Portada :: Cultura :: Msica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-02-2017

Los pinellis, el cubatn o lo ltimo que trajo el barco

J. . Tllez Villaln
Cubarte


Quin lo hubiese imaginado, el mismsimo Tony Pinelli, disertando sobre el reguetn cubano! Nada, que all en Miami, ah s como ya debe haberlo comprobado y le pudieron adelantar sus hijos, todo tiene su precio [1] Y su costo!

Resulta que en unos de sus primeros artculos del ao [2], recurre a una rapidita historia del cubatn, reguetn, o lo que sea y termina colgndole a lo que sea, valores y justificaciones que desde esta orilla no le vea o al menos no destacaba pblicamente. Pero no queda ah, para asegurarse la papa de verdad, entre col y col, inserta los repetitivos estribillos que, tal viene aprendiendo, no pueden faltar cuando de cantarle a Cuba (Socialista) y a sus instituciones (gubernamentales) se trata.

Un historia tan rapidita y tan mal contada que obvia asuntos tan claves como que el trmino cubatn no es tan nuevo y fue ms bien una etiqueta comercial con que ciertos productores suecos vendieron por all, por el 2003, el recopilatorio discogrfico donde se agrupaban entre otros a Cubanito 20-02, Candyman y El Mdico. O que los raperos le piden la cabeza a los reguetoneros y desde el 2004 hubo una Reparticin de bienes: reguetn pa mover c / o rap pa poner madura la mente del inmaduro [3]. De modo que no creo que ningn rapero de verdad creera en la etiqueta de contestatarios por naturaleza que le otorga Pinelli al reguetn; a no ser que su manera de protestar sea como alguna vez dijera uno de los protagonistas del Concierto de las 100 fulas en El Capripasearse por La Habana en un Mercedes Benz, con los ltimos Nike del mercado y una cadena de ms de 15 mil dlares en el cuello. [4]

Niega por ms, el prrafo que presenta su texto, huella clara de su -tal vez- renegada formacin marxista: La msica es un reflejo del medioambiente en que se desarrolla o desenvuelve el ser humano (). En tanto resulta por lo menos infeliz, transferir de un sistema a otro el producto cultural sin su correspondiente contexto, achacar el xito del reguetn a la decisin de un Ministro de Turismo o justificar el esquema rtmico repetitivo de este ritmo o las letras muy crudas y consideradas de mal gusto en muchas ocasiones con la complejidad y velocidad que exige el mundo en que vivimos que no deja mucho tiempo a la reflexin y la poesa.

Ser que como me dijo cierto amigo, en Miami hay que comer y disertar sobre cmo surgi el reggaetn [5] o sobre la "tiradera" entre reguetoneros cubanos, se paga mejor que contarles a los consumidores del cubatn, sobre el mbito musical y las tradiciones de Cuba, que tanto desconocen. Ese es el Pinelli que est de moda, el ms visto de todos en Amrica TeV, para y por eso va (le pagan?), al programa televisivo Happy Hour y tambin porque tira cosas como que el xito del reguetn en Cuba es una causa del fracaso de la educacin en la Isla [6]. Tan burdo como otorgarle a Obama el ttulo de tercer descubridor de Cuba.

Hacer otra cosa, es decir, tirarle al cubatn, ms que una mala operacin de marketing, sera meterse en camisa de once varas o en un conflicto de intereses con su propia familia, los integrantes de la banda Los 3 de La Habana. Una agrupacin cuyo devenir estadounidense es la clara evidencia de cun aplastante para la libertad creativa resulta el mercado y la competencia capitalstica, bajo la etiqueta eufemstica de trabajar para los fans; obviando que los gustos del pblico se construyen y reproducen por las industrias culturales hegemnicas y todo lo que se aleja a logo-cntrico queda fuera.

Penosamente, las cualidades ms reconocidas de lo que fue un tro vocal, su apego con aires renovadores a lo mejor de la tradicin musical cubana y su intencin de recuperar el quehacer de este tipo de agrupacin, han ido quedando en el camino. Disco tras disco, desde LLEG EL MOMENTO cuyo tema ms conocido fue precisamente un cubatn, La prdida ; pasando por TRANSFER y 3MENDO.

El lder de la agrupacin, a raz de la presentacin de su primer disco en los EE. UU. confes: Creo que, aunque en nuestro primer disco tenemos ms enfoque en la msica seria, en este disco nos vamos ms por la msica pop, por los sonidos ms comerciales del momento [7]. Tiempo despus, poniendo el parche ante la posible desilusin de sus ms fieles seguidores, defendi: No existe gnero musical malo para nosotros [8]. Solo que lo bien hecho, termina siendo lo que ms se vende, con un buen empaquetado que incluye una buena etiqueta, comercial, poltica, o lo que sea.

Los 3 -que nunca fueron en la Isla contestatarios, ni perseguidos-, no solo recurrieron al llegar all a la etiqueta de refugiados polticos y construyeron en consecuencia una narrativa de perseguidos; sino tambin se prestaron en el verano del 2015 como oferta estelar en el espectculo Risas y Msica para Cuba [9], dedicado a recaudar fondos para el US Cuba Democracy PAC (Comit de Accin Poltica) promotora como se sabe de la eliminacin del derecho a viajar a la Isla, entre otras propuestas en contra de los que vivimos en la tierra que los vio nacer.

 


Fuente: http://www.cubarte.cult.cu/es/article/48169


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter