Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-02-2017

El amanecer de una nueva poca
Bienvenidos al Antropoceno

Mateo Aguado
eldiario.es

Las evidencias cientficas que respaldan la teora del Antropoceno son cada da ms robustas y contundentes, y probablemente sea cuestin de tiempo que el trmino acabe siendo formalmente aceptado por la comunidad cientfica internacional


Hasta tal punto estamos los seres humanos alterando actualmente los procesos biogeofsicos y biogeoqumicos esenciales de nuestro planeta que muchos investigadores sugieren que estamos ya inmersos en una nueva unidad formal dentro de la escala temporal geolgica de la Tierra: el Antropoceno, una nueva poca geolgica dentro del periodo Cuaternario en la cual los humanos estaramos sobrepasando con nuestras actividades los umbrales de seguridad de varios parmetros ambientales claves para el correcto funcionamiento de la ecosfera.

Pese a no haber sido an reconocido formalmente por la comunidad cientfica internacional, lo cierto es que la nocin de Antropoceno est penetrando con muchsima fuerza en la literatura cientfica de todo el mundo. Segn apuntan sus defensores, uno de los mayores xitos de este nuevo trmino radica, precisamente, en su capacidad para albergar geolgicamente y de forma satisfactoria la situacin de excepcin ecolgico-social en la que nuestro planeta se halla en los inciertos albores del siglo XXI.

Con el objetivo de clarificar la validez cientfica del Antropoceno, en el ao 2008 se present una propuesta a la Comisin Internacional de Estratigrafa para evaluar si este concepto tena o no mrito cientfico como una nueva unidad geocronolgica de la Tierra; y, si lo tuviese, resolver cundo habra comenzado. Tras varios aos de intenso trabajo, las certidumbres cientficas cosechadas por el Grupo de Trabajo sobre Antropoceno (GTA) respecto a la validez cientfica del trmino han sido bastante convincentes . Igualmente notables han resultado ser los avances obtenidos respecto al momento histrico en el cual situar el comienzo de esta nueva poca geolgica (o, lo que es lo mismo, dnde establecer la frontera geolgica entre el Holoceno y el Antropoceno). Como veremos a continuacin, son tres las propuestas que, a da de hoy, cuentan con un mayor respaldo cientfico al respecto.

La primera de ellas, conocida como la teora del Antropoceno temprano, emplaza el inicio de esta nueva poca geolgica en el Neoltico, con la domesticacin de especies y el desarrollo de la agricultura y la ganadera. Segn apunta esta hiptesis, el cambio sociocultural que supuso pasar de organizarse alrededor de pequeos grupos nmadas de cazadores-recolectores a constituir asentamientos humanos basados en las actividades agropecuarias conllev una modificacin del sistema biofsico global (expresada fundamentalmente a travs de los cambios de uso del suelo y del aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmsfera) que, segn sostienen sus principales defensores, podra ser considerado como el inicio del Antropoceno.

La segunda teora sobre el comienzo del Antropoceno sita su inicio hacia finales del siglo XVIII y principios del XIX, con el arranque de la Revolucin Industrial. Esta hiptesis fue la que originalmente defendieron los padres del trmino Antropoceno all por el ao 2000, argumentando que los efectos de las actividades humanas se hicieron claramente perceptibles a escala global a partir de este momento (sobre todo aquellos relacionados con las concentraciones atmosfricas de CO 2 y CH 4 detectadas en los testigos de hielo glaciar). Estudios recientes han puesto de manifiesto como los productos asociados a las actividades extractivas -como los materiales de construccin o los metales procesados- representaran otro importante marcador estratigrfico que sealara un cambio notorio en las caractersticas de los depsitos antropognicos durante el inicio de la Revolucin Industrial.

Por ltimo, la tercera gran teora sobre el inicio del Antropoceno sostiene que ste comenz a mediados del siglo XX, con el fenmeno de rpidas e intensas transformaciones sociales, econmicas, cientficas, tecnolgicas y biofsicas que tuvieron lugar a escala planetaria tras el final de la Segunda Guerra Mundial. Segn sus defensores, este fenmeno, conocido como la Gran Aceleracin, habra impulsado un fuerte incremento poblacional y un potente aumento en el consumo per cpita de recursos que, junto al posterior proceso de globalizacin econmica, habran sumido al planeta Tierra en un nuevo estado de cambios drsticos inequvocamente atribuible a las actividades humanas.

De entre estas tres grandes hiptesis, las ltimas investigaciones realizadas por el GTA se inclinan a ubicar el inicio del Antropoceno hacia mediados del siglo pasado, es decir, con el comienzo de la Gran Aceleracin. Las razones principales que han llevado a estos investigadores a descartar las opciones del Neoltico y de la Revolucin Industrial como el inicio formal del Antropoceno han sido, fundamentalmente, que ambos acontecimientos sucedieron -cada uno de ellos por separado- de manera diacrnica en todo el planeta, y, como es sabido, los lmites cronoestratigrficos en geologa han de establecerse siempre en base a medidas sincrnicas globales. As, el proceso por el cual los seres humanos fuimos desarrollando la agricultura y la ganadera durante el Neoltico no fue un fenmeno que sucediese de forma simultnea en todas las regiones del planeta sino que estuvo separado por miles de aos. Estudios recientes desarrollados sobre horizontes edficos vinculados a las primeras prcticas agropecuarias as lo sugieren. Del mismo modo, la Revolucin Industrial, aun tratndose de un proceso mucho ms comprimido en el tiempo que la neolitizacin , fue tambin un evento diacrnico en el espacio y en el tiempo que, para el caso de muchos pases, realmente no termina de producirse hasta mediados del pasado siglo.

De este modo, las principales averiguaciones cientficas reunidas durante los ltimos aos parecen indicar que fue el excepcional aumento de las actividades humanas acontecido desde mediados del siglo XX lo que, definitivamente, habra sumido al planeta Tierra en una nueva poca de cambios rpidos, intensos y globalizantes que representara el inicio de la Gran Aceleracin y, con ello, el comienzo del Antropoceno.

Lo interesante de todos estos cambios es que, adems de tener la capacidad global de modificar la dinmica natural del planeta, habran ido originando con el paso de los aos diversos registros estratigrficos reconocibles para la geologa. Tal y como apuntan los trabajos realizados por el GTA, entre l as principales transformaciones antropognicas asociadas a registros estratigrficos detectables encontraramos: i) la dispersin mundial de istopos radiactivos procedentes de las pruebas nucleares que se iniciaron a mediados de la dcada de los cuarenta ; ii) la alteracin global del ciclo del nitrgeno ocurrida a partir de la intensificacin agrcola facilitada por el uso masivo de fertilizantes artificiales; iii) la creacin y dispersin planetaria de nuevos materiales fabricados por el ser humano, como los plsticos y las fibras sintticas; iv) la difusin global de contaminantes vinculados a las actividades industriales, incluidos los contaminantes orgnicos persistentes y los metales pesados; v) la prdida de biodiversidad y el avance de especies invasoras en todo el planeta ; vi) la modificacin humana del sistema climtico mundial debido al aumento acelerado de los niveles atmosfricos de CO 2 a partir, fundamentalmente, de mediados del siglo XX ; y vii) la alteracin de los depsitos y flujos de materiales ptreos granulados correspondiente tanto al transporte deliberado de materiales (minera, construccin, urbanizacin) como al efecto indirecto producido por las grandes presas fluviales.

De entre todas estas transformaciones antropognicas, son varias las que habran logrado imprimir, segn los gelogos, un sello estratigrfico detectable sobre el planeta; sellos todos ellos que podran ser utilizados formalmente como pistoletazo de salida del Antropoceno. Sin embargo, y tal y como apuntan las ltimas investigaciones del GTA, el evento ms apropiado para situar el nacimiento oficial del Antropoceno sera la primera detonacin nuclear, llevada a cabo en el desierto de Alamogordo, en Nuevo Mxico, el 16 de julio de 1945. Segn argumentan estos cientficos, los istopos radiactivos liberados a partir de los primeros ensayos nucleares (ensayos que alcanzaron su mximo de emisiones a comienzos de la dcada de los sesenta ) habran modificado para siempre, y de un modo sincrnico, el registro qumico-estratigrfico global de nuestro planeta, siendo de este modo el candidato idneo para representar geolgicamente el comienzo del Antropoceno.

  Las evidencias cientficas que respaldan la teora del Antropoceno son cada da ms robustas y contundentes, y probablemente sea cuestin de tiempo que el trmino acabe siendo formalmente aceptado por la comunidad cientfica internacional. Hasta entonces, no cabe duda de que se trata de un concepto til y consistente cuyo enorme potencial meditico-reflexivo puede contribuir positivamente -tanto desde el punto de vista poltico como cultural- a una mayor toma de conciencia global sobre la delicada situacin socio-ecolgica en la que se encuentra nuestro planeta y nuestra especie en los albores del nuevo milenio.

Este artculo ha sido escrito en base a un artculo ms extenso del mismo autor: Aguado, M. (2017). Llamando a las puertas del Antropoceno. Iberoamrica Social: revista-red de estudios sociales VII, pp. 42-60.

Fuente: http://www.eldiario.es/ultima-llamada/amanecer-nueva-epoca-bienvenidos-Antropoceno_6_607249283.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter