Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-01-2017

De la defensa al contraataque

Luis Salas Rodrguez
celag.org


En el prefacio a su clebre Puede sobrevivir el capitalismo?, Joseph Schumpeter hace una advertencia que an hoy, tanto aos despus, pero tal vez de hecho ahora ms que nunca, tiene vigencia a la hora de pretender hacer proyecciones en ciencias sociales.

Esta advertencias es la siguiente: en sentido estricto, el anlisis proyectivo nunca puede dar lugar ms que a una exposicin acerca de los tendencias existente, las cuales, no pueden decirnos nada sobre lo que suceder, sino solamente lo que sucedera si continuasen actuando de igual forma que han actuado durante el intervalo de tiempo que dure nuestra observacin y si no entrasen en juego otros factores. Solo le falt decir que lo mismo aplica para los actores. Nunca se puede predecir exactamente qu pasar con ellos, en la medida que no podemos estar seguros nunca sobre cmo se comportarn.

En pocos casos como el venezolano aplica esto tan a rajatabla. A comienzos de 2016, todo apuntaba a la cada del chavismo. ste vena de un 2015 contra las cuerdas, que cerr con una inflacin del 185% y una estrepitosa derrota electoral en el que la Mesa de Unidad Democrtica (MUD) se adue casi por completo del poder legislativo. Esta victoria le supuso al oposicionismo un capital poltico que lo anim a subir la apuesta de forma que se plante la meta mxima, sacar de la presidencia al Presidente Nicols Maduro por cualquier va. Y cuando decimos cualquier va es literal: desde el golpe de estado clsico, pasando por la insurreccin civil, hasta la reforma constitucional Incluso le pusieron fecha de vencimiento al mandato: seis meses a partir de la instalacin de la nueva Asamblea Nacional, tiempo suficiente -decan- para activar cualquiera de las vas.

Sin embargo, pasaron los seis meses y el pas, as como el resto del mundo, vimos como nada de eso ocurri. Y lo ms asombroso es que nada pas por las propias torpezas de la derecha, siendo la mayor de todas la no activacin del referndum revocatorio en los lapsos establecidos en la Constitucin para tales fines. De tal suerte, el ao 2016 cerr contra todo pronstico con el gobierno de Maduro en el poder y una MUD en su peor momento: desgastada entre su militancia, sin credibilidad ante el resto del pas y sin unidad real visible entre su dirigencia.

A pesar de este fracaso temporal, queda claro que el principal frente de disputa poltica en el ao 2017 seguir siendo el econmico, pues an quedan batallas que desde el gobierno no se han ganado (abastecimiento, precios, tipo de cambio). Y ms all de la incapacidad de la derecha para traducir el malestar social y poltico en la definitiva cada del gobierno en el ao 2016, todo hace pensar que para este ao redoblarn su apuesta.

As las cosas, tenemos claro que todo indica que el oposicionismo repetir en 2017 la receta de 2016, ayudada por el metabolismo social de puja distributiva y la inercia especulativa tras los cuatro aos de guerra econmica. Pero y el gobierno? Qu se puede esperar del gobierno en 2017?

Partiendo de lo que se ha anunciado pblicamente, todo indica igualmente que el gobierno profundizar su plan de 2016: activar los llamados Motores Productivos, pero contando ahora con la ayuda de la recuperacin del ingreso petrolero tras los acuerdos de reduccin de cuotas entre los pases OPEP y algunos no OPEP, donde Venezuela ha vuelto a mostrar liderazgo internacional siendo uno de los principales impulsores del Acuerdo.

La otra realidad, no menos compleja, pasa porque la activacin productiva depende necesariamente de la existencia de un mercado dinmico con suficiente capacidad de absorcin por la va de la demanda. Este mercado, a lo interno del pas, actualmente no existe en los trminos que se requieren, pues pese a los problemas reales de escasez y los constantes aumentos salariales, la especulacin sobre los precios ha contrado el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras que constituyen el grueso de la demanda interna.

Frente a este escenario, el gobierno comprende que necesariamente debe activar y recuperar el mercado interno. La cuestin est en saber si tendr capacidad para convencer de lo mismo a los empresarios, prisioneros como estn de sus prejuicios polticos, clculo egosta y expectativas negativas, as como del peso de los monopolios y oligopolios transnacionalizados que aprovechan la coyuntura para fortalecer sus posiciones de dominio, aplastando la competencia de la pequea y mediana empresa as como cualquier otra forma de emprendimiento econmico alternativo social, comunal, socialista o popular. Por otra parte, habr que ver hasta dnde es capaz de armonizar la poltica econmica, en el entendido que la poltica de precios no puede reirse con la cambiaria, ni la productiva, ni la fiscal, o andar cada una por su cuenta. As, como habr que ver hasta qu punto ser efectivo en atacar las bases sobre las cuales se monta la guerra econmica. No es suficiente defenderse de la misma, es el momento de contraatacar. Del desenlace de estos dilemas depender la suerte del chavismo, y sin duda, la del pas hacia el futuro.

Fuente: http://www.celag.org/venezuela-2017-de-la-defensa-al-contraataque/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter