Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-02-2017

Entrevista a Joaqun Miras Albarrn sobre Praxis poltica y Estado republicano. Crtica del republicanismo liberal
Soy partidario de leer historia como instrumento para reflexionar experiencias actuales, como medio para comprender nuestro mundo presente

Salvador Lpez Arnal (editor)
Rebelin


Entre otras muchas cosas, algunas de ellas recordadas y comentadas en anteriores conversaciones, Joaqun Miras Albarrn es miembro-fundador de Espai Marx y autor de Repensar la poltica y Praxis poltica y Estado republicano

Estbamos en el otro tipo de tradicin intelectual. Adelante con esa otra tradicin intelectual.

La praxeolgica, la que registra que la poltica es una praxis, un hacer cotidiano, intersubjetivo, que abarca a muchos individuos -unos pocos o millones-, que surge del hacer intersubjetivo de todos ellos, de todos los activos. Y que ese hacer no puede ser preestablecido porque es histrico, singular, nico. Que la experiencia que surge de ese hacer es, en consecuencia, nica, o sea, histrica. Y que se trata de eso, de ayudar a que surja, ayudar a que se genere nueva actividad, actuando como partera de la misma, y, una vez se constituya un nuevo sujeto social prxico, ayudar a transmitirle el legado del pasado: qu legado..

Eso, qu legado.

Las constituciones? Los gobiernos en el exilio?. No: el saber consciente que se gener en el pasado, a la luz de la experiencia del pasado y que haya producido precisamente esa experiencia de ser praxis irrepetible en el tiempo, de ser historicidad, que haya generado la consciencia de que la poltica es eso. No estatutos, no prescripciones, no dinmicas objetivas y que se haya decantado en un saber terico praxeolgico, consciente de eso. Un saber que afirma la consciencia de que somos un ser comunitario, que se autogenera en praxis intersubjetiva. Un saber elaborado por personas que lo experimentaron as, y que ha sido transmitido como tradicin intelectual a personas del presente. Un saber que propone al que lo posee indagar sobre los atisbos de gentes que se organizan para la lucha ahora. Que insiste en que ese es el nico plano ontolgico, existente de realidad en lucha, que esa praxis es la nica realidad poltica existente. Un legado que sabe que el sujeto prxico se construye, y que sin sujeto prxico no existe subjetividad capaz de interesarse por ese legado. Un saber que exige a sus portadores que ayuden a construir ese sujeto y que traten de entregarlo a esas gentes nuevas en accin. Un saber que contiene elaboraciones crticas: contra el rival, el capital al que analiza, y contra los espejismos propios. No valen las elaboraciones ya hechas que proceden de otros periodos y que ofrecen alternativas ya cerradas.

Ese saber praxeolgico, que tiene consciencia de que el ser humano es praxis creadora en todo momento, que sabe de eso, no es saber consciente inmediato de los agentes prxicos reales, porque es elaboracin segunda a partir de las experiencias histricas, filosofar.

Y sera transmisible

Ese saber s es un saber trasmisible, como lo es todo saber. Lo es, insisto, en la medida en que se robustece la praxis y se engrosa, crece, la experiencia prxica: porque entonces ese saber praxeolgico, ese legado, posee un suelo sobre el que se le haga aterrizar: el suelo, el contexto de recepcin, es la experiencia prxica presente. Ese saber sirve para enriquecer la reflexin de la experiencia generada por la praxis operante, viva, a la luz de elaboraciones que le ponen nombre: eso que t haces, t lo ests creando, no lo haces porque sea una facultad natural tuya. Surge ahora, porque lo estis haciendo surgir, y nuestro propsito es que lo elaboris con consciencia de eso que es: no venimos con tal o cual programa elaborado por tal o cual ciencia o tal o cual reformador del mundo para tratar de que lo llevis a la prctica; venimos a ser el espejo en el que veis que sois un movimiento en comunidad, una comunidad en movimiento y que, en la medida en que lo sois y lo habis organizado por vuestra voluntad, sois el movimiento consciente que transciende el estado de cosas actual existente. Bueno, estas son parfrasis de frases de Marx

La filosofa praxeolgica o de la praxis que hemos hablado...

Esta es la praxeologa, el filosofar praxeolgico, que reflexiona sobre la praxis existente, desde la praxis existente, intentado utilizar para ello del legado intelectual praxeolgico. Es un pensamiento que sirve para ayudar a crear mejor autoconsciencia del hacer que existe, no para cargar el presente con losas fantasmales del pasado. Y, respecto de ese saber, insisto: son los vivos que estn ahora activos, en su hacer, y desde la experiencia de su hacer, los que tienen la clave de interpretacin del legado de los muertos: de los que lo elaboraron porque en su momento, respecto de su praxis histrica, s supieron y entendieron que las cosas eran as.

Antes de proseguir con Canfora, me voy a permitir recurrir a una experiencia formativa ma, para reflexionar sobre lo que s son saberes legados interesantes y los que no.

Adelante, toda concrecin es bienvenida.

Yo, de joven, me organic en el PSUC, durante la clandestinidad; entonces el partido era un instrumento que permita reflexionar sobre qu hacer, a todos los que hacamos, que no ramos los concejales, los diputados, los sino las personas que estbamos entre la gente, con la gente, y tratbamos de organizarnos interactivamente junto con todos los dems para hacer cosas: la gente con la gente. En mbitos "naturales" de socializacin; pues, el mo, era el movimiento estudiantil universitario; el de otros, la empresa de trabajo, la asociacin de vecinos. Y tratbamos de reflexionar sobre ello y estaba el partido. El partido de la poca tambin te proporcionaba una serie de metas prescritas, "cientficamente garantizadas", que la experiencia demostr intiles: la huelga general poltica, la ruptura democrtica No voy a insistir en esos objetivos, para no lastrar an ms esta respuesta. Una vez en el partido uno esperaba ms formacin de la que te daban, s, eso es cierto. Pero cuando te encontrabas con personas de otros grupos, haba una gran diferencia; de entrada, pareca que tenan "ms formacin", pero era ms catecismo. Y pareca que tenan mejores anlisis pero era por ejemplo, que t estabas en una asamblea y se te podan poner a criticar por los "fets del maig", sucesos de Mayo, del 37 Se ponan a expresar su "anlisis" sobre acontecimientos del pasado: era ideologismo.

Lo que has comentado antes.

O por el estalinismo Bueno, es de sentido comn que eso se debe a que no vivan en el mundo de la experiencia prxica real y trataban de sostener rencillas en lugar de debatir polticamente sobre el qu hacer. Nosotros no caamos en eso. Por el contrario, eso es lo que a veces me inquieta de ahora: a veces podemos caer ahora en eso, en lo que antes no caamos, en debates de este tipo: debates de muertos. Entindeme

Lo intento. Te explicas un poco sobre esto ltimo

Yo soy un partidario de leer historia, y leerla a saco!, como dice el del anuncio de "La gula del norte". Pero como instrumento para reflexionar experiencias actuales, como medio para comprender nuestro mundo presente. Para pensar qu se hizo que iba bien y qu no se hizo, qu hicieron gentes que no son nosotros, los vivos, pero que eran tan simples seres humanos como nosotros, un saber que ayude a nuestra imaginacin viva, prxica. Recuerdo alucinado en una asamblea de estudiantes masiva, en la que estbamos para reflexionar cmo organizar la lucha, a Heribert Barrera en un ataque-pataleta contra el partido, denuncindolo, excomulgndolo no creo que consiguiese un adepto, un solo discpulo, ni nadie que cayese a sus pies derribado del caballo por la luz cegadora de su denuncia proftica Que cayese a sus pies

Nunca se sabe. Los caminos del convencimiento son muy diversos.

Para todos los asistentes a la asamblea, aquel viejo energmeno salido de no sabamos dnde, era ridculo, pattico y, adems, antiptico. Tres esdrjulas. Creo que ahora queda claro lo que s es y lo que no es buen saber.

Creo que s, que se capta poco a poco tu reflexin.

Saber bueno es el que ayuda a reflexionar sobre lo que se hace en el presente, porque se trata de eso, de elaborar actividad concreta que genere experiencia concreta. Y ha de ser un saber que ayude a reflexionar sobre la propia experiencia. Por ello, y permteme otra digresin ms, a mi no me preocupa el pequeo circo que se va a provocar ahora, en 2017, fecha del centenario de la Revolucin Rusa, aprofitant lavinentesa, contra el comunismo: que si el estalinismo, que si fue un error haber creado la Komintern, que si

Qu te preocupa entonces?

Lo que me preocupa es que no haya 500, mil activistas, con consciencia praxeolgica, en sus mundos de vida, cogenerando con sus gentes experiencia de organizacin y lucha en su cotidianidad, y compartindola con los dems, de forma organizada. 500 activistas, no 500 concejales, o 500 alcaldes o 500 parlamentarios; 500 activistas con consciencia praxeolgica, es decir, con lo que yo denomino consciencia comunista con qu modelo organizativo: ah, pues no s. La palabra "partido" ha tenido mil significaciones distintas. Y las palabras "partido comunista" lo mismo, dem de lienzo, a pesar del ideologismo que nos haya hecho creer que era "el mismo que viste y calza". Con qu principios partidarios: y yo qu s "no: sin dictadura del proletariado, no se va ni al estanco" o: qu frase tan horrenda y totalitaria". Pues, mira, a mi no me asusta esa frase, pero esa frase, que tuvo fuerza y sentido, hoy no dice nada. No es que esa frase proponga o diga cosas terribles; nunca las expres. Por eso yo, que la he defendido en su tiempo y a lo mejor, para esas fechas, la frase era ya un fsil y lo que queramos articular con esa palabra era otro debate que no sabamos cmo articular intelectualmente, era ya otro el debate contra el liberalismo y la representacin electoral, colados de matute como democracia

Pero no te sientes avergonzado de haberlo hecho...

No me siento en absoluto avergonzado de haberlo hecho. Pero, esa frase, o la Constitucin escrita de la segunda repblica, o lo justo de la poltica de apoyo a Negrn, no es debate poltico, no es teora poltico-filosfica que enriquezca praxis ahora, que sugiera praxis ahora. Tampoco las charranadas anticomunistas para conferencias universitarias nos frenan la praxis. El ideologismo del enemigo no es el que nos afecta, ese no hace dao, el ideologismo malo es el mo. Si yo propongo una accin justa en un ambiente social adecuado, y sobre un tema que todos compartimos, y la gente me conoce y sabe que no soy un chorizo, eso sale adelante, aunque yo crea en el bigotes y le rece todos los domingos en las misas de mi clula, y aunque a una buena parte de los otros se les aparezca por la noche la virgen mara o san Bakunin y si actuamos juntos, ese hacer que surge de la organizacin nuestra, y esa instancia organizadora de la que nos dotamos para actuar, eso, eso es el partido, es la fuerza del presente; y esa experiencia que surge es la consciencia de nuestra fuerza del presente, una consciencia repleta de capacidad de imaginar, vida de reflexin sobre s misma, y por tanto, necesitada de elementos intelectuales, reflexivos, que le permitan auto comprenderse En el PSUC una gran parte de militantes procedan del campo andaluz, de la cultura campesina comunista libertaria andaluza este es el magnum misterium jams revelado de la transustanciacin!

Muy bueno esto ltimo: el misterio jams revelado!

Otro elemento que quiero discutir y que Canfora trata es el de la Revolucin como nico momento generador de experiencia o as lo parece, dado que cuando piensa en la dificultad de transmitir experiencia solo piensa en la revolucionaria-. Pues t y yo no hemos vivido ninguna revolucin. Pero s hemos vivido praxis organizada y hemos generado la consiguiente experiencia. Porque para vivir eso no hace falta ms que organizarse con otros, relacionarse con otros y tratar de generar actividad: todo tipo de actividad auto generada es praxis. Y eso, siempre, produce experiencia. Una experiencia de que el mundo depende de nuestro hacer: es nuestro hacer y su objetivacin. De que el mundo no es cosa, naturaleza inmodificable. La experiencia de que el poder es el control de la actividad y que, por tanto, nosotros podemos generar poder. Una experiencia que se abre al legado praxeolgico, que lo necesita, y si se lo apropia, lo reelabora novedosamente no puede no hacerlo- para auto reflexionarse; una experiencia que sabe que para toda forma de organizar el hacer que produce y reproduce el mundo, existen otras posibilidades de hacer, porque lo ha experimentado en concreto, al lograr modificar mediante su actividad organizada, parcelas del hacer. Y, en el lmite, sabe que todo es posible, que nada est escrito en ninguna parte, y que es posible un gran cambio. Claro, eso, esa experiencia, surge de la actividad, de la movilizacin. Y de ah surge la imaginacin realista, la imaginacin de que se pueden hacer nuevas cosas, dar nuevos pasos prxicos y de que todo puede llegar a ser.

O sea

O sea y volviendo, como resumen, al asunto planteado por Canfora: nosotros no podemos transmitir una experiencia que fue, pero s podemos usar de nuestra experiencia pasada para ayudar a construir una nueva experiencia actual en la gente, autoorganizndonos con ellos, para que ese nosotros en comn acte y genere experiencia nueva. Una vez hecho eso, podemos transmitir nuestro legado praxeolgico. Cmo? No me extender en ello...

Pero

Pues lo mismo que, a partir de un determinado vivir activo, por ejemplo el del joven de 16 aos, se genera una experiencia nueva, presente, actual, desde la cual se puede recibir contexto de recepcin- las elaboraciones intelectuales de las pocas estudiadas por Canfora: se puede leer apasionadamente la Iliada, se puede adorar a Hctor se le puede recibir, vivificar a partir de la experiencia singular generada por la vida del presente contexto gentico de una nueva interpretacin- , y se lo usa para autorreflexionarse, para generar pensamiento nuevo para el presente.

Creo que, bajo esa elaboracin de Canfora, que es un gran filsofo y un gran fillogo, se expresa nostalgia de los beaux temps du pass. Pero ni tan siquiera la nostalgia es ya lo que era.

Con estas palabras no olvidadas lo dejamos por hoy si te parece.

De acuerdo. Sin olvidos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter