Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-02-2017

Necesitamos banderas?
Smbolos y patriotismo en medio de la tragedia

Nicols Massai
El Ciudadano


La bandera nacional no solo est presente en los estadios de ftbol; tiene, como se ha visto por televisin, una fuerte presencia en los lugares de catstrofe. Ante esta situacin cabe hacerse cuestionamientos sobre qu cosas represent y representa aquel pedazo de gnero.

El terreno est calcinado; los rboles yacen negros de tanto fuego y las ramas que cuelgan de los troncos permanecen tiesas. Es la rigidez del carbn. Varios voluntarios trabajan arrancando el pastizal pegado a la tierra. Todo esto es grabado por una cmara del canal MEGA, con Amaro Gmez-Pablos a la cabeza del despacho en vivo. Con esta postal queremos despedirlos, porque aqu no se va a entonar un cehache: aqu se va a entonar la cancin nacional, dice el periodista, y los voluntarios dejan de lado las palas y rastrillos y comienzan a cantar el himno nacional a capela, sin la msica que compuso el espaol Ramn Carnicer.

Cambio de escena. Ahora un hombre carga una bandera de Chile delante de un panorama turbio, pasado a humo. Sus pies estn rodeados por latones de zinc y trozos de madera. Hasta hace unos das ese era el poblado de Santa Olga, cerca de Constitucin. Solo una vivienda se salv del siniestro, el resto de construcciones estn en el suelo, son basuras.

Los smbolos y el Estado

A veces cuesta pensar por qu las personas nos sostenemos en este tipo de smbolos para este tipo de catstrofes. Hay informes del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en que se dice que la idea de la chilenidad est en cuestin. Quedan pocos smbolos. Uno de ellos es la Seleccin (de ftbol), la bandera y el himno nacional, dice Claudio Avendao, doctor en comunicacin y profesor de la Universidad de Santiago.

Estas imgenes, acorde a las palabras del experto, hacen que los chilenos se sientan parte de algo. Y la bandera, que en un comienzo sirvi para otros fines y que estaba cubierta por un halo de solemnidad, se ha comenzado a utilizar en cosas distintas. En las marchas estudiantiles se ha desplegado una bandera que dice Educacin Pblica, Gratuita y de Calidad. Al sentirse chileno se aade otro significado con otros intereses especficos. Implica que yo le pongo algo a esa bandera y la hago ma, agrega Avendao.

Sin embargo, y pese a las cosas buenas que pueda traer esta apropiacin, el acadmico advierte acerca de la actitud nefasta que resulta usar estos comportamientos con fines propagandsticos.

Si esto es resultado de un montaje es gravsimo. Si un montaje hace de esto un elemento para ser utilizado mediticamente es casi un delito. Me recuerda la primera Guerra del Golfo, en donde se mont una fotografa de un cormorn baado en petrleo, en una playa. Luego se descubri que era mentira, termina.

Sergio Grez, doctor en historia de la escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de Pars, cuenta que estos afectos por la patria se diferencian del amor espontneo que surge por la tierra natal. Adems, est inducido por diversos actores. Hay que subrayar que el patriotismo es inoculado a travs de una serie de instituciones, mecanismos, signos, smbolos y prcticas que tienen como centro el Estado. A travs de la educacin formal, de los medios de comunicacin, del servicio militar y de smbolos como la bandera, los estados-nacin tratan de modelar la mente de las personas para asegurar su lealtad, dice.

Si bien el acadmico cree que la bandera es un smbolo de identidad bsico, y que contina con una alta convocatoria, tambin afirma que se ha potenciado por el debilitamiento de otros elementos de pertenencia. En el contexto actual de prdida o debilitamiento de otros elementos identitarios, como, por ejemplo, la identidad de clase, que profesaban muchos trabajadores, las personas buscan refugio en aquellos signos identitarios que van quedando en pie, dice.

Grez anuncia que este debilitamiento de otros smbolos identitarios, como el de los movimientos obreros, facilita la permanencia y an el fortalecimiento de identidades bsicas como el patriotismo, incluso versiones extremas como el chovinismo.

Estos sentimientos, segn el historiador, fueron motivados por las clases dirigentes que estuvieron tras la construccin del Estado y que confeccionaron una bandera con un propsito inicial. El nacionalismo en Chile ha estado histricamente vinculado a las clases dominantes, aquellas que dirigieron la construccin del Estado desde la Independencia, un Estado a su imagen y semejanza: Estado oligrquico excluyente a lo largo del siglo XIX y del primer cuarto del siglo XX; luego un Estado de compromiso de carcter asistencialista, hasta 1973, y enseguida un Estado subsidiario neoliberal hasta nuestros das, dice.

Es en este punto que se podra estar produciendo la paradoja que se da en catstrofes como el mega-incendio, esa que tiene a vecinos y vecinas agitando banderas de Chile ante las cmaras de televisin. Lamentablemente pocos ciudadanos tienen, por ahora, la posibilidad de adoptar una capacidad crtica respecto de estas cuestiones. As se dan situaciones que pueden parecer paradjicas, como por ejemplo, que los chilenos se aferren al trapo tricolor en circunstancias de que el Estado que representa esa bandera no es capaz de asegurar el bienestar de sus habitantes o de protegerlos y brindarles un amparo adecuado en caso de catstrofes naturales o de otro tipo que son tan frecuentes en este pas, seala.

Nicols Massai (@nmassai)

http://www.elciudadano.cl/2017/01/31/355404/no-necesitamos-banderas-simbolos-y-patriotismo-en-medio-de-la-tragedia/#


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter