Portada :: Feminismos :: Masculinidades
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-02-2017

Hombres & Lucha feminista
El papel de los hombres en la lucha feminista

Macarena Neva Delgado
TribunaFeminista

Debemos evitar apropiarnos de la lucha relativa a las cuestiones de gnero. Siempre debemos ser conscientes de ello. La tentacin existe debido a la tendencia dominante de los hombres. Debemos mantenernos vigilantes y recordar que sta es una lucha que tienen que liderar las mujeres Mbuyiselo Botha, Foro de hombres sudafricanos


Aunque el movimiento de hombres por la igualdad surgi en los aos 70 en los pases nrdicos, en Espaa no es hasta los aos 80 que se empieza a visibilizar este movimiento, cuya entrada en escena ha provocado diferentes reacciones. Segn seala Luis Bonino: son acusados por otros hombres de promover la cultura del hombre blando, emprender cruzadas junto al feminismo contra la masculinidad, promover el culto a la emocin e impulsar el fracaso masculino.

Tampoco gozan de la confianza de algunas mujeres feministas que lo ven como unos infiltrados dentro del movimiento, dudando de sus intenciones al creer que en realidad les motiva un deseo de seguir manteniendo cuotas de poder, ahora dentro de un marco ms igualitario. Todo esto genera un debate que podra definirse en los siguientes trminos: Parece obvio y evidente que las mujeres por s solas no pueden conseguir todos los profundos cambios sociales que requiere la construccin de un mundo igualitario, se precisa para ello de manera inevitable la participacin activa de los hombres pero

Cul es el papel de los hombres en la lucha feminista? Deben hacerlo integrados dentro de los movimientos feministas liderados por mujeres o deben hacerlo desde fuera?.


Quizs para ayudar a responder a la pregunta, sera bueno recordar QU es el patriarcado, a QUIN (o quienes) afecta, y CMO combatirlo.

Gerda Lerner (1986) define el patriarcado como: la manifestacin e institucionalizacin del dominio masculino sobre las mujeres y nios/as de la familia y la ampliacin de ese dominio sobre las mujeres en la sociedad en general. Se trata de un orden culturalmente establecido que otorga poder y privilegios a los hombres discriminando de esta forma a las mujeres. Las maneras en que el patriarcado se manifiesta son distintas para distintas sociedades y van cambiando a lo largo de la historia.

Estas podran ser algunas de las caractersticas con las que se presentan en la actualidad y que nos podran ayudar a definirlo. En el Patriarcado, las mujeres:

1- Carecen de autonoma econmica debido a que sus ingresos, o no existen, o son bajos al realizar trabajos precarios, inestables o a tiempo parcial. Para las mujeres se reservan los puestos de bajo perfil o de perfil asistencial .

2- Cargan con todo o a la mayor parte del trabajo no remunerado (trabajo domstico y cuidado de personas).

3- Tienen expectativas ms bajas en el mundo laboral al entenderse que son ellas las que deben asumir el cuidado de hijos e hijas y del hogar.

4- Quedan fuera (o son minora) de los altos cargos y de toma de decisiones, tanto en empresas privadas como en instituciones pblicas.

5- Sufren violencia tanto dentro como fuera del espacio domstico (violaciones, ablaciones, asesinatos, trata, acoso).

6- Son moldeadas bajo un patrn cultural impregnado de valores tales como: sensibilidad, ternura, belleza, debilidad, pasividad lo que les lleva a crear relaciones de dependencia y sumisin hacia el hombre.

El sistema patriarcal asegura la transmisin de este orden desigual de generacin en generacin a travs de usos, costumbres, tradiciones, normas familiares, prejuicios y hbitos sociales que aprendemos a travs de un sutil pero eficaz proceso de socializacin. Esta situacin hace nacer entre las mujeres un sentimiento de pertenencia a un grupo social discriminado que las lleva a movilizarse para luchar contra este gran gigante opresor que es el patriarcado, una lucha en la que asumen de manera responsable un papel protagonista, como protagonistas han sido y lo son todos los colectivos oprimidos, humillados, vejados y sometidos.

Del mismo modo que son los homosexuales los que lideran la lucha contra la homofobia o la raza negra contra el racismo, puesto que es dentro del mismo seno de cualquier colectivo discriminado de donde nacen sus protagonistas, quienes tienen la autoridad moral para liderar su lucha y decidir la forma y el modo en que quieren ser liberadas. En este contexto reivindicativo se reconoce el papel primordial y necesario del hombre como compaero de lucha.

Sin embargo, debe ser entendido que se trata de un papel de acompaamiento, solidaridad, apoyo y complicidad que le permita reconocer siempre el papel protagonista de las mujeres y cuyo papel activo consiste en asumir y propagar un discurso que llegue al corazn de otros hombres. Dice Rubn Snchez, psiclogo, formador y activista feminista: La lucha feminista debe estar dirigida por las mujeres, y yo slo me empec a denominar feminista cuando mis compaeras me reconocan de este modo.

O como dira Alexander Ceciliasson cuando hace referencia al papel de los hombres en la lucha feminista: Uno, retroceder y callarnos y, dos, hablar con otros hombres.

En este sentido se podra esperar de ellos que:

Rechacen todo tipo de violencia que sufren las mujeres y solidarizarse con sus vctimas. La alianza de los hombres con los grupos que se oponen a la violencia contra la mujer reviste una importancia crucial y constituye una demostracin patente y prctica del inters comn entre hombres y mujeres por detener la violencia. Michael Flood.

-Se posicionen pblicamente contra la discriminacin histrica que han ejercido los hombres sobre las mujeres. nuestra liberacin como hombres sudafricanos negros es inseparable de la liberacin total de las mujeres en este pas. Resultara hipcrita hablar de la liberacin cuando sabemos que una gran parte de la sociedad sigue estando sometida Mbuyiselo Botha, del Foro de hombres Sudafricanos

Apoyen las reivindicaciones de las mujeres a favor de sus derechos personales, laborales, sociales y polticos. Compaeras, no habr revolucin verdadera hasta que no se libere a la mujer. Thomas Sankara. Presidente de Burkina Faso (1983-1987)

Reconozcan al sistema patriarcal como un sistema opresor que discrimina a las mujeres y favorece a los hombres. Lo que los hombres necesitamos hacer no es centrarnos en el hecho de que las mujeres tienen menos posibilidades, sino en el hecho de que nosotros tenemos ms. Tenemos tantas posibilidades que tenemos extraposibilidades. Hemos conseguido demasiadas posibilidades a travs de robrselas a otras personas. (Alexander Ceciliasson).

El sistema patriarcal, no slo afecta a las mujeres, sino que, aunque de distinta manera, y en menor intensidad, afecta tambin a los hombres, en tanto que son muchos los que no se identifican con el modelo estereotipado, cerrado y encorsetado que propaga el patriarcado respecto a cmo deben comportarse dentro de este sistema opresor o las expectativas que de ellos se espera en el ejercicio de su masculinidad, basado en los valores de poder, fuerza, valenta, atrevimiento, exigencia, competencia, rivalidad e imposicin. Un modelo este de persona en el que lo afectivo-emocional est devaluado y donde lo poltico-social sobredimensionado.

Nos encontramos pues con un colectivo de hombres que reaccionan ante el efecto pernicioso que el patriarcado ejerce tambin sobre ellos, y la discriminacin que sufren al no reconocerse en el modelo de hombre tradicional establecido. Hombres unidos por una causa comn: La construccin de nuevas masculinidades, lucha en la que ellos, y ahora s, son sus primeros y nicos protagonistas, dado que es en ellos donde radica la voluntad de transformacin.

El papel responsable que se espera de los hombres en este sentido es el de comprometerse de manera activa, rompiendo con el modelo tradicional masculino y construyendo nuevos valores y referentes de masculinidad, positivos, respetuosos, solidarios, igualitarios y ms libres, asumiendo esta tarea de manera individual y colectiva.

Es prioritario tomar conciencia de que el modelo masculino basado en la superioridad, el desafecto, la represin de las emociones, la imposicin de la fuerza, la competencia y la violencia, deshumaniza y empobrece a los hombres al tiempo que subordina y discrimina a las mujeres. Un compromiso que les lleve a no reproducir el sexismo en sus vidas, que pase por la de-construccin del hombre patriarcal dominante y la transformacin en otro modelo social ms justo e igualitario.

De manera que, respondiendo a la pregunta de la que partamos, y a modo de conclusin podramos decir que el papel de los hombres en la lucha feminista es vital y primordial, sin su colaboracin es del todo imposible alcanzar la meta de un mundo igualitario. Esta contribucin a la causa feminista vendra definida, de un lado, por el trabajo cmplice codo a codo en el seno de organizaciones lideradas por mujeres dando muestras de apoyo, dando aliento, acompaando, secundando y denunciando al sistema patriarcal como origen de todos las formas de discriminacin que viven las mujeres, y colaborar, implicndose, en la tarea de su visibilizacin y empoderamiento.

Al mismo tiempo, y de manera simultnea, se precisa de un trabajo activo en el seno de organizaciones de hombres donde protagonizar y liderar un compromiso individual y colectivo encaminado a la construccin de nuevas masculinidades definidas por los valores universales de justicia, solidaridad, dilogo, colaboracin, tolerancia, comprensin, ternura, cario y todos aquellos que permitan a mujeres y hombres disfrutar de los mismos derechos y ejercer las mismas obligaciones.

Crear un espacio de debate y reflexin interna encaminada a encontrar las maneras y modos de contribuir a la tarea igualitaria tal y como llevan haciendo las mujeres desde tiempo inmemorial.

Si (y solo si) esto es as, COMPAERO, NO NOS MIRES, NETE

Fuente:http://www.tribunafeminista.org/2017/01/el-papel-de-los-hombres-en-la-lucha-feminista/


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter