Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Kurdistn, un pueblo sin derechos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-02-2017

Una marcha para el mundo entero, una marcha por los derechos del pueblo kurdo

Ramn Plaza Yelo
Rebelin


Es una marcha que nunca olvidaremos, fuimos todas juntas de caravana con un mismo ideal y objetivo, compartiendo alegras y fatigas, apoyo mutuo y consignas. Hace pocos das que todo lleg a su cnit con la manifestacin final del da 11 de febrero en Estrasburgo, a la que acudieron cerca de 30.000 personas entusiasmadas y dispuestas a dejar huella. La inmensa columna de gente, encabezada por los grupos de activistas internacionales y marchantes kurdas y kurdos, inund las calles de la ciudad y sede del Parlamento Europeo con dos reivindicaciones claras y estentreas: la libertad inmediata de Abdullah Apo calan, primer referente del movimiento de liberacin kurdo, y una solucin poltica para Kurdistn.

El territorio kurdo se extiende a travs de las fronteras de Turqua, Irn, Siria e Irak, en el punto de encuentro de sus extremos. Por mucho tiempo, el pueblo de Kurdistn ha sido vilipendiado y negado del ejercicio de sus derechos ms bsicos, como el de autodeterminacin. Sus gentes han sufrido por la tirana de los pases ocupantes y luchado por la libertad y la justicia durante dcadas. Hace ya 18 aos que su figura ms emblemtica, calan, fue capturado por el gobierno turco con la complicidad de Occidente y, desde entonces, contina en prisin.

Tras el reciente golpe de Estado fallido en Turqua, el presidente Erdoğan amenaza con restaurar la pena de muerte e intensificar las medidas represivas sobre la poblacin. As es que el prximo mes de abril se celebrar un referndum que podra implicar una mayor concentracin de poder en su persona. Esta situacin supone un grave peligro para las gentes de Bakur (Kurdistn en Turqua) y para la integridad de su lder. Es por eso que, en este momento crtico, las distintas marchas kurdas se iniciaron desde diferentes puntos para converger en la defensa de los derechos humanos y en contra del fascismo del gobierno turco.

El mircoles, 1 de febrero, la caravana Luxemburgo-Estrasburgo comenz su andadura a las puertas del Tribunal Penal Internacional, donde se enarbolaron por primera vez las banderas de calan y las pancartas que exigan su excarcelacin. All mismo, bajo las insignias de la revolucin y la lucha feminista de Rojava, se leyeron los manifiestos de las representantes del movimiento kurdo en Europa y de las diferentes comitivas internacionales procedentes de naciones (19 en total) como Alemania, Argentina, Francia o los diferentes territorios del Estado Espaol. Todos ellos recogieron esa idea, la bsqueda de la dignidad y de la justicia social y poltica, un principio que ha sido conculcado a lo largo y ancho del planeta y que, una vez ms, exigimos que se cumpla para los habitantes de Kurdistn.



Seguir leyendo...


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter