Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-02-2017

Pablo Iglesias y Unidad: los mandatos del futuro para Podemos

Marcelo Righetti
Rebelin


Finalmente lleg el fin de semana de febrero que terminara por dirimir la disputa interna que ha venido sufriendo PODEMOS desde hace varios meses. La Asamblea Ciudadana Estatal, mxima instancia de decisin (el equivalente a los congresos de los partidos tradicionales) termin zanjando las diferencias con una victoria contundente de Pablo Iglesias sobre igo Errejn. El ya famoso Vistalegre 2, no dej lugar a dudas respecto de la principal disputa que asomaba a la vista de la mayora, la conduccin de esta joven fuerza. Pablo Iglesias revalid sus ttulos de manera indiscutible ganando por mayora absoluta cada una de las votaciones que se dieroni. Sin embargo, hubo una idea que se impuso sobre cualquier otra y con muchsima ms rotundidad, la unidad.

Tras unos ltimos das donde las operaciones y querellas cruzadas no cesaron ni bajaron en intensidad, la realizacin de Vistalegre 2 apareca como un choque frontal de trenes que dejara herido de muerte a uno de los dos mximos referentes de PODEMOS. La dinmica de discusin planteada a un todo o nada, los tonos virulentos continuados con llamados a la conciliacin y finalizados con reiteradas crticas en violentas formas, las continuas acusaciones a travs de los medios que ayudaba una degradacin del debate a poltico a los trminos del show bussines televisivo y chimentero, construyeron una imagen de ruptura inminente.

El contraste con el 18 Congreso del Partido Popular, que simultneamente se estaba celebrando, era notorio. All donde ya todo o casi todo estaba cocinado de antemano y la lgica del poder ordena irremediablemente, se ofreca un cuadro de cordura, acuerdo y consenso, aun cuando es el partido con ms causas de corrupcin en curso en toda Europa. Este hecho da una muestra clara del rol de los medios de comunicacin en la construccin de sentido, los ms corruptos de Europa quedan mejor parados que los jvenes muchachos que se pelean. Elemento que tendr que sopesar PODEMOS, quienes nacieron desde los estudios televisivos por mostrar un discurso disruptor- pero que la dinmica meditica no ayudar en su proceso de consolidacin como fuerza poltica.

Ms all de esto, la palabra ms repetida durante este sbado y domingo fue Unidad. Clamada desde todos los puntos de Vistalegre una y otra y otra vez, fue la orden que dio la militancia. De eso tomaron nota todas y todos y sin duda ser un mandato que obligue a atemperar las tensiones. Nadie puede sacar los pies de plato de esa directiva, ni siquiera Iglesias que obtuvo la victoria. Tendr la obligacin de acordar con Errejn, e intuyo, darle un rol visible e importante dentro de la organizacin, aunque parece evidente que dejar el lugar de Secretario Poltico y nmero 2ii.

Otra de las cosas que quedaron en claro despus de este fin de semana es que la figura de Pablo Iglesias todava es imbatible entre los podemitas. La votacin que se dio a fines de diciembre para elegir el sistema de votacin de Vistalegre, en donde la victoria de la propuesta del Sec. Gral. apenas se impuso por dos por ciento sobre lo planteado por el Sec. Poltico, abra la posibilidad de una disputa ms reida. Nada de eso pas, cuando Iglesias entra en competicin y es su figura la que se ubica en el centro de la disputa, sigue siendo el elemento aglutinador de la mayora de los morados.

Errejn esto lo tena muy en claro, por eso evit durante todo el tiempo confrontar directamente con la figura de Iglesias y de hecho no se present a la eleccin de Sec. Gral. Apost a un discurso que apelaba a volver a los orgenes de PODEMOSiii, tal como l conceba esos inicios, es decir como una fuerza transversal, que no se ubicar en los mrgenes del tablero poltico donde, segn su mirada, los poderosos queran ubicarlos. Se planteaba revisar el camino transitado tras las primeras elecciones del 20 de diciembre de 2015, el acuerdo con Izquierda Unida y la conformacin de Unidos Podemos, el tono beligerante que, desde su punto de vista, haba asustado a sectores moderados que los apoyaron en primera instancia y la forma de relacionamiento con el PSOE. Tras una pica de victoria y avance, contrapuesta a una supuesta actitud de resistencia del pablismo, haca principal hincapi en el trabajo institucional, para mostrarse, desde all, como la fuerza de alternativa al PP. Este lnea ms moderada e institucionalista que la sostenida por Iglesias, le trajo el apoyo abierto y solapado de buena parte de los medios que lo consideraban como un actor ms dcil para el acuerdo y la negociacin.

Frente a esto Pablo Iglesias aparece como la referencia de una actitud ms rupturista y a fin de cuentas, su propuesta poltica de apostar a consolidar de un bloque popular que sostenga y permita avanzar en el camino de un proceso constituyente, parte de un objetivo estratgico con sentido de transformacin ms radical. Es desde aqu que sus planteos se proponen fortalecer la movilizacin popular en el reclamo de derechos vulnerados y como sostn e impulso del trabajo institucional. El temor a la normalizacin fue uno de sus ejes, preocupaba que las instituciones cambien a PODEMOS en vez de que PODEMOS cambie a las instituciones.

En relacin a lo orgnico, las ideas de pluralidad, feminizacin, democratizacin, fortalecer a los crculos, descentralizacin, ms poder a las bases, etc., tambin ocuparon un lugar central en Vistalegre 2. Sin embargo, el desguace de la mquina de guerra electoral parece dejar un esqueleto y unas dinmicas internas difciles de desmontar. En este sentido, el horizonte todava est nebuloso. La tentacin de Pablo Iglesias de utilizar su enorme influencia poltica como lder, puede dificultar la posibilidad de una distribucin de poder ms democrtica.

La hiptesis populista sigue, aun cuando su principal impulsor, Errejn, haya obtenido una leccin importante. Contra el lder es difcil, sino imposible, excepto que ese liderazgo est en declinacin y eso implicara la desintegracin de esa hiptesis. Iglesias ha mostrado cierto temple y altura para manejar la situacin sin hacer implosionar la fuerza, ahora queda por saber si el futuro que eligi PODEMOS permitir avanzar hacia una Espaa y una Europa ms democrtica y justa para sus pueblos.

Notas:

i En la votacin a Secretario General, Pablo Iglesias obtuvo casi el 90% de los votos. En lo que respecta a los documentos poltico, organizativo y tico, el equipo de Iglesias cosech en promedio alrededor del 55% de los votos, mientras que el de Errejn consigui el 34% y los Anticapitalistas de Miguel Urbn un 10%. En el documento de Igualdad se impuso la unin de pablistas y anticapitalistas con ms del 60% sobre el 35% de los errejonistas. Mientras que en la votacin al Consejo Ciudadano Estatal, la lista de Iglesias obtuvo poco ms del 50% y 37 miembros, la de Errejn el 33% y 23 asientos y los Anticapitalistas consiguieron 2 consejeros con su 13%.

ii Vale aclarar que en la votacin para elegir a los miembros del Consejo Ciudadano Estatal Pablo Iglesias fue el ms votado, seguido por Pablo Echenique (actual Secretario de Organizacin) y recin en tercer lugar se ubic igo Errejn.

iii No en vano su equipo se denomin Recuperar la Ilusin.

@righettiM

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter