Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2017

El Archivo del Terror de Javier Duarte
La violencia e inseguridad

Arsino Orihuela
Rebelin


Veracruz es un muestrario emblemtico de las debilidades de la teora poltica. El sentido hobbesiano de la poltica, que es el sentido comn de la poltica, prescribe , por ejemplo, que el Estado es un mal necesario sin cuya accin coercitiva las asociaciones humanas estaran condenadas a una barbarie. No obstante, nadie puede objetar seriamente que, por lo menos en Mxico, la estatalidad es la barbarie. Por eso es necesario acudir a la realidad emprica, atendiendo el siniestro caso de la gubernatura de Javier Duarte, para desmentir esas elucubraciones ideolgicas, acaso una tarea urgente para desarrollar el anticuerpo en Mxico.

Veracruz es una mazmorra. En este estado coexisten formas premodernas del oficio poltico, frmulas modernas de control militar, y recetarios posmodernos de administracin de la economa. Apoltronados en eso que Fidel Herrera llam la plenitud del pinche poder, los gobernantes en turno disponen de un margen amplio para las corruptelas personales, la gobernabilidad a base de sangre y fuego, y la administracin delincuencial de la economa, en beneficio de ciertas castas de poder local y no pocos grupsculos de poder internacional.

En esta cuarta entrega, correspondiente a la saga de artculos publicados bajo el ttulo de El Archivo del Terror de Javier Duarte, examinamos el comportamiento de la violencia e inseguridad en Veracruz, en el marco de la gestin del prfugo e impopular ex gobernador Javier Duarte de Ochoa.

La violencia e inseguridad

La violencia e inseguridad son preocupaciones de primer orden en Veracruz, que bien se pueden ilustrar con cifras, pero cuya dimensin es slo posible captar en el contacto directo con las familias de las vctimas de homicidio, secuestro o desaparicin, que son tres modalidades de crimen que estn especialmente arraigadas en la entidad, y que rutinariamente se efectuaron sin indagatoria o reparacin durante la gestin de Javier Duarte.

La inseguridad no es el resultado de una ausencia del Estado. Antes bien, al menos en el caso especfico de Veracruz, la inseguridad se presenta con ms incidencia all donde las instituciones estatales intervienen. Decamos en la entrega anterior (El Frankenstein militarista), que Veracruz es un laboratorio de las polticas militares que los centros de autoridad impulsan. En la entidad se instrument el mando nico policial, y se dispuso la ocupacin territorial de la Marina y el Ejrcito en tareas conjuntas de seguridad, con el acompaamiento de las Policas Estatal y Federal. Esta presencia de la fuerza pblica contrasta con la creciente inseguridad que estrangula al estado. En noviembre de 2014, el Colectivo por la Paz Xalapa emiti una declaracin acerca de esta crisis:

Los 221 secuestros y 383 desapariciones ocurridos entre los aos 2010 y la primera mitad del 2013, las extorsiones y dems crmenes cometidos en contra de la sociedad, nos conducen y nos obligan a establecer un posicionamiento de demanda social a las autoridades en materia de prevencin del delito, de seguridad y paz social; as como en la procuracin e imparticin de justicia y castigo a la delincuencia organizada ( Animal Poltico 22-IX-2014).

En una entrevista celebrada en 2013, Anas Palacios, integrante del Colectivo, explic la evolucin de la inseguridad en el estado tras la aplicacin de los modelos militarizados de seguridad que impuls el gobierno, sealadamente el modelo de mando nico policial:

Muchos de los elementos de la polica son los mismos. Hubo algunos que no tenan un padrinazgo para mantenerse en su puesto y los metieron a la crcel. Otros estaban vinculados con el crimen organizado o terminaron asesinados o encarcelados o procesados. Pero muchos se mantuvieron en su puesto. Y esto permiti que la situacin de corrupcin e inseguridad persista. Es un asunto complejo. Nos dicen que se renov la polica. Pero les cambian el cinturn y ya son otros. No es un cambio real. Muchos de ellos consumen sustancias. Una persona que se ocupaba de hacer controles anti-doping me cont que cuando un elemento policial arrojaba positivo sencillamente cambiaban el resultado por negativo. Estas cosas que parecen sencillas estn en todas las corporaciones policiacas. Estas cuestiones no se hacen pblicas. Y para la acreditacin de las policas slo firman un papelito y se ahorran un procedimiento transparente. Con todos los sealamientos en Veracruz hacia las corporaciones policiacas, las autoridades optan por guardar silencio durante algn tiempo, y despus salen a decir que se ha capacitado a un determinado nmero de elementos. No hay constancia de esto. Salvo los informes oficiales y conferencias de prensa. Pero no hay una constancia real. Estara interesante hacer una investigacin sobre estos procedimientos. Pero te lo digo muy sentidamente: meterse en Veracruz con un secretario de seguridad pblica es poner en juego la vida. Hay sealamientos de desaparicin forzada.

Las polticas de seguridad gubernamentales, particularmente esas que refieren a la centralizacin de comandos, no slo no consiguieron mitigar el problema de la inseguridad, sino que han contribuido no pasivamente al ensanchamiento de la corrupcin que propicia esas condiciones de violencia e inseguridad. A Anas se le pregunt si en opinin del Colectivo por la Paz Xalapa, se poda establecer una relacin entre las polticas de seguridad de la ltima administracin (Javier Duarte de Ochoa) y la crisis de inseguridad en la entidad. Lapidariamente respondi:

El incremento en los recursos destinados por el gobierno a las policas, es slo para cambiarles el uniforme. Porque en verdad que sean capacitados y acreditados, es algo que todava est en tela de juicio. Y adems estn militarizando, y sigue habiendo desapariciones. Y en cambio s invierte muchos recursos, como aparato de gobierno, para desacreditar y criminalizar a los que denuncian e irse por la tangente. Cuando viene el cambio a polica estatal, y se elimina la polica municipal, se dispara el nmero de desapariciones forzadas. Donde hay sealamientos de la participacin de elementos de la polica estatal. Donde hay investigaciones que por supuesto no corren ac en Veracruz sino a nivel federal que sostienen que los elementos policiacos entregan al crimen organizado principalmente a jvenes.

Las denuncias del Colectivo nunca fueron atendidas. Cabe sealar que no se atendi el reclamo ni se atenu la dinmica delincuencial por la sencilla de razn de que no era una prioridad del gobierno. Estructuralmente el diseo de la estrategia tena otros fines. En Veracruz, los agentes ministeriales reconocan que las instituciones abortaban el seguimiento o ignoraban flagrantemente los casos de desaparicin forzada. El conocimiento pblico de esta negligencia inexcusable, oblig al otrora fiscal general de la entidad, Luis ngel Bravo Contreras, a lanzar una retrica advertencia de sancin a esos fiscales que hubieran iniciado un expediente y abandonado el caso [de desaparicin] ( Al Calor Poltico  23-IX-2014). Una advertencia estril porque el delito de desaparicin forzada se basa justamente en la complicidad u omisin del Estado.

En materia de secuestro, la administracin de Javier Duarte tambin registr un saldo impresentable. Falsas fueron las comparecencias gubernamentales referentes a la incidencia de esta modalidad de crimen en el estado:

Aunque el gobernador Javier Duarte seala que Veracruz tiene el sptimo lugar nacional [en secuestro], los nmeros de casos refieren que es el segundo slo detrs de Tamaulipas... La tendencia al alza de la cifra de secuestros es notable desde el 2010. En ese ao, apenas se contabilizaron 17 secuestros, mientras que a partir del ao 2011 la cifra comienza a crecer hasta los 60 casos, en 2012 se alcanzan los 91 y en 2013 los 109 delitos Con los 113 secuestros en Veracruz reportados al mes de agosto de 2014, ya se rebasaron a los 109 que fueron contabilizados durante todo 2013, y representan la cifra ms alta desde 1997 ( e-veracruz 24-IX-2014).

El homicidio culposo es otro delito que se extendi virulentamente. De acuerdo con Semforo Delictivo, desde 2011 hasta agosto de 2016, y durante la gestin de Javier Duarte, murieron por homicidio 3,426 personas (Panorama Noticieros 14-X-2016).

Frente a estas cifras, cabe la conjetura de que fue la accin no la ausencia del Estado lo que cataliz la violencia e inseguridad en el estado.

Tratando de hurgar ms en esa correlacin entre las estrategias de gobierno y el aumento de la inseguridad, se le pregunt a Anas Palacios acerca de las polticas pblicas especficas que implement el duartismo en materia de seguridad pblica. Dijo sin rodeos:

Veracruz Seguro y el blindaje de algunas ciudades. Pero estn o bien para proteger el trnsito u operacin del crimen, o bien para proteger a las lites polticas y de gobierno.

Las notas de la prensa convalidaron esta lectura. La Jornada Veracruz consign el doble rasero de las disposiciones gubernamentales. En diciembre de 2013, el peridico registr una declaracin omisa del gobierno que puso en evidencia el sesgo elitista de la estrategia de seguridad. Luego de un cicln de secuestros, extorsiones y otras afectaciones a la poblacin civil, el ahora preso exsecretario de Seguridad Pblica, Arturo Bermdez Zurita, minimiz los signos de la crisis:

Gran parte de los rumores [sobre la inseguridad] no son ciertos [] estaremos atentos para desmentir o aclarar la informacin a travs de la lnea oficial (Aguirre en La Jornada Veracruz 8-XII-2013).

Tan slo unos das despus de esa negacin del clima de inseguridad en el estado, elementos de la Secretara de Seguridad Pblica sostuvieron una reunin con alcaldes electos, legisladores y altos representantes de las cmaras empresariales, para impulsar operativos coordinados en beneficio de esos grupos aventajados. Los acuerdos de esa reunin confirmaron la parcialidad de la seguridad en Veracruz, y la desatencin de los sectores poblacionales ms vulnerables.

La Secretara de Seguridad Pblica (SSP) comparecer cada mes con el sector empresarial de Veracruz y Boca del Ro por la ola de violencia que golpea al sector econmico de esa rea metropolitana El presidente de la Confederacin Patronal de la Repblica Mexicana (Coparmex), Jorge Coffau Kayser, inform que las reuniones se van a celebrar cada mes para revisar los avances en seguridad El representante de la Coparmex reconoci que, desde la primera reunin, las fuerzas del orden, estn haciendo lo justo (sic) (Soberanes en La Jornada Veracruz 12-XII-2013).

Estos hechos sugieren que fue acertada la denuncia del Colectivo por la Paz Xalapa: la seguridad en el duartismo consisti en la proteccin del crimen y ciertas lites y el gobierno. Y la violencia e inseguridad produjo una hemorragia en la poblacin que todava no cierra.

 

Blog del autor: http://lavoznet.blogspot.com.br/2017/02/el-archivo-del-terror-de-javier-duarte_17.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter