Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2017

El fin del Estado brasileo

Luis Carlos Muoz Sarmiento y Lus Eustquio Soares
Rebelin


1. La huelga de la polica militar es el proyecto de fin de un pas llamado Brasil

1.1. El Decreto o la Propuesta de Enmienda Constitucional PEC-55 es el fin del Estado brasileo

La huelga de los policas militares de este Estado (y en particular de los de Espritu Santo) tiene como teln de fondo dos cuestiones fundamentales para el destino del pueblo, como trabajadores brasileos, teniendo en cuenta el golpe instalado contra la gente.

La primera es: a nombre de la Propuesta de Enmienda Constitucional, PEC-55 en realidad, a nombre de Wall Street, los Gobiernos golpistas y golpeados estn fanticamente secuestrados por la ideologa ultraliberal que les impone, religiosamente, la siguiente palabra de orden: Aumento cero para la inversin pblica durante 20 aos, empezando por que el salario mnimo no subir durante ese mismo lapso (1).

El nazi-proyecto que est en la base de la PEC-55 se asemeja al que fue implementado en Chile, en la dcada del 70 del siglo XX: aprovechndose del terrorismo de Estado de la dictadura militar, se llev a cabo en Chile el primer experimento neoliberal de la Historia del capitalismo, por recomendacin personal de Kissinger a Pinochet, desde el plano poltico, para establecer la Operacin Cndor en el pas austral.

Y, desde el econmico, del Nobel Milton Friedman, como encargado de la economa de Chile. Esto dijo, en Newsweek, 14/jun/1976: A pesar de mi profundo desacuerdo con el sistema poltico autoritario de Chile, no considero pecaminoso para un economista el proporcionar consejo econmico tcnico al gobierno chileno, ms de lo que considerara pecaminoso para un mdico entregar asesora tcnica al gobierno chileno para contribuir a poner trmino a una plaga (2).

Es curioso que el autor del libro Capitalismo y libertad, en el que dice que slo el liberalismo econmico clsico (John Locke, Adam Smith, John M. Keynes et al) puede servir de soporte a la democracia poltica, desvinculaba tan fcilmente la economa de la poltica, cuando las teoras econmicas que defenda, an hoy coinciden con la restriccin absoluta de todo tipo de libertad econmica. En breve, quienes imponen una libertad econmica sin lmites deberan ser tambin responsabilizados cuando la imposicin de dicha poltica va inexorablemente acompaada de represin, hambre, desempleo y, lo no menos grave, por la supervivencia de un brutal estado policial.

La PEC-55 es la retoma de este proyecto llevado a cabo en Chile en la dcada del 70, bajo nuevas bases. Durar 20 aos, tiempo que a su vez dur la dictadura militar brasilea, porque sus gestores creen que ese sera el tiempo medio para que el Estado brasileo sea barrido del mapa, siendo sustituido por la administracin integral del imperialismo yanqui, en el horizonte de su proyecto de constitucin de un Estado nico para gobernar al mundo. 

No sern de extraar los resultados desastrosos que la actual situacin econmica de Brasil traer respecto a la cada de las exportaciones e importaciones y el consecuente dficit de la balanza comercial; tambin, a la produccin de alimentos, a causa del monopolio sobre la agricultura por parte de transnacionales (Monsanto); y, por contraste, el aumento desmedido del desempleo as como el desbalance entre lo recibido por empleados y obreros, del total del ingreso bruto nacional, antes de la salida arbitraria e ilegal de Dilma Rousseff, y por el sector propietario, despus del ascenso al poder de Michel Temer, con el mafioso apoyo de EE.UU, y, claro, el efecto negativo sobre la clase trabajadora del pas.

1.2. El neoliberalismo como ideologa del Estado imperialista estadounidense mundial

Nombrado como Secretario de Estado del imperialismo gringo durante la dictadura planetaria de Richard Nixon (1969-1974), Henry Alfred Kissinger protagoniz el golpe de Estado en Chile no slo derrocando al presidente socialista chileno Salvador Allende, en 1973, sino tambin, como contrapunto al socialismo, impuso al strapa Augusto Pinochet un paquete neoliberal cuyo objetivo, con el tiempo, era el de sustituir la gestin del Estado chileno por el monopolio capitalista estadounidense, teniendo en cuenta la relacin entre Wall Street y las transnacionales gringas. 

As, el proyecto de base era la radicalizada aplicacin de las tesis neoliberales desarrolladas por el economista austriaco-ingls Friedrich Hayek, para tener de tal manera al Estado como el gran enemigo del capital, a ser derrotado por este con miras a la implementacin de un capitalismo puritano, tpicamente anglo-sajn, bajo el liderazgo del imperialismo yanqui.

El capitalismo puritano neoliberal est en la base del proyecto de dominacin mundial del imperialismo estadounidense. Su agenda es simple: crear el Estado mundial bajo el dominio gringo. En este contexto, todos los otros Estados de todos los pases del mundo son enemigos a ser destruidos.

Es por esto que el complejo militar-industrial estadounidense destruy totalmente a Palestina durante dcadas de experimento de caos estatal, Irak, Afganistn, Libia, Somalia, teniendo predileccin por cualquier Estado del mundo que sea seglar o laico, soberano, hablando desde la ptica poltica y econmica.

De ah deriva tambin la persecucin permanente a Irn, Rusia, China, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina y, sobre todo, a los pases que componen y componan el BRICS, como Brasil, dirigido por el reciente golpe de Estado, realizado por el imperialismo gringo, teniendo en cuenta su proyecto de constitucin de un Estado mundial puritanamente anglo-sajn.  

Es este el contexto del golpe de Estado en Brasil. Los gobiernos petistas cometieron errores crasos. El principal de ellos fue no haber tenido inteligencia para contraponerse al proyecto de dominacin monoplica de la dictadura monoplica estadounidense, incluso porque dej que sectores fundamentales del Estado brasileo, como el educativo, el judicial, el meditico y el militar, continuasen bajo la hegemona de-formativa del aparato integral de dominacin gringo.

Sin embargo, el golpe contra el gobierno de Dilma Rousseff ocurri porque el PT intent implementar, no obstante los errores crasos explicitados, un capitalismo de Estado soberano, aprovechndose de la brecha que emergi con el surgimiento del BRICS y de una crisis en el proyecto de dominacin planetaria de los EE.UU, teniendo en cuenta la resistencia primero que todo de China, Rusia e Irn, pases que rechazaron y rechazan el proyecto puritano de Estado mundial yanqui: que bien entendido es el Estado neoliberal.

1.3. El terrorismo de Estado como tctica para acabar con el Estado

A partir de este cuadro, surge el momento de tratar la segunda cuestin que habr de enfrentarse hacia adelante: el terrorismo de Estado. Este tiene como objetivo la sustitucin del Estado brasileo por la total dominacin del capitalismo monoplico estadounidense.

No hay que olvidar, a propsito, que la poca de la experiencia neoliberal chilena (con la participacin de la U. de Chicago y sus acadmicos neoliberales, los Chicago Boys), Kissinger estuvo en la lnea de frente del Plan Cndor, realizado para masacrar cualquier resistencia al proyecto de dominacin puritano-mundial gringo, definido milenariamente por el fundamentalismo del destino manifiesto anglo-sajn (3). Dominio segn el cual Amrica sera para los americanos (para ellos, no para el resto de americanos), el mundo sera para los americanos y el planeta sera una especie de Mr. Universe yanqui.

Pues bien, nuestra Operacin Cndor del presente es el terrorismo de Estado, que usa la gestin del caos como poltica de dominacin total, con miras a acabar con el propio Estado a ser sustituido: ese es el proyecto en curso del capitalismo monoplico-financiero gringo.

La idea fascista es simple: implantar una Operacin Cndor, basada en el terrorismo de Estado, que usar el caos como poltica de terror para que la poblacin misma pleitee el fin del Estado y su cambio por un capitalismo puritano transnacional-gringo, teniendo en cuenta la cotidianizacin del caos, vivido entonces como norma social rutinizada.  

Aunque muy probablemente se d la participacin de operaciones especiales, formadas por militares capixabas o capichabas especializados en gestin policial del caos, la huelga de los polica militares de este Estado, el de Espritu Santo, independiente de ella misma, en s legtima, est siendo usada como laboratorio de terror contra la poblacin capichaba, para aplicarle el primer choque de terror cuyo objetivo es: cotidianizar y exigir el Estado terrorista como gestor de la cotidianidad catica.

El crculo es vicioso. El Estado terrorista, que existe para acabar con el propio Estado, aplica polticas de caos para que la poblacin vaya a pedir socorro al terrorismo de Estado, para que este, al lmite, retire al Estado de sus/nuestras vidas, vicindonos al y en el caos, como si este fuese normal: una fatalidad que emerge en funcin de un mal absoluto, que puede ser tanto la invasin urbana del lumpen-proletariado, como est ocurriendo ahora, con un grupo de policas militares en huelga, de profesores en huelga, en fin, de cualquier manifestacin laboral con miras a mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora.

As como los Chicago Boys eran especialistas en administrar el darwinismo puritano del homo economicus, referencia que fue estimada para sustituir la hegemona ideolgica del Estado como fuerza motriz de la economa y de la sociedad, se llega, con el golpe en Brasil, a la poca del Estado terrorista, gobernado por gerentes especializados en la implantacin del caos y su uso para, al lmite, acabar con el Estado, sustituyndolo por el dominio integral del imperialismo gringo, y de paso eliminar toda resistencia de los trabajadores.  

La PEC-55 est puesta para durar 20 aos porque es el periodo medio que los gestores del caos consideran necesario para acabar con el Estado brasileo. Como vienen hacindolo, pero no han podido, aun con la aplicacin del Golpe Suave, de Gene Sharp, con el de Venezuela desde 2006, cuando el obispo Pat Robertson amenaz en relacin con el presidente Hugo Chvez: Si cree que queremos asesinarlo, pues creo que tendramos que poner manos a la obra y hacerlo, tal como le dijo al exiliado forzado y periodista gringo Greg Palast (6/jul/2006) (4).

Identificar a los gerentes internos al servicio del proyecto del fin del Estado brasileo y combatirlos en nombre de un Estado socialmente justo, es la principal e irrenunciable tarea de todos nosotros, los trabajadores brasileos, e incluso de todos los trabajadores americanos, ya no del gobierno americano porque es este, precisamente, el enemigo a combatir.

Esta identificacin no ser posible si caemos en la trampa de los gestores del caos, que son especialistas en producir rostros para odiarnos; rostros que sirven para que nosotros mismos nos volvamos, al combatirlos, aqu en Brasil, pero tambin en Venezuela, Mxico, Colombia, agentes del fin del Estado.

Los policas militares, en este momento que estn en huelga, son apenas la pelota de ocasin.

La prxima podr ser cualquiera de nosotros lo que ya est ocurriendo.

No sobra decir, para terminar, que dicha huelga policial, slo en Vitria, capital del estado de Espritu Santo, ha dejado ya 52 muertos de manera violenta, apenas entre el 4 y el 7/feb/2017 (5). Ojal la sangre derramada por esas 52 personas sirva para evitar el (ojal no inminente) fin del Estado brasileo.

Fuentes escritas y visuales:

(1)http://www.telesurtv.net/news/Brasil-Que-es-la-PEC-55-y-por-que-genera-rechazo-popular-20161213-0001.html 

(2)https://www.tni.org/es/art%C3%ADculo/los-chicago-boys-en-chile-el-terrible-impacto-de-la-libertad-economica 

(3) https://www.youtube.com/watch?v=G0C3bHr92HU 

(4) http://www.voltairenet.org/article143578.html 

(5)http://www.telam.com.ar/notas/201702/178948-brasil-intervencion-ejercito-huelga-policias-militarizada-espirito-santo.html 


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter