Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-02-2017

En Venezuela no pasarn ni la CNN, ni la banda de Aznar, Felipe Gonzlez y Trump

Carlos Aznrez
Rebelin


La derecha mundial est dispuesta a no darle respiro a la Revolucin Bolivariana de Venezuela. Esta semana que termina ha sido un ejemplo claro de que la guerra de cuarta generacin lanzada en su momento desde las usinas del Occidente imperial, no escatiman esfuerzos para utilizar todos los mtodos a su alcance con tal de desprestigiar, acorralar e intentar (siempre fallidamente) derrocar al gobierno legtimo de Nicols Maduro.

El caso de los repetidos y conocidos instrumentos desestabilizadores utilizados por los terroristas mediticos de la CNN, fueron otra vez puestos sobre la superficie, de la misma manera que la Cadena operada por Time Warner actu en su momento como buque insignia en la invasin a Iraq y Afganistn, o un poco ms atrs en el tiempo, creando el clima desestabilizador para voltear al gobierno socialista de Salvador Allende, en Chile.

CNN es como la Coca Cola, smbolo y logo de la brutal invasin cultural estadounidense, y como tal utiliza sus argumentos injerencistas en el marco de tergiversar la informacin para buscar el desgaste y el desaliento de la opinin pblica. Cuando no puede manipular, directamente inventa situaciones, crea vctimas donde solo hay provocadores o delincuentes, y termina convirtiendo en prceres a quienes deberan estar entre rejas el resto de sus das. As jug el canal en estos ltimos das al lanzar la primicia envenenada sobre la venta de pasaportes venezolanos a supuestos terroristas de Medio Oriente.

Desde el punto de vista de la aviesa intencionalidad de la cadena estadounidense, creo el clima para presentar un cctel ms que explosivo: un presunto ex funcionario venezolano en la embajada de su pas en Iraq, Misael Lpez, se ofreci de testigo para contar lo que persigue la campaa de demolicin del Gobierno Boliviariano. As, como en las malas series gringas, aparecan terroristas del ISIS comprando pasaportes y visas a 15 mil dlares, mientras un periodista cenenista preguntaba con voz cadavrica: "le sorprendera si un da de estos en cualquier parte del mundo se comete un atentado y el ejecutar es el portador de un pasaporte venezolano. Por supuesto, que para darle mayor condimento a la ensalada tambin se volva a involucrar en esta tramoya al vicepresidente venezolano, Tarek El Aissami, al que en las ltimas horas Washington tambin haba sido colocado en las listas de los que tienen vinculaciones con el narcotrfico.

Lo que CNN no deca lo puso blanco sobre negro la canciller bolivariana Delcy Rodrguez, sealando que el tal Misael Lpez es un farsante que intent sacar ilegalmente dinero de Iraq usurpando la identidad de funcionario venezolano, adems tramita nacionalidad espaola, y si faltara algo tiene fama de acosador sexual, explcitamente denunciado por una empleada de la embajada en Bagdad. O sea, que se trata de un dilecto compinche de su tocayo Leopoldo Lpez puesto que acumula en su Facebook fotos posando con la esposa del golpista, Liliana Tintori y con la abogada del preso de Voluntad Popular, Ana Argotti. No le falta nada para que cualquiera que quisiera tipificarlo, lo muestre como un agente al servicio de los de siempre, y por ello ahora se refugia en Miami, dnde si no. Pero, claro, todos estos datos no entran en los cnones morales e informativos" de la cadena con sede en Atlanta.

Desde otro andarivel parecido pero en este caso europeo, el genocida Jos Mara Aznar y el creador de los Escuadrones de la Muerte para asesinar a militantes vascos (el famoso GAL), Felipe Gonzlez, se sumaron a la campaa exigiendo que la OEA suspenda a Venezuela por mantener presos polticos. Estos dos caraduras que deberan ser juzgados por asesinos seriales por el Tribunal de La Haya, se rodearon de lo peor de cada casa para vociferar tal exigencia,: all estuvieron arropndolos, el lder del partido derechista Ciudadanos", Albert Rivera, el presidente del consejo de administracin del Grupo PRISA (editor de EL PAS espaol), Juan Luis Cebrin, el ex alcalde derechista de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardn, el ex jefe de la OTAN Javier Solana (alias el carnicero de Bagdad") y Leopoldo Lpez padre, quien gimote por la mazmorra en que tienen a su hijo los dspotas de Caracas. El gran problema de estos demcratas es que desesperadamente buscan un protagonismo que ya no tienen en sus pases, donde Aznar y Gonzlez, son considerados smbolos explcitos de corrupcin, tortura y muerte.

A pesar de todos estos ataques, es indiscutible que en Venezuela manda el pueblo y no los amigos de Obama y de Trump, dos caras de la misma moneda de la agresin imperialista. Por un lado, la CNN ya no est en el aire por decisin gubernamental, algo que los que realmente defendemos la libertad de expresin lo celebramos alborozados, para que no se siga ensuciando la profesin periodstica con franquicias del terrorismo meditico. As es que se gobierna cuando un plan subversivo de envergadura se abate da tras da contra un pas.
Por ms que los grandes dueos de medios hegemnicos nucleados en la SIP pongan el grito en el cielo, o que el bocazas de la Casa Blanca amenace con ms sanciones si Nicols Maduro no pone en libertad a Leopoldo Lpez, a "Venezuela se la respeta" como bien sentenciaba Hugo Chvez. En ese camino de actuacin contundente, la Patria de Bolvar y Zamora seguir recogiendo la solidaridad de los que en el continente no se dejan intoxicar por las mentiras ni retroceden ante las amenazas. Contra esa hermandad indestructible no podrn ni la CNN, ni Aznar y Gonzlez, y mucho menos Trump.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter