Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-02-2017

Qu es el marxismo y cmo puede ayudar a acabar con el golpe de Estado en Brasil?

Luis Carlos Muoz Sarmiento y Lus Eustquio Soares
Rebelin

En este apoyo del imperio, si fueren audaces, nos lean o nos lean, si quisieran


Qu es el marxismo y qu tiene este tema que ver con la economa poltica? El marxismo es la crtica de la economa poltica burguesa, al mismo tiempo que se afirma como la teora de la praxis socio-econmica, teniendo como reto pensar las sociedades bajo el punto de vista del trabajo, en oposicin a las mistificaciones del capital.

En este sentido, el marxismo es la ciencia, el arte, la cultura, la vida, en su dimensin asumidamente laica, inmanente, porque el trabajo, en el sentido de fuerzas productivas, es lo que produce la sociedad y todo lo que en ella existe, a partir de la interaccin tcnico-cientfica, tambin resultado del trabajo, entre el humano y la naturaleza.

El marxismo es una crtica de la economa poltica burguesa, muy especialmente porque, su existencia, en s misma, como praxis, es incompatible con la supremaca del capital sobre el trabajo colectivo. Es por esto que o el fin de la metafsica es marxista o la promesa de este fin no pasar de una mistificacin de las escaramuzas terico-culturales del capital.

En su libro Un espritu libre no debe aprender como esclavo, Roberto Rossellini se remite al Manifiesto del Partido Comunista (1848), en el que Marx y Engels definen el papel corruptor de la burguesa a lo largo de la historia: Al llegar al poder, la burguesa destruy todas las relaciones feudales, patriarcales, idlicas. Acab sin piedad con los variopintos matices de los vnculos feudales que unan al hombre con sus superiores naturales y no dej entre hombre y hombre otro lazo que el del mero inters, el fro pago al contado. Releg la dignidad personal a un simple valor de cambio, y como sustitutivo de las innumerables libertades reconocidas por escrito y duramente conquistadas, instaur la libertad nica e indiferente del comercio. Sustituy, en una palabra, la explotacin disfrazada con ilusiones religiosas o polticas por la explotacin franca, cnica, directa, brutal. (1)

El capital no existira sin metafsica, esto es, sin mistificarse, razn por la que el marxismo es, como crtica de la economa poltica burguesa, la ciencia de la no metafsica. Esto no significa que sea arrogante o presuntuoso, por clasificarse como ciencia, teniendo en cuenta el relativismo posmoderno dominante. El marxismo es ciencia porque es la ciencia del trabajo colectivo, secuestrado por la dictadura del capital. 

Por supuesto, esta cuestin nada tiene que ver con jerarqua o capital simblico. Por el contrario, el esfuerzo terico-prctico del marxismo slo puede ser considerado una ciencia porque est retado a pensar y a vivir teniendo en cuenta la liberacin del trabajo comn de su milenario yugo oligrquico.

Los elementos centrales del modelo terico explicativo marxista son bsicamente cuatro: el primero, lalucha de clases, formulada por primera vez en elManifiesto comunistay progresivamente transformada en el mtodo de anlisis de la historia humana en torno a los conceptos de clase social, contradiccin y divisin social del trabajo, mtodo a la vez basado en la mecnica hegeliana llamada dialctica: aunque en trminos hegelianos se trata de una lgica ontolgica, modelo que rebasa al concepto hegeliano de dialctica.

El segundo, lacrtica a la economa capitalista, que se desarrolla en El capital (tres tomos oficiales y un cuarto tomo, pstumo, Historia crtica de la teora de plusvala). En l, Marx desarrolla un modelo alternativo para calcular el concepto de valor de la economa capitalista, basado en el tiempo de trabajo socialmente necesario para la produccin de mercancas. Esta investigacin tiene directas consecuencias polticas, pues la hiptesis marxista probara que la sociedad capitalista se funda en torno al robo del trabajo humano a travs de la plusvala, legitimado en el estado de derecho por la propiedad privada sobre los medios de produccin y el libre usufructo de esas ganancias.

El tercer punto es el concepto de ideologa, desarrollado por Marx en sus primeros libros comoLa ideologa alemanay que intenta explicar las formas de dominacin mental de la sociedad capitalista y su relacin con la composicin econmica de esta. Concepto abandonado por Marx para centrarse por aos en el anlisis poltico; sin embargo, vuelve a aparecer con fuerza en El capital bajo el concepto fetichismo de la mercanca, una forma de explicar la incapacidad psicolgica de una persona de percibir el valor de uso de una mercanca. Este concepto es extremadamente importante porque describe todas las consecuencias de las formas de produccin de la vida dentro del capitalismo.

El cuarto punto del mtodo, no doctrina, marxista es el comunismo, una terica/utpica sociedad humana que puede sobrepasar los lmites de la capitalista, basada en la explotacin humana. Marx us muchas veces el trmino, pero jams explic sus alcances ni caractersticas. Un anlisis crtico de su obra demostrara que l no querra describir algo que an no existe; por tanto, el significado de comunismo se halla en una sntesis, tanto de los problemas econmicos fundamentales hallados de modo explcito en El capital como de un anlisis de la crtica poltica-jurdica hecha por el autor a las instituciones capitalistas.

Las opiniones corrientes que gustan de subrayar, en un tono de verdad irrefutable, que el marxismo es cosa del pasado valen tanto como la afirmacin de que el trabajo oprimido no existe hoy. Si es consecuente, el marxismo est en la obligacin de actualizar el punto de vista del trabajo teniendo en cuenta la estructura de las fuerzas productivas del presente histrico mundial.

Mientras exista propiedad privada de los medios de produccin del trabajo colectivo humano, habr la necesidad de una ciencia que se oponga a este chantaje y, al mismo tiempo, que sea capaz de producir un cuerpo terico/metodolgico que describa el modo por el cual el capital engaa al trabajo colectivo.

Aqu, a propsito, hay que decir que Marx no propone la abolicin de la propiedad privada, mito largamente extendido; propone es la abolicin del sistema de propiedad burguesa; como lo menciona en su Manifiesto comunista: Lo que caracteriza al comunismo, no es la abolicin de la propiedad en general, sino la abolicin del sistema de propiedad burgus ya que la burguesa viola la ley, corrompe las instituciones u otros mecanismos legales para apropiarse de la propiedad de los trabajadores: por ejemplo, el robo de tierras a campesinos e indgenas. 

Por ms que el trmino ilusin suene agresivo no existe otro para decirlo. Si el trabajo colectivo no se dejase engaar por el capital, vera con claridad que la historia est literalmente en sus manos. El resultado de esto no sera otro: justicia colectiva y consecuente produccin de un modelo civilizador compatible con las condiciones de los ecosistemas de la vida en la Tierra.

El marxismo es el nombre de una ciencia que tiene como parte aguas el libro El Capital (1868). Sus tericos no son seguidores de una secta, sino intelectuales orgnicos (cuyo trmino, en singular, fue acuado por Gramsci) (2) de un paradigma cientfico, como a propsito argumentaron Louis Althusser y Etienne Balibar en Para leer el capital (1965), texto en el cual afirmaron que la humanidad protagoniz tres revoluciones cientficas: la revolucin del continente/matemticas, con los presocrticos griegos (siglo VI a.n.e.); la revolucin del continente/fsica, iniciada por Galileo en el siglo XVI; y la revolucin del continente/Historia, comenzada por Karl Marx, sobre todo con El Capital. 

La revolucin del continente/Historia incorpora las dos anteriores a partir de dos constataciones objetivas: 1. Tanto la primera como la segunda revolucin son atributos del trabajo cientfico colectivo de toda la humanidad; 2. La revolucin del continente/Historia, asumida por los trabajadores, es la revolucin de las revoluciones precisamente porque puede poner toda la ciencia al servicio comn de los trabajadores del mundo entero.

Sea por medio de la tentativa de congelarla en el tiempo histrico, como si fuese una obsoleta teora crtica del siglo XIX o de la primera mitad del siglo XX; sea por medio de afirmaciones del tipo el marxismo es slo una corriente terica, entre otras, el relativismo contemporneo dominante cometi dos errores gravsimos: 1. La revolucin del continente/Historia, que recibe el nombre de marxismo, existir incluso despus del fin de la autonoma parsita del capital sobre el trabajo, porque es de la historia del trabajo, como el sujeto colectivo de todas las ciencias, que ella trata; y el trabajo siempre existir, mientras haya vida humana; 2. La revolucin del continente/Historia no es una narrativa autoritaria, por el contrario. Como paradigma cientfico del continente/Historia del trabajo colectivo/individual no slo est en la obligacin cientfica de actualizarse de forma permanente, sino tambin de contemplar una perspectiva democrtica radical, al considerar el trabajo en sus diferentes configuraciones tnicas, de gnero, culturales, siempre teniendo en cuenta las relaciones de poder que demarcaron la historia de los diferentes pueblos, impidindoles expresarse libremente, fuera de toda custodia o explotacin. 

Brasileas y brasileos: el golpe de Estado que Ustedes estn sufriendo y la tragedia de sus efectos objetivada, por ejemplo, con la huelga de los policas militares del Estado de Espritu Santo, ms que nunca reclama la unin del conjunto de la clase trabajadora. No obstante, sin la apropiacin del continente/Historia, es decir, slo con la lectura consecuente del marxismo, conseguirn superar este trauma que el capital internacional impone sobre Ustedes.

Vamos a poner un ejemplo. Una izquierda que no lee y si lee no actualiza una obra como El 18 Brumario de Luis Bonaparte, escrita por Marx en 1852, no tiene la mnima nocin de cmo funciona el Estado capitalista, sobre todo en su dimensin global.

Este debera ser un libro de cabecera para mujeres, hombres, negros, gays, asiticos, blancos, mestizos, latinos y norteamericanos, para los trabajadores en general. En este libro, siempre teniendo en cuenta una crtica de la economa poltica burguesa, Marx procura mostrar fundamentalmente tres asuntos que le son caros, con el golpe que lacera este pas pleno de potencialidades laborales. 

La primera es: delante del riesgo de una revolucin de los trabajadores, legtima, como ocurri en Francia en 1848, la burguesa tiende a demandar un Bonaparte, esto es, un soberano que se pone por encima de la ley y que incluso se dispone a estar por encima de la ley burguesa. Luis Bonaparte cumpli en Francia ese papel, por eso realiz el golpe de Estado y fue autorizado a hacerlo. Quin o quines son los Bonaparte del golpe de Estado en Brasil? Esta es la primera pregunta que los brasileos deberan hacerse. De nuestra parte, ponemos en absoluto parntesis la Operacin Larva de Ladrones. Quin es Batimoro? Por qu est autorizado a actuar, como un cowboy, fuera de la ley, tal como acta? (3) l tiene todo para ser el Bonaparte, o uno de los, del Golpe; 2. En este libro, El 18 Brumario Marx busc mostrar tambin cmo funcionarios pblicos, la burocracia del Estado burgus, participaron del golpe de Estado en Francia. Evidenci que esta burocracia, principalmente la del poder judicial, fue formada y conformada para traicionar a los trabajadores y fue lo que ella, implacablemente, hizo; 3. Por ltimo, Marx argument que Bonaparte no existira sin el lumpen-proletariado. Este fue meticulosamente seducido por Bonaparte y literalmente usado para combatir la revolucin de los trabajadores. 

Brasileas y brasileos, no hablamos por nosotros apenas, que no nos encontramos entre los vivos, sino que hablamos como militantes aqu la ciencia es militancia revolucionaria de la revolucin del continente/Historia, la revolucin del cosmo/mundo del trabajo, finitamente infinita; y lo que decimos es simple: sean obreros del continente/Historia, ningn golpe los humillar. Firma, Karl Marx, uno colombo/brasileo.

Y para terminar con lo relativo al Golpe en Brasil, no podramos dejar pasar lo siguiente: Rodrigo Janot fue y es un importante artfice del golpe, en cabeza del Ministerio Pblico. Una prueba cabal ms de que comete crimen de lesa patria, el peor de los crmenes, es el acuerdo que acaba de firmar con el Departamento de Justicia estadounidense, a nombre del Estado brasileo. El objetivo de este acuerdo, para no decir, sometimiento, es ratificar lo que este apoyo ya denunci: la continentalizacin (un nuevo Plan Cndor, una nueva Operacin Cndor) (4) de la ya citada Operacin Larva de Ladrones (5).

El foco es, no por casualidad, la actuacin de la Odebrecht pero no slo en el conjunto de Amrica Latina. El objetivo es el mismo: usar los Poderes Judiciales y los Ministerios Pblicos de los pases respectivos para condenar la soberana en ellos. O nos rebelamos contra esto exigiendo justicia a la justicia para y contra este Mr. Janot y dems vende-patrias o el Poder Judicial se transformar realmente en aquello que ya ha sido: un cclope, gigante de un solo ojo que devorar a todo el Estado en nombre de su puritano seor: Diosestadosunidos. Falso dios, al que no podemos dejar de recordarle que ya es hora de que en vez de promover/divulgar tanto la idea de democracia, la practique y/o permita hacerlo.

No hay que olvidar jams, por otro lado, que nuestro nico/real infierno son el imperialismo y el latifundio: combatirlos es aprender con la historia, actualizando su modo de realizacin genocida y articulado; el resto es fuga de la historia, o sea, rendicin.

El moro, nunca el Bonaparte/Batimoro Moro. Para la Arqueologa del futuro.

 

Notas:

(1) Rossellini, Roberto. Un espritu libre no debe aprender como esclavo. Paids, 2001, 165 pp.: en el captulo La crisis de la civilizacin y el papel de la burguesa: 92-93.

(2) Trmino, intelectual orgnico, acuado por Antonio Gramsci, quien delimita el concepto de intelectual en dos sentidos. Uno,de tipo sociolgico, define a los intelectuales por el lugar y la funcin que ocupan dentro de una estructura social: a este tipo lo llama orgnico. Otro, de tipo histrico, determina el carcter de intelectual por el lugar y la funcin dentro de un proceso histrico: a este tipo, lo llama tradicional. l se alza contra la falsa nocin de la independencia de los intelectuales, contra el hecho de que sean asimilados a hombres de letras; relativiza la divisin entre intelectuales y simples, y quiebra la individualidad del intelectual en la figura del intelectual colectivo de la clase obrera.  

(3) https://www.youtube.com/watch?v=4syrZTW2aiI 

(4) http://www.revistamaterika.com/es_materika_10/luis_carlos_munoz_sarmiento.html 

(5) Conocida mediticamente como Operacin Lava Jato, por el sitio donde los lava-perros de la mafia poltico/judi-poli-cial/gringfila o, peor, sometida a los gringos, llevaban no tanto sus carros o los de sus patrones sino a cocinar los chismes de donde saldra nada ms y nada menos que un golpe de Estado.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter