Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-02-2017

Corrupcin superlativa
Larran, Girardi y Rossi

Leopoldo Lavn Mujica
Rebelin


El abogado Enrique Olivares, empleado de Julio Ponce Lerou (ex yerno de Pinochet) y de SQM acaba de implicar a tres conspicuos polticos (uno de Chile Vamos y otros dos de la Nueva Mayora) ante la fiscala y la PDI. Se trata de delitos tributarios y de cohecho vinculados al financiamiento ilegal de campaas polticas..

El establishment de opinlogos que se escandaliza con las brutales impudicias de Trump y ve terroristas incendiarios por todos lados le hace la vista gorda a la corrupcin institucional en Chile. No exige que el UDI Larran, el PPD Girardi y el PS Rossi renuncien a sus cargos parlamentarios de inmediato.

Los militantes de los partidos del duopolio que domina la vida poltica posdictadura tambin se callan; reprimen sus propias consciencias. stos son cmplices con su silencio. Lo que significa que la corrupcin se institucionaliz. Que la tica en poltica y las recomendaciones de la Comisin Engel se fueron al carajo.

Se trata en resumidas cuentas de corrupcin de la actividad poltica democrtica, es decir de abuso de poder por parte de representantes que desvirtuaron su ejercicio al dejarse financiar por empresarios que buscan obtener favores a cambio. Fue as como la captura de la poltica por el dinero empresarial transform el fin mismo de la poltica. La someti a una lgica que no es la de representar la voluntad ciudadana sino legislar en el sentido de los intereses capitalistas.

La democracia parlamentaria y representativa fue saboteada desde dentro por sus propios beneficiarios y controladores que no supieron resistir al poder del dinero erigido en parmetro de las campaas. Y la crisis del capitalismo ha aumentado el poder de los empresarios en todas las sociedades liberales (Rusia incluida por supuesto). Estos poseen los medios de informacin que construyen la agenda.

Que la derecha se deje financiar por el capital es parte del juego normal de poder. Que quienes se dicen de izquierdas lo hagan es una traicin a los principios e ideas que las sustentan. La socialdemocracia y los progresistas para corromperse debieron banalizar el poder econmico en la sociedad, cantarle loas a los principios del mercado y justificar el individualismo posesivo. Hoy, a los electores que deciden votar les va quedando slo una opcin: castigar con el voto a los corruptos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter