conflicto no tiene nada que ver con el proceso electoral. La posicin de E. Sader es lamentable. l est alineado con ciertos poderes apoyando ciegamente a los gobiernos progresistas, vaya uno a saber por qu. l no acepta que entre la demagogia de esos gobiernos y los derechos de los pueblos median decisiones polticas opacas e inescrupulosas, as como acciones corruptas y violentas a favor de la acumulacin del capital, en este caso de los capitales mineros chinos.

l no ve o no quiere ver que el gobierno de Correa embarrado e n la corrupcin por los cuatro costados, lo de Odebrecht es apenas un hecho menor - ha conseguido logros neoliberales incluso impensables hace pocos aos para los propios defensores de esta ideologa.

BB. Podra mencionar algunos ejemplos?

Uno de dichos logros es introducir en el Ecuador la megaminera. Otros seran la firma del TLC con la UE, la flexibilizacin laboral, la privatizacin de grandes campos petroleros, el debilitamiento y la divisin de los movimientos sociales, etc. El gobierno de Correa -que ha asumido los intereses chinos como propios y que ha convertido al Estado ecuatoriano en polica de las empresas de ese pas- es el que impulsa una restauracin conservadora en toda la lnea; recurdese a modo de ejemplo, la sancin que impuso el presidente a dos asamblestas mujeres que trataron de discutir en el seno del parlamento ecuatoriano el tema del aborto en caso de violacin, a eso se suman las permanentes restricciones a la libertad de expresin, para mencionar apenas dos casos.

En sntesis, no son los intelectuales crticos al correismo los que le hacen el juego a la derecha. Son personajes como Sader, que santifican a un rgimen que sistemticamente ha buscado sepultar toda posibilidad de cambio profundo de la sociedad ecuatoriana. Es decir, estos personajes son tambin corresponsables del fracaso de los gobiernos progresistas, sobre todo cuando miran para otro lado , mientras estos regmenes, con su propia gestin neoliberal, extractivista y autoritaria, abren la puerta para el retorno de las derechas oligrquicas.

BB. Menos exportacin de petrleo y de minerales representa un fuerte reto para Ecuador. Los elevados ingresos del Estado han contribuido en gran medida a reducir la pobreza. Cules son las alternativas que proponen los pueblos indgenas? Cul es el Buen Vivir posible para todos los ecuatorianos?

El Buen Vivir no es una alternativa de desarrollo. El Buen Vivir es una alternativa al desarrollo. No se trata de seguir por la misma senda desarrollista, como lo hacen todos los gob iernos progresistas y neoliberales de Amrica Latina. Y menos an se puede aceptar el vaciamiento de su contenido para transformar al Buen Vivir en un dispositivo de poder, como lo hace el caudillo del siglo XXI Rafael Correa.

Lo interesante ahora es que cuando hablamos del Buen Vivir no discutimos opciones por construir. Sus valores, experiencias y prcticas civilizatorias estn vivas en diversas regiones. Estas alternativas a la Modernidad hacen del Buen Vivir una utopa realizada y realizable. Sus ejes fundamentales son la vida en comunidad y la relacin armoniosa con la Naturaleza.

Entonces, el Buen Vivir, en tanto visiones y prcticas de vida existentes en diversas partes del planeta, ofrece mltiples posibilidades para repensar el futuro desde un presente vivo y con mucha historia. Al cuestionar la civilizacin dominante que, como vemos a diario, sofoca la vida y todo lo que tiene que ver con ella, tal como sucede con la megaminera en la Amazona ecuatoriana -, el Buen Vivir adquiere el potencial para construir alternativas desde una enorme multiplicidad de experiencias. Este es su gran potencial. Y el mundo tiene mucho que aprender de esta opcin de vida digna para todos los humanos .

La entrevista fue publicada inicialmente en una versin un poco ms corta- en alemn: http://www.blickpunkt- lateinamerika.de/news-details/ article/der-amazonas-konflikt- hat-nichts-mit-wahlkampf-zu- tun.html?no_cache=1&cHash= e1086b220d545294a2f5fe0675b4cd f2

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter