Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-01-2017

Por la unidad de Amrica Latina y el Caribe
Bolivia en los tiempos de Donald Trump

Eduardo Paz Rada
Rebelin


La poltica iniciada por el nuevo gobierno de Estados Unidos, presidido por el disparatado republicano Donald Trump, no es ms que la otra cara de la potencia imperialista que intenta frenar su crisis hegemnica y su lenta cada econmica, comercial y financiera, para lo cual radicaliza su discurso y sus acciones internas y externas, frente a lo cual se reafirma la necesidad de profundizar en Bolivia y Amrica Latina las polticas nacionalistas y antiimperialistas basadas en el control estratgico de los recursos naturales, la defensa de la soberana nacional, la industrializacin, el fortalecimiento del mercado interno y la tarea de consolidar los esfuerzos de unidad e integracin de los pueblos y gobiernos de la regin.

El desafo de acelerar la ejecucin en Bolivia de acciones destinadas al cumplimiento de la Agenda Patritica 2025 con la erradicacin de la extrema pobreza y la universalizacin de servicios bsicos para la poblacin boliviana y de asegurar en los dos aos siguientes las bases de la soberana alimentaria, productiva, financiera y ambiental con la industrializacin de los recursos naturales y el potenciamiento del mercado interno se combina con la necesidad de adoptar acciones drsticas para la reforma de la justicia, la transparencia y la lucha contra la corrupcin y la burocracia que impiden el ejercicio de una gestin pblica eficiente y comprometida con el proceso nacional-popular.

La renovacin ministerial del pasado 23 de enero al parecer se orienta en esta perspectiva. La creacin del Ministerio de Energa se inscribe en la estrategia de asegurar la ejecucin de los proyectos hidroelctricos y de las energas alternativas que, en conjuncin con el Ministerio de Hidrocarburos, convierta a Bolivia en un centro energtico regional y culmine en la plena industrializacin del gas con las plantas separadoras, las de fertilizantes y urea y la de petroqumica y produccin de plstico, asfalto y fibras sintticas as como el uso domstico e industrial del gas en todo el territorio nacional.

Asimismo, la utilizacin interna de las distintas energas debe favorecer la industrializacin de los minerales recuperando el sector minero para el Estado, para lo cual el Ministerio de Minera y la Corporacin Minera de Bolivia (COMIBOL) tienen la misin de formular el gran proyecto minero boliviano con el fortalecimiento de las empresas mineras estatales y de las cooperativas no vinculadas al capital privado y transnacional, la nacionalizacin de transnacionales que poco o nada aportan al pas y el repunte de las fundiciones de minerales.

CUMPLIR TAREAS CLAVES

Esto est ligado directamente al proceso de industrializacin del litio, como recurso estratgico de la tecnologa ms avanzada en el mundo, del hierro del Mutn, que ya tuvo una frustracin en los pasados aos, y de otras industrias directamente vinculadas al acero y a las salmueras. La energa del gas y de las hidroelctricas son recursos fundamentales para esta tarea.

Los cambios en los Ministerios de Desarrollo Productivo y Economa Plural y de Medio Ambiente y Agua, junto al ratificado de Desarrollo Rural y Tierras, se dirigen hacia la ejecucin de la revolucin agrcola y ganadera en la perspectiva de la soberana alimentaria sobre la base de la economa campesina orientada al mercado interno, acompaada de polticas proteccionistas con la prohibicin de la importacin y la lucha contra el contrabando de productos alimenticios, de reduccin del consumismo suntuario de productos importados y de acciones que eviten la concentracin de poder de los terratenientes y latifundistas del Oriente.

Por otra parte, el fortalecimiento del Ministerio Justicia con la inclusin del que fuera Ministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupcin implica que tiene que asumir responsabilidades fundamentales, entre las que se encuentra la reforma profunda de la justicia en Bolivia, tema pendiente a pesar de los esfuerzos realizados con la eleccin directa de los magistrados. Desde el punto de vista de la poblacin el asunto de la retardacin de justicia, el mal manejo de la misma y la injusticia y la corrupcin son el tema ms importantes a ser superado.

A esto se agregan dos aspectos tan importantes como el anterior, se trata de la transparencia y lucha contra la corrupcin en las instancias pblicas, en los contratos y en la gestin de obras pblicas que, como en los casos de YPFB y el Fondo Indgena, debe ser enfrentada con toda la energa y el rigor de la ley con sanciones claras; y la lucha contra la burocracia convertida en poder mediador que, bajo el argumento de trabajo tcnico o especializado, impide la ejecucin de trmites y procedimientos. Corresponde tambin impulsar reformas legales para evitar los frenos, condicionamientos y trabas a la inversin y ejecucin de proyectos.

En este contexto la responsabilidad del Ministerio de Economa y Finanzas y del Banco Central de Bolivia es muy importante para no cometer errores como los de exportar capitales y reservas hacia el exterior como bonos o prstamos, inclusive a la misma banca de Estados Unidos, cuando al mismo tiempo el pas est asumiendo prstamos y crditos de organismos internacionales con tasas de inters ms elevadas. Asimismo, corresponde una fiscalizacin ms afectiva a la banca comercial y a las financieras.

ALTERNATIVAS EN JUEGO

La implementacin y realizacin de esta agenda econmica e institucional se orienta directamente al tema poltico de la habilitacin de Evo Morales a la candidatura presidencial de 2019. El momento poltico boliviano e internacional ha cambiado radicalmente desde febrero de 2016 cuando, aprovechando la mentira meditica de un supuesto hijo del Presidente, las redes sociales de los rumores y medias verdades y la alianza de los dueos de los poderosos medios de comunicacin, gan el no a la repostulacin planteada por una iniciativa parlamentaria por un mnimo margen de votos.

En la situacin actual las alternativas planteadas al respecto, como la iniciativa ciudadana con el respaldo de firmas, la interpretacin constitucional o la renuncia del Presidente, son vlidas constitucionalmente y debern ser estudiadas y planteadas por movimientos populares y ciudadanos o el Movimiento Al Socialismo (MAS). Es altamente probable que la renuncia del Ministro David Choquehuanca, estrecho amigo y hermano de Evo Morales, est relacionada en la necesidad de un trabajo de articulacin social, cultural y poltica prioritaria en el occidente del pas y con los migrantes al oriente y tambin del Ministro Juan Ramon Quintana como organizador en la regin amaznica.

Por su parte, la oposicin se encuentra en la disyuntiva de mantener las varias opciones electorales que participaron en el pasado o busquen un acuerdo para tener una sola candidatura que, con el nico objetivo de ganar a Evo Morales, podrn mejorar su performance del pasado. Sin embargo, en el nuevo contexto nacional e internacional, se encuentran desorientados y sus mrgenes de accin e iniciativa son muy bajos, ms aun cuando no tiene una propuesta coherente o un proyecto para Bolivia.

DINMICA GEOPOLTICA MUNDIAL

La dinmica internacional tendr tambin un lugar importante en la trayectoria histrica de estos aos. La emergencia de China como primera potencia econmica mundial, reconocida y aceptada por las potencias europeas capitalistas y por la mayora de los pases del planeta y con muy fuertes relaciones comerciales alrededor del mundo, as como la presencia geopoltica y militar de Rusia en Europa y Medio Oriente han generado la molestia de los sectores conservadores de Estados Unidos que tratan de recuperar el tiempo y el espacio perdidos.

Por ahora la poltica internacional china es de mayor respeto a la soberana de los pases, lo cual se manifiesta en la formacin de una pluralidad de actores de la poltica exterior como la Estados Unidos, Unin Europea, Irn, Japn, India, Israel o Turqua o bloques regionales en frica, Asia, Medio Oriente o Amrica Latina y el Caribe con la Unin de Naciones Suramericanas (UNASUR) o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos (CELAC).

Este contexto explica, de alguna manera, las agresiones de Trump a Mxico, Cuba, Venezuela, China, a los migrantes latinoamericanos y caribeos, a los musulmanes e inclusive a los gobiernos europeos, que no son nuevas, pero ahora emergen pblica y oficialmente desde Washington por las declaraciones de su primer mandatario y reciben la respuesta de rechazo de millones de norteamericanos y de hombres y mujeres en el mundo a travs de manifestaciones de repudio a las posiciones adoptadas por el nuevo presidente.

La xenofobia y el proteccionismo manifestado por el nuevo titular de la Casa Blanca son la fiel expresin de nacionalismo de una potencia imperialista que enfrenta graves problemas y est orientado a agredir a quienes considera son enemigos de su destino manifiesto, el que no debe ser confundido con el nacionalismo defensivo de las colonias y semicolonias que luchan por la liberacin nacional y la independencia econmica y poltica, el fortalecimiento de su Estado Nacional y generar las condiciones de mejorar las condiciones de vida del pueblo sometido por siglos a la dominacin colonial e imperialista.

PROYECCIN HISTRICA DE LA INTEGRACIN

As como fue certera la poltica boliviana en la ltima dcada -- a partir del momento constitutivo de la rebelin popular de octubre de 2003 -- respecto a la nacionalizacin de los hidrocarburos, la recuperacin de empresas estatales, la industrializacin, la derrota a los intentos separatistas de las oligarquas del oriente, la realizacin de la Asamblea Constituyente, la redistribucin de la riqueza nacional, la construccin de carreteras e infraestructura fundamental, la superacin an parcial de la exclusin, la pobreza, la discriminacin y el colonialismo interno, tambin lo fue la poltica antiimperialista vinculada a los gobiernos de otros pases de la regin.

Junto a Hugo Chavez de Venezuela, Lula Da Silva de Brasil, Nestor Kirchner de Argentina, Rafael Correa de Ecuador, Fidel Castro de Cuba, Daniel Ortega de Nicaragua, Jos Mujica de Uruguay, Evo Morales de Bolivia y otros Jefes de Estado bloquearon y anularon el rea de Libre Comercio de las Amricas (ALCA) frente a George Bush en la Cumbre de Mar del Plata de 2005 y propiciaron la integracin, complementacin y unidad, aun pendiente en muchos casos por el retroceso neoliberal en Brasil con Temer y Argentina con Macri, principalmente.

En el presente, en una coyuntura abierta y marcada por las acciones perturbadas de Donald Trump y el reacomodo geopoltico estratgico mundial, corresponde generar desde el pas, y en conjuncin con otros gobiernos y los pueblos de la regin, una postura nacionalista, defensiva y antiimperialista sobre la base del fortalecimiento de UNASUR, ALBA y CELAC, esta ltima en su reunin del pasado 25 de enero ratifico su voluntad integracionista al rechazar la construccin de un muro Mxico-EEUU y las polticas de discriminacin migratoria impuesta por el gobierno de Washington.

Solidarizndose con Mxico y el pueblo mexicano, directamente agredido como primera vctima de las medidas de Trump, Amrica Latina y el Caribe debern desarrollar acciones inmediatas para defenderse e impulsar los principios de la Revolucin Mexicana y el nacionalismo llevado adelante por el general Lzaro Cardenas cuando nacionaliz el petrleo y los ferrocarriles de manos de empresas estadounidenses. Ms que nunca el desafo es construir la unidad de la Patria Grande para enfrentar los peligros que se avecinan y ser protagonista del reordenamiento internacional.

Eduardo Paz Rada. Socilogo boliviano y docente de la UMSA. Escribe en publicaciones de Bolivia y Amrica Latina.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter