Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-01-2017

Seis reflexiones acerca de los posibles efectos desfavorables que podra tener la Renta Bsica Universal
Crticas a la Renta Bsica Universal desde la izquierda

Eduardo Garzn
La Marea


Las crticas que recibe la Renta Bsica Universal suelen provenir de la derecha ideolgica y se suelen centrar en la viabilidad de su financiacin (no hay suficiente dinero para aplicar la medida) y en sus implicaciones ticas y morales (no es justo que alguien que no trabaje reciba un ingreso). Algunos incluso han ido ms all y sin sonrojarse han convocado francotiradores para controlar el efecto llamada que supuestamente provocara una RB sobre personas residentes en otros pases. Todas estas crticas son bien conocidas (porque son las que predominan en los medios de comunicacin de masas) y son adems fcilmente refutables: est suficientemente demostrado que hay capacidad de sobra para financiar la medida; las personas que no reciben un salario estn en esa situacin porque no encuentran un empleo y no porque no quieran trabajar (amn de que s suelen realizar muchos trabajos, pero no remunerados); y el efecto llamada no slo es fcilmente controlable administrativamente sino que adems no hay evidencia de que se haya producido en experiencias relativamente similares.

Pero las crticas desde una aproximacin de izquierdas desgraciadamente no son tan conocidas, y quizs debido a ello, por haber existido poco debate al respecto no son tan fcilmente refutables como las anteriores. En este artculo pretendo resumir las crticas ms importantes que se enarbolan desde este lado del espectro ideolgico.

Antes de enumerar las crticas es necesario hacer dos apuntes para evitar confusiones: 1) la Renta Bsica Universal (en adelante RB) es aquella medida consistente en otorgar un ingreso monetario de unos 650 euros a todas las personas independientemente de cualquiera de sus caractersticas, y es diferente de cualquier Renta Mnima (se llame como se llame) consistente en otorgar un ingreso monetario slo a aquellas personas que cumplan determinados requisitos (por ejemplo, tener una renta baja); y 2) partimos de la premisa de que cualquier defensor de la RB no propone en absoluto una merma del Estado del Bienestar sino que aboga por una RB como aadido o complemento a cualquiera de sus prestaciones sociales. Dicho esto las crticas a las que me refera son las siguientes:

1) La RB se canaliza a travs del mercado capitalista. El Estado entrega dinero a los beneficiarios para que estos compren los productos y servicios que quieran en el mercado. Esto es muy diferente de lo que ocurre con las prestaciones clave del Estado Social: educacin y sanidad, que son mbitos en los que el Estado ofrece un servicio directamente al beneficiario, sin que medie prestacin monetaria ni la lgica de mercado por ningn lado. Una RB que pretendiese evitar los efectos perniciosos de la lgica capitalista de mercado debera ser en especie: el Estado cubrira las necesidades bsicas de la poblacin mediante la entrega directa de productos alimentarios, ropa y calzado, vivienda, transporte, energa, telecomunicaciones, cultura, etc., o al menos una combinacin de todos o algunos de estos elementos.

De esta forma se consigue lo siguiente: a) que la RB se utilice para garantizar necesidades bsicas y decididas democrticamente y no para determinados consumos que podran considerarse social o ecolgicamente indeseables (de lujo, irresponsable, insostenible en trminos medioambientales, en productos en cuya elaboracin se cometen injusticias laborales, etc); y b) evitar que determinados sectores empresariales hagan negocio a costa de la RB e incluso que abusen elevando precios en virtud de su fuerza de mercado.

Una RB monetaria implica que la satisfaccin de necesidades se canalice mediante decisiones individuales y asimtricas filtradas por el nico criterio de la rentabilidad econmica que impera en el mercado capitalista, mientras que una RB en especie permite que la satisfaccin de necesidades pueda canalizarse a travs de decisiones colectivas y democrticas en funcin de criterios polticos, sociales, feministas y ecolgicos. La RB monetaria es consustancial al sistema econmico actual y fortalece su forma de funcionamiento; abandona a sus beneficiarios a las garras del mercado.

2) La RB otorga libertad y derechos pero no compromisos. Los seres humanos somos lo que somos porque vivimos en sociedad y nos interrelacionamos constantemente con nuestro prjimo y nuestro entorno natural, lo que nos enriquece en todo momento y lo que debera hacernos sentir en deuda. Por ello, no slo deberamos tener derechos sino que tambin deberamos tener responsabilidades y compromisos frente a nuestros conciudadanos y nuestro medio ambiente.

Sin embargo, la filosofa que trasciende a la RB es: gana libertad y haz lo que quieras, cuando desde un punto de vista colectivo, solidario y fraternal debera ser: gana libertad y contribuye a mejorar tu mundo. Por lo tanto, la RB debera evolucionar hacia una suerte de prestacin dirigida a fomentar principios de solidaridad, altruismo y fraternidad, algo que no se conseguira nicamente con la prestacin monetaria en una sociedad capitalista dominada por principios de egosmo e individualismo.

Una RB por s sola no va a lograr que sus beneficiarios dediquen esfuerzos en mejorar su entorno social y ecolgico, porque al mismo tiempo estn recibiendo poderosas seales desde este sistema que los empuja precisamente en una direccin opuesta. Por eso, sera deseable complementar una RB con la adquisicin de responsabilidades y compromisos en relacin al cuidado de nuestro prjimo y de nuestra biosfera, con el objetivo de impregnar valores de responsabilidad democrtica, colectiva, social y ecolgica; algo que se podra lograr, por ejemplo, con polticas de Trabajo Garantizado.

3) La RB puede provocar tensiones inflacionistas. Uno de los objetivos de la RB es que muchos trabajadores tengan siempre un colchn de seguridad econmica que les brinde la oportunidad de rechazar empleos indignos o reclamar aumentos salariales. Pero si el empleador no es capaz de incrementar suficientemente la remuneracin, es de esperar que el trabajador abandone el puesto de trabajo en busca de una mejor alternativa y que el empleo en cuestin desaparezca. Por otro lado, muchos autnomos que hoy da realizan jornadas maratonianas y que ganan poco ms de lo que supondra la RB tambin podran verse tentados a abandonar su actividad econmica con el objetivo de labrarse un futuro diferente y ms halageo (para qu va a estar, por ejemplo, el dueo de un pequeo comercio trabajando todo el da y cobrando no mucho ms de 650 euros si tiene la oportunidad de no trabajar y cobrar 650 euros?

La destruccin de muchos de estos empleos provocara una disminucin de los bienes y servicios ofertados en el mercado, lo que unido a un incremento de la capacidad adquisitiva de la poblacin provocara tensiones inflacionistas: por la ley de la oferta y la demanda, ms dinero o el mismo que antes dedicado a comprar menos productos y menos servicios que antes tiende a provocar que los vendedores de esos bienes y servicios se vean tentados a aumentar los precios para aprovecharse de esa nueva situacin en la que tienen menos competidores. Esta idea se desarrolla aqu.

4) La RB puede suponer una subvencin a determinadas empresas. Si un actual trabajador pasa gracias a la RB a ingresar algo ms de dinero y no tiene ningn incentivo en abandonar su puesto de trabajo (porque le guste, porque le sirva para ascender profesionalmente, etc), el empleador puede verse tentado a pagarle menos a sabiendas de que la RB complementar sus ingresos logrando que el ingreso final del trabajador sea igual o incluso superior al que tena antes de la RB. En este caso el empleador pagara menos en salarios pero el trabajador no se vera afectado porque la RB complementara sus ingresos. De esta forma, la RB se habra convertido en una subvencin al pago que debe realizar el empresario en forma de salario. Se pasara a pagar con dinero pblico algo que antes pagaba el empresario. Esta idea se desarrolla aqu.

5) La RB en la prctica no es incondicional. Los defensores de la RB proponen financiarla con una reforma fiscal progresiva de forma que el 20% ms rico aproximadamente saldra perdiendo (pagara la RB de todo el mundo) y el 80% ms pobre saldra ganando. En estas condiciones se pierde la caracterstica de incondicional, pues no todo el mundo disfrutara la RB ni de la misma forma, sino que ello dependera del nivel de renta que se tuviese (los ms ricos no disfrutaran la RB, los ms pobres s, y los situados en medio la disfrutaran pero en un nivel reducido). Es decir, en la prctica la RB funcionara exactamente igual que una Renta Mnima dirigida al 80% de la poblacin ms pobre. Esta idea se desarrolla aqu.

6) El coste administrativo y financiero de una RB es superior al de una Renta Mnima bien gestionada. A pesar de que los defensores de la RB hacen hincapi en que la aplicacin de la RB sera rpida y sencilla, precisamente por la prdida de la incondicionalidad sealada en el punto anterior que provocara que todo el mundo tuviese que declarar la renta que recibe cada ao, el coste administrativo de una RB no es despreciable ni su aplicacin instantnea. De hecho, cualquier renta mnima gestionada a travs de IRPF (tras la declaracin de ingresos, si fuese necesario el Estado aportara la cantidad necesaria para alcanzar los 650 euros mensuales) sera ms sencilla y barata en trminos administrativos porque los afectados seran muchos menos. Es ms costoso y farragoso detraer recursos del 20% ms rico para transferirlo al 80% ms pobre que detraer recursos del 5% ms rico y transferirlo al 20% ms pobre (que en todo caso es quien de verdad necesita ayuda). Esta idea se desarrolla aqu y aqu.

Fuente: http://www.lamarea.com/2017/01/30/criticas-renta-basica-universal-desde-la-izquierda/

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter