Portada :: Chile :: Pueblo Mapuche: Cinco siglos de Resistencia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-02-2017

Las soluciones urgen ante violencia en tierras mapuches chilenas

Orlando Milesi
IPS


Las tierras donde habitan los mapuches en el sur de Chile viven una espiral de violencia, que una comisin presidencial plantea desactivar con 50 propuestas, como el reconocimiento constitucional a los indgenas y su representacin en el parlamento, en un primer cambio al trato del Estado a los pueblos originarios.

La mandataria Michelle Bachelet recibi el lunes 23 las recomendaciones de la Comisin Asesora Presidencial para afrontar el conflicto en la regin de La Araucana, principal asiento del pueblo mapuche, que suma la mitad del milln de indgenas que hay en este pas sudamericano de casi 18 millones de habitantes.

Los lderes mapuches y quienes les respaldan tildan de provocadores a los policas enviados a la regin, a los que acusar de haber militarizado la zona, mientras las empresas forestales y los dueos actuales de la tierra califican de terroristas a los indgenas y piden mano dura contra ellos.

Se reconoce una deuda histrica con el pueblo mapuche, pero no se hace un anlisis de en qu consiste esa deuda y menos de las causas histricas y actuales profundas de la violencia hoy existente en La Araucana: Jos Aylwin.

Entre las propuestas de la Comisin, instituida en julio de 2016, tambin estn las de crear un registro nacional de vctimas de la violencia e indemnizarlas, apoyar el desarrollo econmico mapuche, el mayor pueblo originario chileno, y resolver el tema de la adquisicin de sus tierras para devolvrselas a los indgenas.

Adems, plante que la presidenta debiera manifestar pblicamente, en representacin del Estado de Chile, una peticin de perdn por las consecuencia que ha provocado este conflicto al pueblo mapuche y a todas las dems vctimas de la violencia en la regin.

El paquete de propuestas llega despus de que al comenzar el ao se produjeron en reas rurales de La Araucana ms de una decena de atentados incendiarios en contra de camiones de empresas forestales y de galpones por parte de desconocidos que, en algunos casos, dejaron panfletos con reivindicaciones del movimiento mapuche.

Los ataques tuvieron su cnit en torno al 3 y 4 de enero, fechas marcadas en la lucha indgena por sus derechos, en recuerdo de las muertes de Matas Catrileo (2008), un joven mapuche vctima de un disparo policial, y del matrimonio Luchsinger Mackay (2013), dos ancianos que perecieron en su vivienda, quemada por agresores an sin identificar.

La empresarial Sociedad de Fomento Fabril, a la cual pertenecen las dos principales empresas forestales que explotan madera en La Araucana, sostuvo que en esa regin ya no impera el estado de derecho y que es evidente la incapacidad de los poderes del Estado para reaccionar y cumplir con sus funciones de hacer respetar la ley y sancionar los delitos que se cometen.

No es una ausencia de Estado de derecho, es una falta de respeto y transgresin a los derechos humanos de un pueblo. Eso es lo grave. Es el mismo Estado el que vulnera sus derechos. Hablar de una ausencia de Estado de derecho es solo usado para meter a los militares al territorio, asegur a IPS el sacerdote Carlos Bresciani, de la misin jesuita que habita en el pueblo de Tira, en el rea del conflicto.

Aqu todo funciona, la gente vive la vida con normalidad, siembra, cosecha, va a hacer sus trmites, trabaja. Los que hablan de falta de Estado de derecho jams han vivido aqu. Aqu no estamos en guerra. No corren las balas por encima ni hay bombas que destrocen ciudades, coment en un dilogo telefnico.

Las soluciones urgen ante violencia en tierras mapuches chilenas

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, recibe el informe final para abordar los urgentes problemas que confronta el pueblo mapuche, elaborado por la Comisin Asesora Presidencial para La Araucana, en una ceremonia el 23 de enero, en el palacio de La Moneda. Crdito: Presidencia de Chile

Al presentar las conclusiones de la Comisin de 20 miembros, su lder, el obispo catlico Hctor Vargas, afirm que La Araucana es una regin herida y fragmentada que enfrenta una gradual agudizacin de su problemtica.

Esa problemtica, explic el obispo de Temuco, capital de La Araucana, se refiere a la deuda histrica con el pueblo mapuche, a la situacin dramtica de las vctimas de la violencia rural y a los muy preocupantes indicadores que nos ubican como la regin ms pobre del pas.

---------------------------

La Araucana, foco de pobreza

En la regin, la pobreza por ingresos cay de 27,9 por ciento a 23,6 por ciento, pero est muy por encima del promedio nacional de 11,7 por ciento, segn la ltima encuesta oficial al respecto.

Adems, la llamada pobreza multidimensional afecta a ms de 30 por ciento de la poblacin regional, frente al promedio nacional de 19,11 por ciento.

De hecho, en La Araucana estn los cinco de los siete municipios con mayor pobreza multidimensional de Chile y el ingreso regional medio es de 382 dlares mensuales, muy por debajo del promedio nacional de 562 dlares.

-------------------------------

Se ha venido generando as una triple postergacin del Estado respecto de esta tierra y su gente dijo Vargas, aadiendo que estos problemas son difciles de abordar porque generan visiones y posiciones contradictorias y sentimientos muy profundos de dolor, impotencia y resentimiento.

El obispo urgi a poner fin a la violencia antes que el odio termine con nosotrossi queremos desarmar las manos, debemos desarmar los corazones.

Para Jos Aylwin, director del no gubernamental Observatorio Ciudadano, las propuestas de la Comisin carecen de un enfoque de derechos, por ejemplo en lo referido a las tierras ancestrales ocupadas.

Se reconoce una deuda histrica con el pueblo mapuche, pero no se hace un anlisis de en qu consiste esa deuda y menos de las causas histricas y actuales profundas de la violencia hoy existente en la Araucana, declar a IPS.

No se menciona la violencia de los agentes policiales en contra de los mapuche ni tampoco el fomento a la industria forestal que ha resultado en la consolidacin de una propiedad forestal de 1,5 millones de hectreas al sur del ro Bo Bo, sostuvo Aylwin.

La propuesta de la Comisin, adujo, se hace cargo de la exclusin poltica proponiendo formas de representacin especial indgena, pero no se hace cargo de otras opciones como la autonoma y autodeterminacin en zonas de alta demografa indgena.

El sesgo hacia el desarrollo productivo es claro, habla de nuevos rubros productivos, como los frutales, pero incluye en estos a la celulosa, que interesa a las empresarios forestales, asever el director del Observatorio.

El ministro del Interior, Mario Fernndez, admiti durante una interpelacin en el Congreso legislativo el mismo lunes 23 que en La Araucana hay terrorismo, pero tambin una atmsfera de violencia que tiene otras races.

No vamos a resolver ni con represin ni con candidez un problema que lleva siglos. Estado de derecho no significa derecho a reprimir, significa respetar los derechos de las personas, dijo.

Bresciani subray que el uso de la palabra violencia en La Araucana es tendencioso y busca crear un clima enrarecido y claramente discriminador en torno a las demandas sociales del mundo mapuche.

El trmino violencia ha sido coaptado por un grupo ideolgico de derecha y empresarial que quiere crear ese escenario para justificar mayores medidas de judicializacin y sobre todo militarizacin del territoriopor lo tanto de represin, plante.

Segn el jesuita, la violencia en La Araucana es ejercida por el modelo poltico y econmico neoliberal extractivista y hay una causa histrica ms antigua que tiene que ver con la usurpacin de las tierras que el pueblo mapuche tena y que lo redujo a pobreza y humillacin.

Bresciani cree que una solucin se alcanzar cuando vean este conflicto como poltico y no judicial o policial o de pobreza. Y a partir de ah tomar medidas para asegurar el reconocimiento de los pueblos originarios y la devolucin de tierras.

Tenan 10 millones de hectreas cuando los invadieron y ahora tienen entre 500 y 900 mil, sostuvo.

Isolde Reuque Paillalef, una de las tres mujeres de la Comisin y la nica dirigente social indgena, consider que hay una mirada nueva y conocedora tras escuchar a las vctimas de la violencia de ambos lados.

Pero va a depender tambin de quienes estn apoyando a los grupos ms violentos, porque la violencia ya no es solo violenciadeben haber otros intereses, advirti en dilogo con IPS.

http://www.ipsnoticias.net/2017/01/las-soluciones-urgen-ante-violencia-en-tierras-mapuches-chilenas/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter